| 6/11/2010 12:00:00 PM

Conocimiento en transformación

Se acelera la diversificación, transformación y sofisticación de las firmas de auditoría, una industria basada en el conocimiento.

Las compañías de servicios de auditoría en Colombia han tenido un muy buen comportamiento durante los últimos meses, a pesar de la crisis financiera internacional, la desaceleración de la economía nacional y el hecho de estar en un año electoral en el cual se frenan muchas decisiones de inversión, entre otros factores. En general, las firmas más importantes consultadas por Dinero reportaron crecimientos entre 5% y 11% durante el último año, ante la mayor demanda de servicios como consultoría gerencial y de riesgos, y procesos de outsourcing, entre otros.

"Cuando la economía y las empresas crecen, nuestro negocio es bueno. Y cuando hay crisis también lo es, pues se requieren procesos de reestructuración, búsquedas de eficiencia y productividad", afirma Gabriel Jaime López, socio director de auditoria en Colombia para Deloitte.

Ahora que la economía comienza a crecer, los empresarios del sector esperan un fuerte repunte de los distintos segmentos de negocio y se están preparando para ello.

La auditoría y revisoría fiscal repuntarán ante el incremento de la inversión extranjera en el país y el tránsito hacia la adopción de Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). El alto interés por Colombia de los inversionistas, tanto extranjeros como locales, también significa una mayor demanda por servicios de consultoría, outsourcing e impuestos, entre otros. "En Colombia hay mucho por hacer", dice Eduardo Calero, socio principal de PricewaterhouseCoopers (PwC).

A su vez, KPMG ha identificado dentro de su plan estratégico mundial a Colombia entre los 25 países del mundo y cuatro de América Latina, donde fortalecerá su inversión y presencia en los próximos años.

Más que auditoría

La auditoría sigue siendo la línea de negocio más importante y estable para este tipo de compañías. De hecho, para las firmas consultadas representa entre 48% y 60% de sus ingresos. No obstante, hoy estamos ante compañías más diversificadas y multidisciplinarias.

La auditoría es un negocio maduro quer no crece a grandes ritmos. Sin embargo, dado el gran interés que despierta hoy Colombia, se espera que la inversión siga fluyendo y se desarrollen nuevas empresas.

Además, el tránsito del sector empresarial colombiano hacia estándares globales de contabilidad también generará una mayor demanda por este tipo de servicios. "Le estamos apostando muy duro a este tema y al finalizar el año tendremos alrededor de 400 profesionales certificados en las mejores prácticas internacionales", afirma Calero, de PwC.

Además, la adopción de los NIIF podría potenciar el outsourcing contable -nómina, procesos de cuentas por pagar y reportes financieros-.

El negocio de los impuestos, que representa entre 15% y 23% de los ingresos de las compañías de auditoría y consultoría, ha crecido por cuenta de los estudios que se hacen a las empresas para que puedan acceder a contratos de estabilidad jurídica y zonas francas. El frente tributario podría potenciarse si, por ejemplo, el nuevo gobierno decide emprender una reforma estructural.

Sin embargo, es en la consultoría -que representa entre 13% y 20% de los ingresos de estas firmas-, donde se espera el mayor crecimiento. Por ejemplo, en procesos de due dilligence (revisión a fondo de la situación financiera de una compañía y sus riesgos y contingencias cuando va a ser objeto de un proceso de venta) ante la buena dinámica de transacciones empresariales que se espera en los próximos años, afirma Luz María Jaramillo Mejía, presidente de Ernst & Young Colombia.

Asimismo, las compañías también apuestan a nuevos nichos. KPMG abrió una nueva división de forensic services para la investigación de fraudes y el manejo de litigios que son cada vez más sofisticados.

Por su parte, PwC le apunta a nuevas implementaciones tecnológicas, como la facturación electrónica y la creación de ambientes electrónicos de negocios. Esto es, integrar tecnológicamente las comunidades alrededor de las compañías: tiene un proyecto para entregarle tecnología barata a las Pymes, donde ya tienen más de 2000 pequeñas empresas utilizando un software en outsourcing.

Las cuatro compañías mencionadas, conocidas como las big four, auditan las empresas más grandes del mundo. De las 100 corporaciones más grandes de Estados Unidos, según Fortune, PwC audita 35%; Ernst & Young 25%; Deloitte 24% y KPMG 16%. En Colombia, la facturación anual del sector se ubica entre los US$230 millones y US$300 millones.

Sin embargo, la competencia en este sector es cada vez más intensa y hay una oferta amplia de firmas. Existe un segundo grupo de compañías de tamaño medio que son representantes de compañías mundiales como BDO, Horwarth, Baker Tilly y Morrison, entre otras. Por lo general, son ex socios de las grandes firmas de auditoría que consiguen representaciones y se especializan en algún nicho de negocio. Las compañías locales atienden otras más pequeñas y medianas.

Estas compañías vienen creciendo rápidamente o esperan hacerlo. Por ejemplo, Horwath Colombia -ubicada en el top ten de estas firmas en el mundo- espera un crecimiento cercano a 25,5% este año, "ante la promoción de nuevos servicios especializados al mercado empresarial en el tema de riesgo, gestión de activos, fundamentalmente en las empresas de infraestructura y servicios públicos domiciliarios y en servicios de aseguramiento", afirma Jorge E. Castelblanco, CEO de la compañía.

Estamos ante la transformación del rol del auditor y la sofisticación de un negocio que es más que solo chequear estados financieros y llevar unos controles. Ante el desarrollo de las auditorías internas, una mayor orientación a riesgos y no a procesos en las compañías y un cambio en las normas que rigen la profesión, es claro que estos profesionales tendrán un mayor protagonismo y elevarán su posicionamiento y sofisticación en el servicio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?