| 2/1/2006 12:00:00 AM

Creatividad, un imperativo

En Davos, educación, innovación, conectividad y producción social son los temas que concentran a los líderes mundiales. América Latina sigue ausente de la discusión y a nadie parece importarle.

Entre el 24 y el 29 de enero se llevó a cabo el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) en el centro de esquí suizo, Davos. Como todos los años, a esta cita concurrieron los más importantes CEO del mundo, jefes de estado, políticos, líderes religiosos, intelectuales, artistas y la prensa internacional. "Creatividad, un Imperativo", el tema seleccionado para el evento, fue determinante para establecer el tono de los debates realizados durante el Foro.

Angela Merkel, canciller de Alemania, quien estuvo a cargo de la inauguración, hizo un llamado en ese sentido, y manifestó el compromiso de su país con el tema. "Es indispensable ser creativo, ya que no podemos seguir viviendo de ideas. Las ideas hay que convertirlas en realidad", dijo Merkel ante un auditorio de más de 1.000 asistentes.

"En Alemania, por ejemplo, las ideas y los emprendedores que quieren llevarlas a cabo se estrellan contra la burocracia. Para acabar con esto, Alemania debe ser más flexible, ser menos rígida en términos legales y, sobre todo, debe combatir la burocracia". Para Merkel, que creció bajo la cortina de hierro en Alemania Oriental, el máximo valor al que un ser humano puede aspirar es la libertad. En esto hizo el mayor énfasis, así como en la decisión de su país de dedicar un 7% del PIB a ayudar a los países en desarrollo a reducir la pobreza, una idea celebrada por Bono, el cantante de U2.

En esta línea de ideas, la innovación, por supuesto, constituyó un punto central del Foro Económico Mundial en Davos. La innovación y su vínculo con la educación son temas que mantienen desvelados a los líderes en tecnología, como Bill Gates, fundador y CEO de Microsoft, y John Chambers, CEO de Cisco Systems. Para estos CEO, el número de ingenieros que cada año gradúan India y China, por encima de un millón, es una verdadera amenaza, ya que el número para Estados Unidos es apenas de 75.000 y para Europa es menor aún.

Gates, quien trabaja constantemente para mejorar la calidad de la educación en su país, hace un llamado a los países para que se pregunten qué tan atractivos son para retener el talento. Al respecto, argumenta que este es precisamente el problema que tienen los países de América Latina, que son incapaces de retener a su mejor gente, frente a lo cual Estados Unidos ha sido el mayor beneficiado. Advierte que la dificultad que hoy enfrentan los inmigrantes para obtener visas se ha convertido en un verdadero cuello de botella, que finalmente va a terminar con la capacidad de innovación de Estados Unidos.

En cuanto a la tecnología, el consenso es que ya no es un tema aislado, sino que es parte integral de todos los sectores de la economía. Para Niklas Zennström, fundador y CEO de Skype, empresa que ofrece gratis voz sobre IP, le permite a una empresa pequeña en cualquier parte del mundo tener un gran impacto. "No hay que ser un experto en tecnología ni tampoco es necesario saber cómo funcionan los servidores de Cisco para que un negocio de este tipo funcione". De hecho, esta fue la manera como surgió su negocio, que hoy tiene 75 millones de usuarios, y que acaba de vender a e-Bay por entre US$2.500 y US$4.000 millones, dependiendo de los resultados de la empresa en los próximos años.

China e India, con crecimientos anuales de 10% y 8%, respectivamente, fueron el otro foco de atención de la reunión. Estos dos países, sobre los cuales hace apenas dos o tres años nadie hablaba, hoy son la preocupación de los más grandes.

Por el contrario, América Latina es el gran ausente del Foro Económico Mundial. Pese a lo que en esta parte del mundo se piense acerca de su relevancia en el contexto mundial y, en particular, para Estados Unidos, en Davos queda claro que esto tiene mucho de ilusión. Cuando el mundo debate la posibilidad de un ataque nuclear, las amenazas de dirigentes como Chávez o Evo Morales contra Estados Unidos no dejan de ser simples pataletas. La situación de América Latina es extraordinariamente infortunada, pues no tiene sentido que una región con todas las posibilidades para avanzar hacia un mayor desarrollo se mantenga marginada del resto del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?