| 7/18/2008 12:00:00 AM

Despacio pero seguro

Pese a que el sector muestra una desaceleración, todo indica que 2008 será el segundo mejor año en la historia. En el Top de las gamas todos tienen su as bajo la manga. Piden reglas claras.

Cuando las cosas se ponen difíciles, tanto las ensambladoras como los importadores de vehículos apuestan sus mejores cartas. Estas son las que le han permitido a esta industria seguir creciendo en el presente año. De hecho, aunque frente al primer semestre del año pasado se observa una caída de 7,1% en las ventas, 2008 se sigue consolidando como el segundo mejor año, ya que en el primer semestre estas han sido 27,4% superiores a las de 2006 y 68,1% mayores que las de 2005. Así se desprende del más reciente informe de la firma Econometría, encargada de 'medirle el aceite' al mercado automotor.

Según Juan Manuel García, administrador del comité automotor de la firma, en términos generales, en junio, el comportamiento de los diferentes segmentos del mercado ha mantenido la tendencia observada durante los últimos meses, en los que las ventas de taxis y de camiones registraron la mayor caída (28% y 30%, con respecto al promedio de los primeros cinco meses del año). A junio, se habían vendido 110.750 unidades, de las cuales 59.741 correspondieron a automóviles, 8.465 a taxis, 15.233 a utilitarios (SUV), 10.770 a pick up, 3.758 a vans y camionetas, 9.982 a comerciales de carga y 2.801 a comerciales de pasajeros.

Entre los que más han contribuido a contrarrestar la contracción del mercado figuran, en la gama baja, el Chevrolet Aveo (en todas las versiones), el Renault Logan, el Mazda 2, el Peugeot 206, el Hyundai Accent y el Nissan Sentra (el básico). En la gama media, lideran las preferencias de los colombianos el Renault Megan II, el Chevrolet Epica, el Kia Magentis, el Hyundai Sonata, el Volkswagen Jetta y el Mazda 3.

En la gama alta las preferencias se inclinan por el Mercedes C200 Kompressor, el BMW 320, el Audi A4, el Volkswagen Passat y el Honda Accord. En cuanto a las camionetas que hacen parte de esta categoría, las más vendidas en el segmento son la Volvo XC90, BMW X5, Mercedes Clase ml350, la Toyota FJ Cruiser y la Audi Q7.

En SUV, las Top son la Volkswagen Tuareg, las Hyundai Veracruz y Tucson, la Mazda CX7, la Suzuki Grand Vitara y la Ssanyong Rexton.

Para García, el sector automotor ha alcanzando un periodo de estabilidad en la venta de vehículos nuevos, con una leve reducción frente al año anterior que se puede asociar principalmente al segmento de taxis y camiones que en años anteriores reportaron crecimientos importantes. Para el analista, hay otros dos factores que también pueden contribuir en la reducción de las ventas.

"El primero es el crecimiento económico del país que, aunque este año se espera que supere el 5,0%, no alcanzaría el 7,5% de 2007 ni el 6,8% de 2006. Y, el segundo, está asociado al comportamiento del crédito, que no solo viene mostrando cada vez más exigencias para su aprobación sino que también ha aumentado sus tasas de interés. Mientras la tasa de crédito ordinario se encontraba a comienzos de mayo del año pasado en poco más del 11%, y a comienzos de mayo de 2006 en cerca del 8,5%, este año se ubicó alrededor del 14%", explica.

Sin embargo, en lo corrido del año se destaca el crecimiento de los utilitarios, asociado muy probablemente al comportamiento del dólar, cuya devaluación ha favorecido sus precios. En junio, registraron ventas similares a las del mismo mes de 2007 (2.433), con lo cual el acumulando anual reporta un crecimiento de 14,4% en el primer semestre. Sebastián Martín, directivo de Sanng Yong, explica que las ventas han estado impulsadas principalmente por los modelos Actyon, Actyon Sports y Kyron. "Nuestro segmento más importante es el de utilitarios, es el único segmento de la categoría que crece. En el segundo semestre de 2008 esperamos un crecimiento mínimo del 70%, con unas 2.500 ó 3.000 unidades vendidas", sostiene el empresario.

Por su parte, Chrysler Colombia, con sus marcas Jeep y Dodge, proyecta incrementar su crecimiento en un 28% con respecto al año anterior. La compañía estadounidense planea vender 1.200 unidades durante 2008, para lo cual consolidará la línea más extensa de vehículos 4X4 en el mercado colombiano. Según Andrés Aguirre, su director general, Chrysler ha evolucionado en las plataformas automotrices, que siempre han estado en su portafolio de productos, en las que es muy competitivo en pick-ups grandes y SUV`s, especialmente.

"Nuestro pronóstico para 2008 es que el mercado venderá unas 230.000 unidades. Y para los próximos años esperamos que la tendencia revaluacionista ceda y logremos estabilizar la tasa de cambio en un nivel un poco mas alto que el actual. En cuanto a tecnología, vamos a ver unos sistemas de entretenimiento que van a cambiar el concepto del radio a un sistema integral, con el cual podremos tener audio, video, reconocimiento de voz, manos libres inalámbricos, discos duros y pantallas LCD sensibles al tacto", señaló el empresario.

Entre tanto, GM Colmotores viene ejecutando inversiones por US$50 millones en su red de concesionarios en todo el país en las áreas de taller y de servicio, que se traducen en 87.000 m2 en construcciones nuevas, mediante las cuales Chevrolet pasará en 2008, de 67 puntos de atención a 85. Este año, por ejemplo, GM Colmotores acaba de inaugurar dos grandes proyectos: Continautos Súper (27.000 m2) y el Megataller Los Coches (22.000 m2), consideradas las obras más grandes de su tipo en Colombia. Y, para el año 2010, GM construirá una nueva bodega de repuestos con más de 26.000 m2 para darles servicio a sus concesionarios.

Según el presidente de GM Colmotores para la región andina, Pablo Ross, a comienzos de 2008 tenían previsto un mercado total de 300.000 unidades, de las cuales aspiraban a tomar 112.500, lo que representaba una participación de 37,5% del mercado. Sin embargo, basados en los volúmenes de la industria del primer semestre, los estimativos cambiaron. "Ahora prevemos un mercado de 220.000 para 2008, de los cuáles 81.306 serán de GM Colmotores, alcanzando el 37% de participación. En el primer semestre del presente año vendimos 41.757 unidades al detal, por lo cual nos mantenemos con una participación superior al 34%, una de las más altas de GM en el mundo, después de Ecuador y Venezuela, a donde nuestras exportaciones, por las restricciones del vecino país, se han reducido en cerca de 10.000 vehículos de diferentes modelos", explicó Ross.

Inestabilidad jurídica

Pero el presidente de Mazda, Fabio Sánchez, está más preocupado por la inestabilidad jurídica del sector que por las ventas. Si bien reconoce que la desaceleración del sector es evidente, sostiene que son más preocupantes los continuos cambios en las reglas de juego. En este sentido explicó, por ejemplo, que el Ministerio de Transporte, mediante una resolución, prohibió la matrícula de pick up en el servicio público, lo que prácticamente ya estaba concertado con el sector automotor. "Es un tema que se ha venido trabajando de tiempo atrás y por el cual las empresas habían hecho provisiones de importaciones y tienen mano de obra contratada, al igual que el sector de las autopartes. Ya había un programa de producción determinado y se tenía prevista la venta de unas 3.500 unidades para cubrir este mercado básicamente rural. Las leyes cambian sin consultar la realidad del sector", manifestó disgustado.

Sin embargo, dijo que afortunadamente la marca ha tenido un buen desempeño, lo que le resulta alentador. Para Sánchez, un as bajo la manga resultó ser el Mazda 2, el cual consolidó a la compañía en un segmento en el que no estaba compitiendo fuertemente (la parte alta de la gama baja), pues en los tres primeros meses de haber salido al mercado se vendieron 800 unidades. "Por lo general, el segundo semestre siempre ha tenido un mejor comportamiento. Confiamos en que se estabilice el tema político en la región y traiga un poco de alivio. Este año esperamos vender más de 21.000 unidades. Venezuela nos quitó 15.000 y, además, 500 personas", afirma.

Otro hecho, que también tiene molestos a los empresarios del sector, es la decisión que tomó el Gobierno de frenar el ingreso de más camiones al mercado del transporte público de carga, tras la presión del gremio transportador. Antes, si alguien quería introducir un camión de 20 toneladas tenía que comprar uno viejo de 10 para chatarrizar, para lo cual se estableció una póliza de cumplimiento con un plazo de 18 meses. Pero desde junio, la medida también se extendió al transporte privado; se duplicaron los montos de las cauciones y se redujo a tres meses el plazo para llevar a cabo toda la transacción. Este hecho, según Econometría, tuvo un impacto directo sobre el segmento de vehículos comerciales de carga, pues las ventas de junio cerraron en 1.226 unidades, cifra 30% inferior al promedio de los primeros cinco meses del año y la más baja registrada en este segmento desde mayo de 2006.

Esta medida también preocupa a Carolina Ángel, directora de mercadeo de Automotores Comerciales, que vende en el país la marca de camiones chinos JAC. Esta marca, que llegó a Colombia en 2007, ya ha vendido en el mercado colombiano 2.000 unidades, lo que la convierte en la segunda en el segmento de camiones livianos (3,5 y 4,5 toneladas). "La póliza es de acuerdo con el tonelaje del camión. Si es de más de tres, el valor de la póliza es de $10 millones y esa medida, sin lugar a dudas, restringe el mercado", dice. Pero la reacción ha sido rápida. JAC ya está lanzando al mercado un camión de dos toneladas: el 1035, al que no lo cobija la norma, y uno de nueve toneladas, al que sí.

El que sí está optimista con la medida es Héctor Corredor, gerente de mercadeo de Metro Kía, pues en su portafolio ofrece una gran variedad de camiones para menos de tres toneladas. "Con estas normas las tendencias del mercado van a cambiar, pues los chinos no tienen mucha participación en esta categoría", sostiene.

Entre tanto, por los lados de Sofasa, reina un optimismo moderado con respecto al segundo semestre del año. El presidente de la compañía, Germán Camilo Calle, confía en que sea ligeramente mejor al primero. Señala que en los primeros seis meses del año marcas como Logan, Twingo y Clío mantuvieron un dinamismo importante, mientras que los Toyota estuvieron entre las gamas de los más vendidos. Anunció que para el segundo semestre Sofasa lanzará al mercado modelos 4x4 y ampliará su portafolio de productos como el Logan y el Clío. "Le seguimos apostando al mercado colombiano y a la subregión. Estamos convencidos de que estos nuevos productos van a darle al mercado un valor importante y que los clientes podrán acceder a nuevas opciones", sostuvo Calle.

Entretanto, Distoyota y su red de concesionarios han vendido al público un total de 2.594 unidades a Junio de 2008, lo que representó un crecimiento del 11% con respecto al mismo período del año anterior. Según Noe Ardila Rey, gerente nacional comercial, se espera para el segundo semestre un leve incremento, especialmente por el impulso que genera en las ventas el Salón del Automóvil, que se llevará a cabo en noviembre. "Esperamos un resultado final de 5.700 unidades para 2008, lo cual correspondería a un crecimiento del 10% contra la cifra del año anterior", sostuvo.

Todos coinciden en que, por lo general, el segundo semestre ha sido históricamente mejor que el primero. Por eso, tanto los ensambladores como los importadores están alistando sus nuevos lanzamientos, con los cuales pretenden recuperar el 'terreno' perdido en estos primeros seis meses del año, mientras siguen a la espera de que se aclaren todas las dudas en torno a las reglas de juego que ha venido modificando el Gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?