| 2/6/2009 12:00:00 AM

De vuelta a su esencia

Con una economía en desaceleración y perspectivas de caída del empleo, las cesantías deben recuperar su papel como mecanismo de ahorro.

El desempleo cerró 2008 en niveles del 11%, lo cual significa más de dos millones de desempleados. Y ante la fuerte desaceleración de la economía y la incertidumbre sobre la duración de la crisis internacional, la preocupación es que esta cifra siga aumentando. Ante este panorama, se espera una jornada de cesantías muy similar a la del año anterior.

Según Asofondos, el recaudo durante la próxima jornada será cercano a $2 billones, esto es un 7,5% mayor a los $1,86 billones recaudados en febrero de 2008. Aunque el gremio de las administradoras espera que se mantenga en términos reales, estima que "será durante 2009 cuando se sentirán las mayores presiones sobre el empleo y por tanto la recesión afectará de forma más acentuada el recaudo de la temporada 2010".

Por tanto, el comportamiento histórico que registra un retiro del 80% de los valores en los seis meses posteriores al recaudo, debería cambiar este año. Para Adriana Huertas Bonilla, vicepresidente jurídica de Asofondos, "retirarlas con otro fin diferente a los legalmente permitidos, como el consumo corriente, pagar deudas o financiar otras actividades temporales como vacaciones, nunca será un comportamiento financieramente razonable". Incluso se sabe que muchas personas retiraron el dinero el año anterior para invertir en pirámides y perdieron sus ahorros.

Es por esto que las administradoras hacen un llamado a los empleadores para que no sean tan laxos y ejerzan un mayor control con miras a que las cesantías sean utilizadas para los verdaderos fines (compra de vivienda, estudio, mejoras locativas y en caso de quedar cesante). "La forma más efectiva de lograr que las cesantías se utilicen bien es que cada empleador ejerza un mayor control y verifique que son usadas para lo que fueron solicitadas", advierte Porvenir.

Además, si las deja consignadas, las administradoras han establecido sorteos y premios. Por ejemplo, Colfondos rifa un millón de pesos diariamente entre quienes dejen consignadas sus cesantías y asigna un número por cada 100.000 ahorradores.

Pues, al retirar las cesantías, los afiliados pierden la oportunidad de recibir importantes rendimientos. La rentabilidad neta de los fondos feu del orden del 4,5%

Además, el retiro masivo de las cesantías impide conformar un portafolio de largo plazo y lograr mayores rentabilidades. Es por esto que el esquema de multifondos propone la creación de dos fondos de cesantías, uno de corto plazo, diseñado para aquellos que piensan retirar su aporte, y otro de mayor plazo diseñado para los afiliados que piensan en el futuro. Además, la industria propuso incluir la posibilidad de ofrecer créditos de vivienda y de educación que puedan pignorarse contra los recursos de cesantías que el afiliado tenga en su cuenta de ahorro. El valor de los fondos de cesantías alcanzó a finales del año anterior alrededor de los $3,98 billones. Con esto se beneficiaría a más de 4'410.630 afiliados a las AFP e incluiría otras variables de competencia a favor de los trabajadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?