Días de optimismo

| 5/16/2003 12:00:00 AM

Días de optimismo

La séptima versión de Expoconstrucción & Expodiseño tendrá 67% más expositores que hace dos años, un buen reflejo de lo que está pasando en el sector. Es época de grandes proyectos.

Cada dos años, la industria de la construcción y el diseño se reúne en torno a Expoconstrucción & Expodiseño, una feria que permite a empresarios, proveedores, compradores e inversionistas acceder a lo más avanzado en materia de productos y servicios útiles para el sector. Este es el espacio ideal para conocer tendencias, inventos, avances y, sobre todo, para percibir el estado real de la construcción y el diseño en Colombia.

"El sector ha sido muy golpeado últimamente y hemos querido apoyarlo siempre con esta feria, que es hoy la más grande de Colombia y el Grupo Andino, y que tendrá en esta ocasión la presencia de misiones comerciales internacionales para desarrollar ruedas de negocios con las empresas interesadas en exportar productos y servicios", comenta Hernando Restrepo, director general de Corferias.

En 2003, la muestra llega en medio de un ambiente mucho más positivo que hace dos años. De hecho, ya no serán 150 los expositores sino 250, y la expectativa de visitas creció y ha sido estimada por la organización en 50.000 personas, 26.000 de las cuales son compradores potenciales.

El sector está optimista y tiene sus razones para ello. "La propiedad raíz volvió a la tradicional senda del crecimiento. Después de un largo período de letargo, en 2002 comenzó la recuperación de precios, especialmente de la vivienda. En lo corrido del año, el número de transacciones inmobiliarias ha crecido 17% en promedio para las nueve principales ciudades del país, comparado con el primer bimestre del año anterior", afirma Sergio Mutis, presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá y de Fedelonjas.



Edificación, en alza

La construcción abarca dos subsectores, infraestructura y edificaciones, los cuales viven etapas diferentes y contrarias. Mientras el primero decrece por las políticas gubernamentales de restricción al gasto público, el segundo es el directo responsable del ambiente positivo que reina entre la mayoría de constructores.

Los precios de la propiedad raíz vienen en franca recuperación -y los arrendamientos inmobiliarios empiezan a repuntar-, gracias entre otras cosas a los incentivos tributarios que el gobierno ha fijado, en beneficio de todos los estratos: "subsidios familiares, para vivienda de interés social (VIS); seguro de tasa, para vivienda media, y Cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC), para estratos altos. A la fecha, hay abiertas más de 400.000 cuentas de ahorro programado, para igual número de hogares pobres que desean acceder al sistema; la cartera hipotecaria está creciendo por primera vez en los últimos cinco años, y hay más de 13.000 ahorradores de alto poder adquisitivo con cuentas AFC. Se está construyendo confianza para adquirir vivienda", agrega Mutis.

Además, por ley, quedaron establecidas las figuras del leasing habitacional y del microcrédito inmobiliario, elementos que junto con las titularizaciones de cartera también dinamizarán el sector. La crisis de los últimos años dejó a Colombia con un fuerte déficit habitacional. De ahí, la importancia de los subsidios y el crédito hipotecario en este momento, cuando el país deberá proveer al menos 150.000 nuevas viviendas al año para cubrir su crecimiento -70% para VIS-, según Fedelonjas.

Así las cosas, la construcción en este momento surge como una buena alternativa de inversión por el bajo costo de captación, reactivación de los precios de las propiedades, mejor comportamiento de los arriendos, apoyo del gobierno y reactivación de la demanda, congelada por años.

Los más apetecidos

Pero el resurgimiento de la propiedad raíz ha sido jalonado en los últimos meses por el auge en la construcción y venta de viviendas para estratos 5 y 6, por lo que la feria de Expoconstrucción & Expodiseño también hará mucho énfasis en materiales y acabados de lujo.

El despertar de los precios del mercado inmobiliario, que hicieron atractivo invertir en finca raíz, reactivó este tipo de construcciones: la edificación crece 15% anual, los precios de la propiedad raíz se recuperan a una tasa de hasta dos veces la inflación y los arrendamientos muestran mejor comportamiento.

Hoy en Bogotá, por ejemplo, una vivienda de estrato alto encuentra inquilino o arrendatario en menos de 30 días, cuando hace tres años tardaba en promedio 6 meses, según información de la Lonja de Propiedad Raíz de la capital.

Igualmente, el sector comercial comienza a jalonar la industria. El reposicionamiento de la construcción como una buena alternativa de inversión puso los ojos de inversionistas y edificadores sobre este tipo de proyectos. "Los centros comerciales han tenido un ligero repunte, reflejado en que lo anunciado se vende. Ese es un claro síntoma de confianza", afirma Eduardo Jaramillo, presidente ejecutivo de Camacol.

De hecho, en la actualidad están en curso dos grandes centros comerciales, ubicados al noroccidente de Bogotá: Pedro Gómez & Cía. construye actualmente Unicentro de Occidente y Portal de la 80 S.A., empresa de la Organización Olímpica (70%) y Alejandro Char & Cía. (30%), el Centro Comercial Portal de la 80.

Proyectos de esta magnitud eran impensables hace un par de años y ahora surgen (ver recuadros) como una muestra del optimismo reinante entre los más prestigiosos constructores del país. "Así lo he sentido en conversaciones con mis colegas: hay muy buen ánimo. Por eso, espero que el sector siga creciendo, en beneficio de la economía del país", afirma Pedro Gómez, quien además exporta conocimientos y experiencia, y construye en Panamá y Ecuador.

Pero no todo es color de rosa, y el sector de la construcción todavía está en cuidados intensivos. "La inversión estatal y de los entes territoriales continúa a la baja, mientras disminuyen los subsidios de las cajas de compensación familiar y, por ende, los recursos disponibles para vivienda de interés social. En Bogotá, este año, los recursos disponibles por subsidios sufrirán una reducción neta de 24%", agrega Eduardo Jaramillo. Además, la situación política y económica del país seguirá siendo determinante para el desarrollo del sector.



Feria de tendencias

En este contexto cobra mayor importancia Expoconstrucción & Expodiseño, pues las oportunidades y amenazas de mercado estarán reunidas en el recinto ferial. El deseo de las familias colombianas por acceder a los nuevos desarrollos tecnológicos y arquitectónicos que resurgieron desde el año pasado será un atractivo determinante para la feria, donde habrá muestras de los más recientes avances relacionados con la industria, y las tendencias que marcarán la pauta en un futuro cercano.

La reactivación de la demanda por edificaciones nuevas ha estado motivada también por las soluciones que ellas ofrecen en materia de seguridad y comunicación. De hecho, en Corferias estará el sistema de moda en el mundo: la casa inteligente.

Sin duda, esta moderna alternativa tecnológica, que permite controlar todos los electrodomésticos del hogar y vigilar cada rincón de la casa, será el principal atractivo de esta séptima versión de Expoconstrucción & Expodiseño, que entre el 20 y el 25 de este mes espera recoger los frutos del mejor momento que atraviesa el sector. Un justificado optimismo reina.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.