| 9/15/2006 12:00:00 AM

Conexión bien hecha

Para esta organización, la responsabilidad social es parte de su estrategia de negocio, al integrar sus objetivos con los de sus grupos de interés.

El Grupo Unión Fenosa, principal accionista de las empresas del sector eléctrico Electricaribe, Electrocosta, Energía Social y Energía Empresarial, en la Costa Atlántica, y EPSA y la Compañía de Electricidad de Tuluá (CETSA) en el Valle del Cauca, se ha destacado por su participación en las principales iniciativas internacionales para desarrollar modelos empresariales comprometidos con las prácticas socialmente responsables.

La Fundación Unión Fenosa de Colombia fue reconocida con el premio Mejor Acción Socio Laboral de 2005 por la Fundación Sagardoy de España, por su trabajo con los ‘marañeros’ de la Costa Caribe colombiana. Los marañeros son personas que hacen conexiones eléctricas de contrabando en casas y negocios, generalmente en barrios de estrato uno. El programa Reiniciar incorporó a estas personas a la legalidad, al entrenarlas como técnicos electricistas y hoy hacen las instalaciones eléctricas de la compañía. El programa ya se aplicó en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta y en el Valle del Cauca.

La empresa tiene el programa para la Creación de Tejido Social en el Mercado de Basurto de Cartagena. En 2004, para erradicar la cultura de no pago en este lugar, la compañía constituyó con los comerciantes un fondo rotatorio para otorgar pequeños créditos para financiar el consumo de energía. En los sectores en los que se desarrolló el programa, el recaudo es hoy próximo al 100%. Además, este año Electrocosta y Electricaribe pusieron en marcha el programa Alianza por la Costa, con el cual vincularon a representantes políticos y a usuarios de los 181 municipios, en el diseño de acuerdos para la mejora del servicio.

EPSA trabaja en la reparación de escuelas y parques en los municipios del Valle. Este programa, denominado Día con Energía Positiva, tiene participación voluntaria de los trabajadores de la empresa, que aportan la mano de obra y han remozado 25 parques y 8 escuelas. Además, la Fundación EPSA actúa en dos líneas. La primera, la generación de ingresos mediante el apoyo a proyectos productivos ecológicos, como el de la cooperativa de paneleros de Morales, Cauca. La segunda se centra en brindar acceso a las tecnologías de información en las zonas rurales, mediante el establecimiento de aulas informáticas dotadas con equipos en red con software especializado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?