| 5/11/2011 12:00:00 AM

Confianza bien administrada

El sector fiduciario en Colombia evoluciona a paso firme. Estos son sus números y crecimientos. Radiografía de un sector y sus perspectivas.

"Con un positivo balance, las sociedades fiduciarias iniciaron el primer bimestre del presente año, administrando recursos por más de $172 billones, los cuales representaron una tasa de crecimiento de 19% frente a los activos gestionados en igual periodo de 2010. Dentro del monto de activos administrados, hay más de 13.000”, asegura Federico Rengifo Vélez, presidente de la Asociación de Fiduciarias (Asofiduciarias).

El dirigente gremial dimensiona de esta manera los buenos resultados recientes del sector, y llama la atención sobre la importancia de esta herramienta en el contexto nacional. “Por ejemplo, en el sector inmobiliario, las fiduciarias administran más de 3.500 negocios, por un total de $12 billones. Esta es una clara muestra del uso y la aceptación que el mecanismo fiduciario ha ido ganando en los últimos años, y que se ha evidenciado en el desarrollo de distintos proyectos”, agrega el presidente de Asofiduciarias.

La rápida evolución del sector ha estado marcada por la credibilidad que inspira en el mercado el hecho de contar con un grupo de compañías consolidadas y reconocidas por su trayectoria, las cuales no solo satisfacen su demanda natural sino que amplían día a día su potencial de clientes, con innovación y versatilidad y que, incluso, las ha llevado a escenarios internacionales.

“En dos décadas hemos vivido un proceso de evolución muy interesante, pues el vehículo fiduciario es muy flexible y contamos con gente creativa y especializada en los distintos frentes, tanto del sector público como del privado, que nos ha permitido hacer la diferencia”, afirma Fuad Velasco, presidente de la Fiduciaria Bancolombia, que además opera desde hace varios años en Perú.

En la actualidad, las entidades del sector vienen cumpliendo labores en los negocios fiduciarios de inversión, para el encargo y manejo de recursos y patrimonios; de administración y pagos, para el manejo de fondos y concesiones, entre otros, y en el inmobiliario, que garantiza a quienes confían en depositar recursos en empresas constructoras, que estos serán debidamente usados. Y todo en medio de un mercado que es cada vez más atractivo y, por tanto, más competido.

El panorama general

Según Asofiduciarias, 2010 fue un año de buenos resultados para el total de las 27 sociedades fiduciarias, que terminaron gestionando recursos por valor de $168 billones, a través de más de 13.700 negocios y con una participación cercana a 60% del total de recursos que se administran por cuenta de terceros.

Los fideicomisos administrados presentaron un crecimiento de 17% en volumen de activos y de 11% con relación al número de negocios; es decir, 1.344 fideicomisos adicionales frente al periodo anterior.

Los mayores crecimientos en cuanto a recursos los generaron las áreas de administración e inversión con $6,5 y $6,3 billones, respectivamente.
El sector público continúa manteniendo una participación mayoritaria en recursos, al interior de la actividad fiduciaria, dando muestras de la credibilidad y confianza que el mecanismo ha brindado a los diferentes organismos gubernamentales, frente a los objetivos y finalidades que le han sido encomendadas.

Un informe de Asofiduciarias registra los activos administrados en fideicomiso, entre enero y diciembre del año pasado, y demuestra con cifras que 2010 fue un año de consolidación de los servicios que presta el sector y de buenos resultados.

“Sin lugar a dudas, venimos con un muy buen dinamismo en el sector y a un buen ritmo”, afirma Luis Fernando Fandiño, vicepresidente de negocios de inversión de Alianza Fiduciaria, quien resalta además el hecho de que la tendencia positiva se ha mantenido intacta desde el año pasado.

Competencia abierta

Un reporte especial, realizado a comienzos de este año por la sociedad calificadora de valores Value and Risk Rating, muestra una radiografía de la dimensión de los movimientos y expectativas del sector fiduciario.

Según el estudio, de las 27 sociedades que operan en el mercado nacional, Fiduciaria Bancolombia es la que administra el mayor monto, con $44,1 billones y 25,93% de participación del total. Le siguen Fidubogotá, que llega a $17,8 billones y 10,49% del total; La Previsora –con $13,59 billones y 7,98%–; Fiduoccidente –con $13,26 billones y 7,78%– y BBVA Fiduciaria –que registra $10,45 billones y 6,14%–.
“Si bien las posiciones se han mantenido desde julio de 2009, cabe destacar los crecimientos en activos fideicomitidos administrados que han presentado Cititrust (111,90%), Santander Investment (89,65%), Fidupetrol (76,72%), Fiducoldex (67,18%) y Fiducolpatria (63,81%)”, señala el informe.

En el frente de la cantidad de activos, según Value and Risk Rating, a enero de 2011 eran 13.639 los activos fideicomitidos, lo que significó un incremento de 10,92% en el último año, siendo las líneas de administración (6.550), inmobiliaria (3.544) e inversión (1.729) las más representativas en este sentido.

Por otro lado, la sociedad que mayor número de activos administra –de acuerdo con el reporte– es Alianza Fiduciaria, que maneja 1.928 activos, que representan 14,14% del total. En segundo lugar, en este aspecto, está Fidubogotá, con 1.901 activos y 13,94% de participación, y luego Fiduoccidente que registra 1.103 activos y 8,09% del total.

En fiducia de inversión, las sociedades con mayor monto administrado son Cititrust, con $8,03 billones, y Santander, que alcanzó los $2,79 billones y se enfocaron en fondos de capital extranjero. Por su parte, en fiducia de administración, Fiduciaria Bancolombia es líder con $11,01 billones, seguida por Fiduagraria, con $6,15 billones. Por cantidad de negocios, el ranking en este aspecto lo lideran Alianza, con 921 operaciones y Fidubogotá con 724.

En fiducia inmobiliaria, por monto y cantidad, las fiduciarias Alianza (con $3,73 billones y 875 negocios) y Fidubogotá (con $2,35 billones y 732 negocios) son las más activas. De otra parte, en fiducia de garantía, por monto y cantidad, Fiduciaria Bancolombia (con $4,06 billones y 298 activos) y Fiduoccidente (con $2,25 billones y 321 activos) encabezan el escalafón; y en administración de carteras colectivas, Fiduciaria Bancolombia es líder, con $7,99 billones y 21 activos.

Lo que viene
Varios temas están en la agenda de las fiduciarias hoy. Por una parte, el tema regulatorio. Hace unas semanas la Superintendencia Financiera publicó la Circular Externa 014/11, que permite a las entidades ofrecer nuevos fondos de inversión a los inversionistas en forma más ágil. “Para ello, dice Rengifo, se han delimitado algunas restricciones que deberá cumplir el gestor del fondo, pero que representa un avance importante y va en línea con lo que se hace en otros mercados de Latinoamérica y el mundo. Esta norma permitirá responder a los clientes de forma más oportuna a la dinámica de los mercados financieros y ofrecer nuevas alternativas de inversión para inversionistas profesionales, lo que seguramente promoverá el mercado de fondos con mayor rapidez”.

Y, por otra, vincularse en primera instancia a la reconstrucción, producto de la dramática ola invernal que azota al país, y a los sectores que el gobierno ha denominado como locomotoras de la economía –tales como minero-energético, financiero, agrícola, construcción e infraestructura– que hoy presentan perspectivas muy favorables en el país y le abre puertas al negocio de la fiducia.

“La inversión en adecuación de tierras, luego del desastre invernal del año anterior y los acontecimientos que pueda deparar 2011 por cuenta de este mismo hecho, enmarcan las prioridades del presente gobierno y con ellos se abre la posibilidad para la fiducia, como aliado del Estado, para proteger los recursos que se vayan a invertir en la reconstrucción de algunas zonas del país”, advierte Rengifo.

Los proyectos que están en los planes del Gobierno en transporte masivo, vivienda, energía y las adecuaciones en puertos, vías de acceso y comunicaciones, como elementos necesarios para impulsar la competitividad; junto con la llegada de nuevos inversionistas que financien proyectos productivos, seguramente dinamizarán las relaciones comerciales y el crecimiento de la economía en los próximos años.

En este escenario, ¿cuál es la oferta de las fiduciarias? “Confianza, el principal activo con que cuenta el negocio fiduciario. Este valor que ha sido prenda de garantía en los diversos proyectos que se han estructurado y que seguirán constituyéndose, por cuenta de las propiedades y beneficios que trae el instrumento fiduciario, todo ello, aunado a las diversas posibilidades que ofrecen las Sociedades Fiduciarias para cada uno de los usuarios o clientes. La posibilidad de que un proyecto de interés público cuente con la intermediación del sector privado, y en especial con la fiducia, es un elemento que le brinda transparencia al manejo de los recursos del Estado”, puntualiza Rengifo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?