| 3/18/2011 12:00:00 AM

Conectados al futuro

Un estudio de Nokia Siemens Networks que analiza el grado de conectividad de los países, ubica a Colombia novena entre las economías emergentes. ¿Cuál es la estrategia para conectar al país con las TIC?

Desde hace tres años, un grupo de expertos, patrocinado por la multinacional Nokia Siemens Networks, perfecciona una unidad de medida global para evaluar el grado de conectividad de los países y clasificarlos bajo este parámetro. Dicho índice tiene la particularidad de ser el primero en el mundo que evalúa no solo la infraestructura tecnológica de las naciones, sino su utilidad real para los usuarios. O lo que ellos llaman el useful connectivity.

Es decir, mide la interacción entre la infraestructura de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) del país, hardware, software y redes, y los usuarios de dichas redes, hardware y software. De hecho, el índice que maneja este estudio tiene como objetivo medir la 'conectividad útil' de los países, correlacionando para cada caso su grado de conectividad con el rendimiento económico.

Colombia es novena entre las 25 economías emergentes estudiadas. ¿Qué quiere decir eso? En opinión de los expertos del sector, consultados por Dinero, demuestra que, aunque no estamos tan mal, aún nos falta mucho terreno por recorrer.

"En general, coincido con los resultados. Mi visión de Colombia es optimista, ya que el país está en un momento ascendente de su economía y de su inversión en tecnología y, por eso, considero que, más allá del lugar obtenido en el estudio, avanzará posiciones rápidamente en los próximos años", concluye Javier Eduardo Macchi, consultor analista y especialista en el tema, nuevo líder de Advisory Services para Ernst & Young Colombia.

Cómo vamos

Más allá de algunos tecnicismos metodológicos que pueden generar controversia, el gobierno actual está de acuerdo y avanza con decisión para que Colombia mejore su conectividad y, en consecuencia, su competitividad. Ya un estudio del Banco Mundial prueba el efecto positivo de las TIC en la productividad y competitividad de los países, y un informe de la Unctad, organización de las Naciones Unidas, demuestra que a mayor cantidad de usuarios de internet en un país, menores son sus índices de pobreza. "Sus datos también demuestran que el desarrollo de las TIC se traduce en mayor generación de empleos directos e indirectos para los países", afirma Guillermo Cruz, gerente de Compartel, programa del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC).

Así, hay consenso público y privado sobre la necesidad de mejorar la conectividad nacional. Es claro para los especialistas, por ejemplo, que el país goza de importantes fortalezas, como su amplia y creciente cobertura móvil; la presencia de compañías globales del sector; la intensa competencia en las telecomunicaciones, que impacta hacia abajo los precios; el crecimiento sostenido de la penetración de internet, tanto fija como móvil, y los avances en la región, en productos y servicios ofrecidos por el programa Gobierno en Línea.

Pero también es evidente el peso de las debilidades propias de un país con geografía tan quebrada y su consecuente dispersión poblacional, así como el reducido poder adquisitivo en estratos bajos y el deficiente conocimiento de las tecnologías existentes. "Estudios realizados demuestran que internet todavía es percibido como un lujo. En estratos 1 y 2, un alto porcentaje lo considera innecesario (20,2%). Y lo que es más grave, entre los microempresarios, que representan 96,4% del sector empresarial del país, la gran mayoría cree que no es necesario para su negocio (60,6%)", alerta Cruz, de Compartel. Mientras en el estrato 1 la penetración de internet es apenas del 2% de los hogares; en el 2, del 8%, y en el 3, del 26%; en las microempresas colombianas apenas alcanza el 7%.

Otras debilidades nacionales son -a pesar del crecimiento sostenido en los últimos años- la baja penetración de internet (4,6% de la población en banda ancha; y 2,6% en internet móvil, según MinTIC), el bajo nivel de inversión en tecnología, tradicional en Colombia, y la poca especialización de la industria local de Tecnologías de la Información (TI). Como amenazas principales, los expertos hablan de las complicaciones legales y de trámites para desplegar infraestructura en el país, y de las mayores inversiones necesarias para crecer al ritmo de la demanda actual. También mencionan la informalidad y la piratería.

Llegar, y saber llegar

El MinTIC ha enfocado por ello sus esfuerzos, y ve como una oportunidad hacerlo, en los estratos bajos y en las microempresas. En consecuencia, le apunta a romper las barreras de acceso para ambos segmentos. Jaime Andrés Plaza, gerente de regulación de UNE EPM Telecomunicaciones, comparte el enfoque gubernamental hacia masificar el acceso a internet móvil y potenciar la banda ancha en los estratos 1, 2 y 3. "Usted tiene que transmitirles a ellos que eso es útil, que les aporta eficiencia y que puede darles dinero".

¿Dónde están las oportunidades para Colombia? Principalmente en el amplio margen de crecimiento que ofrecen los hogares de estratos 1, 2 y 3, y las empresas pequeñas. Con la particularidad de que ambos segmentos agrupan a la mayoría de la población.

El actual gobierno adelanta, desde octubre pasado, su Plan Vive Digital, que define la masificación de la banda ancha en Colombia como centro de política, y que busca cuadruplicar el número de conexiones a la web a 2014; masificar su uso en el sector Mipyme y de hogares (al menos hasta 50% de cada uno), y triplicar el número de municipios conectados a las redes de fibra óptica, llegando a 700 en total. Son alrededor de 90 proyectos articulados, que le apuntan a desarrollar un verdadero ecosistema digital en el país a través de infraestructura de comunicaciones de clase mundial; oferta de más y mejores servicios, aplicaciones y acercamiento de la tecnología a la ciudadanía.

El aporte privado

La participación activa de un porcentaje creciente del sector empresarial local, dirigida a impulsar la conectividad en Colombia, comienza a asumir también papeles protagónicos en este proceso. Una compañía como Avaya, por ejemplo, viene creando de tiempo atrás soluciones que permiten mejorar la forma en que las personas se comunican y conectan a las redes de información, y se ha caracterizado por ir a la vanguardia en tecnologías de comunicaciones inteligentes.

De igual manera, cabe resaltar casos como el de Telefónica Telecom, que desde 2005 ha invertido $5,8 billones en Colombia, con actividades centradas en la prestación de servicios de comunicaciones fijas y móviles, como telefonía, datos, televisión, conectividad y valores agregados asociados, siendo la banda ancha herramienta clave para el desarrollo de ambos negocios. "Estamos en 950 municipios con telefonía fija y en 934 con telefonía móvil GSM, y contamos con una base de clientes superior a 12,3 millones de accesos en todo el país", afirma César Andrade Nicoli, vicepresidente de Mercado Residencial de Telefónica Telecom.

También se destaca el papel de Tigo, operador de telefonía móvil que ha facilitado la conectividad para nuevos segmentos poblacionales, con productos y servicios a tarifas bajas que dinamizaron sus ventas de Blackberry, el uso de mensajes de texto (SMS) y las recargas y servicios de valor agregado en prepago.

Por el lado del comercio electrónico, ha sido también destacable el aporte en Colombia de una empresa como el Grupo BuscaPé. Para Bernardo Vanegas, su director de operaciones en Latinoamérica, "los ciudadanos deciden conectarse a internet cuando encuentran cosas útiles que hacer, contenidos y nuevas formas de comunicarse. La conectividad por sí sola no hace nada. Proporcionamos contenidos que impulsan el comercio electrónico en el país, demostrando que existe oferta local confiable de productos, soportada en tecnología de talla mundial para este tipo de transacciones".

Kactoos Group es otro caso que promueve el uso de internet como plataforma de venta y compra, pero aprovechando también las redes sociales. "Le damos al usuario las facilidades técnicas para acceder a los productos ofrecidos, a través de cualquier plataforma digital. El modelo le permite a una tienda ser muchísimo más eficiente, ahorrándole costos de venta, marketing y publicidad, y entregándole así un beneficio mayor al usuario", explica Darío Palacio, CPO de Kactoos Group.

Así mismo, el mercado ofrece productos de computación en la nube, como el de e-task.it, "que democratiza el acceso a tecnologías que antes solo podían pagar grandes corporaciones", dice Juan Manuel Mogollón, de e-task.it. Y, por último, es importante resaltar el papel de Gemalto, líder mundial en seguridad digital. "Nuestro aporte ha sido crucial, dado que la tecnología móvil funciona en gran medida gracias a nuestras SIMs y a las plataformas que las operan, permitiéndoles a los operadores móviles brindar mayores y mejores servicios a sus usuarios, y haciendo que la tecnología llegue a más personas sin que necesiten un teléfono de gama alta para beneficiarse", finaliza un vocero de la firma en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?