Crece, a pesar de todo

| 2/16/2001 12:00:00 AM

Crece, a pesar de todo

Las cadenas productivas seguirán jalonando el mercado interno, mientras que en el externo preocupan los precios internacionales.

Por segundo año consecutivo, el sector agropecuario presentará un repunte. Durante el 2000, creció cerca de 4,5% y este año se espera un crecimiento parecido.

Lo fundamental para el desarrollo del sector fue y será un ambiente económico favorable (tasa de cambio competitiva, bajas tasas de interés), acompañado de políticas acordes con el desarrollo que se le quiera dar al agro. El plan de cadenas productivas, en gran parte, ha sido el responsable del dinamismo de cultivos como el maíz y el algodón, los cuales crecieron cerca del 10% en producción durante el 2000, en el primer caso, y 25% en áreas cultivadas, en el segundo. Durante el 2001, se espera que ambos cultivos tengan un crecimiento similar.



Por otro lado, las hortalizas aumentaron su producción 5% y tienen buenas proyecciones para el 2001, ya que se prevén oferta y precios altos, condiciones que de todas maneras dependen del clima. Los frutales auguran crecimientos cercanos al 6% en área sembrada.



El factor precio fue bien importante durante el 2000 y no hay que descuidarlo este año. El comportamiento de los precios internacionales afectó negativamente varios cultivos de exportación, como las flores, el banano y el café.



La devaluación del euro presionó una sobreoferta de flores en el mercado estadounidense y generó un descenso en los precios. Sin embargo, los exportadores esperan que ante una desaceleración de la economía de Estados Unidos para el primer semestre del 2001, el euro repunte y crezca la demanda de flores en Europa.



El banano de exportación tuvo una caída del 8% en producción por efecto de coyuntura en precios, debido a las circunstancias comerciales con la Unión Europea.



De continuar esta situación, la tendencia de los proveedores será una guerra de precios. El valor de las exportaciones cayó cerca del 3,7% durante el 2000 y se espera otra caída para este año.



El factor internacional también desfavoreció el cultivo de palma. El desplome de los precios internacionales de aceites y grasas fue la constante durante el 2000 para estos cultivadores. Sin embargo, el comportamiento de la producción fue satisfactorio, se produjeron 523.800 toneladas frente a 500.500 en el 99. Para el 2001 se estima que la producción alcance las 553.000 toneladas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.