| 6/22/2011 6:00:00 PM

Color esperanza

En materia de negocios, la sostenibilidad ambiental dejó de ser una meta futura y se convirtió en una prioridad actual e inaplazable para el éxito corporativo. ¿Qué hacen hoy las empresas en Colombia al respecto? Casos.

El sector empresarial en el país afronta un panorama cada vez más dinámico y complejo, al cual se suman los requerimientos y retos que plantea la necesidad apremiante de proteger -por encima de cualquier otra consideración- el medioambiente.

Una tendencia mundial que las empresas en Colombia vienen acogiendo y que se constituye en herramienta de diferenciación y ventaja competitiva para quien sepa implementarla.

De hecho, las experiencias internacionales marcan la pauta y evidencian potenciales enormes en el nuevo mundo de los 'negocios verdes'. Una encuesta reciente, realizada por el Pacto Mundial -iniciativa de la ONU que reúne a compañías comprometidas con el desarrollo sostenible-, demostró, por ejemplo, que las grandes empresas y las que cotizan en bolsa tienen un mejor desempeño, en materia de derechos humanos y laborales; medioambiente, y lucha contra la corrupción, que las medianas y pequeñas. "La mayoría de los encuestados reconoció que sus altos ejecutivos estaban involucrados activamente en políticas y estrategias de desarrollo", dice el informe.

La tendencia es indudable, y los líderes siguen marcando el paso y la ruta. A mediados de junio, Charles Champion, vicepresidente ejecutivo de ingeniería del fabricante de aviones Airbus, declaró que "según nuestros estudios, los pasajeros de 2050 esperan que los viajes aéreos se conviertan en una agradable experiencia, a la vez que respeten el medio ambiente. Durante la presentación de un nuevo concepto de cabina, el vocero de la compañía aseguró que más de 90% de los 2.000 millones de euros que Airbus destina a investigación y desarrollo aportan ventajas medioambientales para los aviones actuales y futuros. "Por ejemplo, gracias a la tecnología, el nuevo concepto de cabina estará fabricado con materiales 100% reciclables, y los materiales serán autolimpiables; fabricados a partir de fibras vegetales sostenibles, y reduciendo el material de desecho y el nivel de mantenimiento. Además, serán capaces de utilizar el calor del cuerpo para generar energía", agregó Champion.

Por su parte, el gerente general de Alcatel-Lucent para Colombia y Ecuador, Carlos Alberto Peña, habla de la eco-sostenibilidad, un concepto que la compañía justifica globalmente como la solución responsable al aumento en la demanda de energía que implica el crecimiento desbordado actual de la conectividad tecnológica. "Es una responsabilidad mundial que debe ser asumida como una prioridad dentro de la Responsabilidad Social Empresarial. El sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se encuentra en una posición única para ayudar, ya que impacta directamente en cerca de 2% de la huella de carbono mundial, pero con el crecimiento de la industria podría llegar hasta 4% en 2020. Y, más allá, el sector puede tener un efecto multiplicador en la reducción del resto del 98% de las emisiones de carbono", anota Peña. La multinacional adelanta globalmente iniciativas que tienen por objetivo la transformación y crecimiento de las redes de comunicaciones e internet, multiplicando por mil la eficiencia energética.

La responsabilidad ambiental toca todos los sectores. Es el caso del automotor, que está ahora frente al primer automóvil de producción masiva, cero emisiones, 100% eléctrico y realmente asequible. El Nissan LEAF es el resultado de varias décadas de investigaciones exhaustivas y grandes inversiones de la compañía, un símbolo inequívoco de la concientización que ha tenido Nissan a lo largo de los últimos años frente a la problemática de la contaminación ambiental. "Es el inicio de la nueva era en movilidad; la era cero emisiones", anuncia Masato Inoue, jefe de diseño de producto de la automotriz, que evalúa por estos días si introduce el vehículo en Latinoamérica y en mercados emergentes, incluyendo Colombia.

Alrededor del tema de la 'sostenibilidad', la empresa automotriz Mercedes-Benz -a través de su filial Daimler Colombia- emitió un informe el año pasado al que llamó Perspectivas 2010, que contiene información acerca del desempeño de la compañía en los tres ámbitos de la sostenibilidad: económico, social y ambiental. "Queremos seguir obteniendo importantes dividendos económicos, pero hemos entendido que este deseo debe complementar el delicado balance entre lo social y lo ambiental. Y es por eso que hemos empezado a fortalecer nuestra relación con la gente que nos acompaña en nuestro quehacer diario y con la porción del planeta sobre la cual ejercemos nuestras actividades", explica Mathias Held, presidente de Daimler Colombia.

Las empresas entienden que el concepto de sostenibilidad va más allá de una moda y hace parte central de su plan de negocios, donde la responsabilidad es de todos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?