| 9/12/2008 12:00:00 AM

Con temple de acero

André Gerdau, CEO del Grupo Siderúrgico Gerdau, asegura que en 2011 estará produciendo un millón de toneladas de acero en Colombia.

La dinámica del sector siderúrgico en el mundo es cada vez mayor. La búsqueda de integraciones para alcanzar economías de escala, mayores rentabilidades y enfrentar la situación de precios de las materias primas está en pleno auge.

Colombia no ha sido ajena al interés de los grandes jugadores internacionales por llegar a este mercado. En 2006, el grupo brasileño Gerdau fue el primero en desembarcar, al adquirir la colombiana Diaco, que era propiedad del Grupo Mayagüez.

Precisamente, una de las prioridades que tiene André Gerdau, CEO del Grupo Siderúrgico Gerdau, es hacer que la compañía crezca constantemente, atravesando fronteras. De hecho, la empresa anunció inversiones por US$6.400 millones hasta 2010 para toda su organización, lo que le permitirá aumentar su capacidad instalada en 14%. Del total de esos recursos, US$859 millones se enfocarán en América Latina, fuera de Brasil.

Para este brasileño, que trabaja 12 horas al día y participa en promedio en cinco reuniones diarias, Colombia es un mercado prioritario en su operación. "Por su tamaño y su oportunidad, Colombia tiene un lugar destacado para la operación del Grupo en América Latina. Además, forma parte de la estrategia del Grupo Gerdau de crecer en el continente y en el mundo, actuando como uno de los consolidadores del mercado global de acero", explicó a Dinero Gerdau.

¿Cuál es el interés en Colombia? Gerdau pretende consolidar en los próximos años su proceso de expansión en América Latina por medio de tres frentes: entrada a nuevos países, adquisición de activos en mercados donde ya tienen operaciones y ampliación de las unidades existentes.

"Colombia es un país que se está desarrollando económica y comercialmente, en especial en el sector de la construcción e infraestructura, y es una de las bases para el mercado de acero. De otro lado, su consumo per cápita de acero es uno de los más bajos de Suramérica, 59 kilos al año, lo que nos da una oportunidad de trabajo y expansión aún mayor en el país", puntualiza Gerdau.

En ese orden de ideas, el grupo mantiene su estrategia de crecimiento en Colombia. En 2008, la empresa ampliará la capacidad instalada actual, que es de 550.000 toneladas, a 850.000 toneladas y, en 2011, pasará a un millón de toneladas. ¿Cómo lo hará? Gerdau lo explica: "estamos ampliando nuestra capacidad instalada en laminación, figuración y en acería buscando atender el mercado de la construcción y específicamente de infraestructura, ya que este está iniciando su proceso de desarrollo y crecimiento en el país en carreteras, túneles, puentes, puertos, aeropuertos y sistemas de transporte masivo, entre otros. Además, estamos siempre atentos a las nuevas oportunidades de negocio, dentro de todo el proceso dinámico que viene viviendo nuestro sector en el mercado".

Este líder empresarial, que valora el trabajo en equipo y es cercano y accesible, tiene a Colombia como una de sus preferencias en el radar de inversión, experiencia que él califica como positiva, "por las características propias del mercado y por la riqueza cultural, geográfica y humana del país".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?