| 2/18/1998 12:00:00 AM

Cómo ser admitido

Aunque no hay recetas infalibles para ser aceptado en un MBA, los expertos en selección tienen detectados unos puntos que pueden llevar al éxito. La clave es distinguirse de los demás, saberse vender y aprovechar las oportunidades.

No hay una fórmula mágica ni una receta infalible para ser admitido en un programa de MBA de excelencia. Pero conocer a profundidad cómo es el proceso de selección y cuáles son los elementos que determinan las decisiones, ayuda a aumentar sus posibilidades de ingreso.



A diferencia de las universidades colombianas, las universidades extranjeras incluyen, además de los exámenes de admisión, que en el caso del MBA son el GMAT y el TOEFL, una serie de ensayos sobre diferentes temas.



También es necesario incluir unas cuantas cartas de recomendación, que son la oportunidad de que otras personas cercanas a usted, como sus profesores o jefes directos, y ojalá reconocidas por la universidad, describan sus fortalezas y debilidades, y las razones por las cuales consideran que usted es una buena elección para la universidad a la que aspira.



Hay tres reglas de oro que tiene que seguir para destacarse en el proceso de selección de cualquier universidad: diferenciarse, saberse vender y aprovechar las oportunidades.



Los comités de selección revisan miles de aplicaciones. ¿Por qué van a fijarse en la suya? Asegúrese de que no van a pasarla por encima, concéntrese en aquello que lo hace especial.



Cuente bien su historia. En la solicitud hay varias oportunidades de contar sus logros y sus cualidades: utilice los ensayos para venderse sin modestia, pero sin ser petulante y, sobre todo, diga la verdad.



Los siguientes consejos lo pueden ayudar a destacarse frente a sus competidores.



La solicitud



- Diligénciela a máquina, conteste todas las preguntas y anexe todos los documentos solicitados. No mande ni más ni menos.



- Envíela a tiempo, de preferencia por correo certificado para evitar sorpresas. Llegar tarde es como entrar por la puerta de atrás.



- Tenga en cuenta que en Navidad hay congestión en el correo y que muchas universidades cierran durante unos días.



- Compruebe que la universidad la recibió y, de ahí en adelante, no hostigue al departamento de admisiones con preguntas continuas.



Las recomendaciones



- Pídalas con la suficiente anticipación.



- Déle a cada recomendador una copia de su hoja de vida actualizada y, de preferencia, una copia de sus ensayos, para que se sintonice con sus objetivos.



- Si la persona no habla inglés o el idioma en que debe elaborarse la recomendación, ofrézcale pagar la traduccción para que pueda escribir con mayor libertad.



- Asegúrese de que los recomendadores lo conocen bien, lo aprecian y, además, saben escribir recomendaciones y comprenden la importancia de este proceso.



- Sus recomendadores deben ser cercanos, antes que "importantes", pero relevantes para el tema: sus jefes directos, para la recomendación laboral; sus profesores de pregrado, para la recomendación académica; un ex alumno de la universidad que es su colega, para la recomendación personal.



- Por supuesto, lo más conveniente es que en la universidad conozcan al recomendador. Esto le puede dar puntos frente a otros candidatos.



Los ensayos



- Haga varios borradores y consúltelos con gente que tenga experiencia en procesos de selección o ex alumnos.



- Escriba con seriedad pero no pesadamente, tratando de llamar la atención de quien lee.



- Sea personal, concreto, creativo. No utilice demasiados adjetivos.



La entrevista



- Vaya vestido conservadoramente. Si es mujer, sastre de tono oscuro, de preferencia azul, falda de largo medio, pocas joyas, nada de escotes, poco maquillaje y un look natural y sobrio. Si es hombre, vestido de un solo color, oscuro, clásico y corbata tradicional.



- No utilice ningún término ni actitud de familiaridad.



- Conteste exactamente lo que le preguntan y no se extienda innecesariamente con carreta.



- Pregunte usted también. Esto es importantísimo. Prepare con anticipación las preguntas. Algunos temas sugeridos son el currículo, los profesores, la vida cotidiana en la ciudad en la que está situada la universidad, etc.



- No hable mal de usted mismo, diga la verdad y no sea modesto en exceso. Reconozca sus debilidades, pero presente también sus fortalezas.



- Tenga muy claras las razones por las cuales quiere hacer un MBA, le interesa esa universidad en particular, por qué se considera un buen candidato.



Los exámenes



El Gmat es un examen de admisión al MBA y examina los conocimientos en inglés, matemáticas y razonamiento. La primera parte tiene secciones de comprensión de lectura, completar oraciones (gramática), razonamiento crítico y elaboración de ensayos, mientras que las secciones de matemáticas son desarrollo de problemas y determinar si hay información suficiente para contestar las preguntas. Dura tres horas y media, el puntaje máximo es 800, cuesta US$160, lo administra el Colombo Americano.



El Ielts mide el dominio del inglés en las universidades británicas y algunas europeas. Evalúa la capacidad de comunicación en inglés y consta de entrevista oral y una parte escrita en que se examinan gramática, comprensión oral y comprensión de lectura. El puntaje máximo es 9, lo administra el Consejo Británico, vale $130.000.



El Toefl evalúa el nivel de dominio del inglés. Está dividido en comprensión oral, estructura (gramática), comprensión de lectura y redacción de ensayos. Dura tres horas, el puntaje máximo es 677, lo administra el Colombo Americano y cuesta US$55.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?