| 3/4/2005 12:00:00 AM

Centros comerciales: boom para rato

A los centros comerciales ya no se va solo de compras, sino también a divertirse. El auge continúa y se expande a las ciudades intermedias.

Luego de un estancamiento de por lo menos ocho años, el país sigue experimentando un boom de centros comerciales tanto en las principales ciudades del país como en las intermedias, actividad que en el último año creció 30% con inversiones que ascendieron a $1,5 billones. En solo Bogotá se contabilizaron el año pasado 20 proyectos, algunos de los cuales ya fueron inaugurados. En el resto del país también se encuentran varios proyectos en marcha. En Medellín se trabaja en el comercial El Retiro, en Cali están planeados los centros comerciales Uniotulet y Palmetto, en Cartagena el Portal de San Felipe, en Ibagué Unicentro, en Neiva Cerro Alto y San Pedro, en Santa Marta Buenavista, en Tunja Portal del Sol y en Villavicencio Unicentro, Sabana y Llano Centro. En Pereira se inauguró, en diciembre pasado, Ciudad Victoria.

Pero este auge trajo cambios significativos en el formato de los centros comerciales, donde ahora se impone el concepto del entretenimiento, lo que se conoce como de última generación: parques con juegos para niños y adolescentes, plazas de comidas, plazoleta de eventos, casinos, multiplex, etc. Bajo esta premisa constructores como Portal de La 80 (inmobiliaria del grupo Olímpica), Ospinas & Cía., Pedro Gómez, Espacios Urbanos y el Grupo Urbe, entre otros, están desarrollando sus nuevas propuestas comerciales. Gonzalo García, gerente de proyectos de Pix Investment, explica que el éxito de estos formatos no radica solamente en una buena ubicación o un diseño contemporáneo, sino también en una mezcla de oferta comercial, esparcimiento y entretenimiento para todas las edades y gustos. "Esto se traduce en mayor permanencia, visitas más frecuentes y compras", sostiene. Esta misma tendencia se ha visto aplicada en varios proyectos de la firma Ospinas & Cía., como Sabana Plaza, en el municipio de Chía. Allí diseñaron un formato de calle urbana pero abierta. "La gente está cansada del típico mall cerrado. Por eso, estamos ofreciendo un espacio abierto donde se puede respirar naturaleza, con las mejores marcas, buenos estacionamientos y de recorrido agradable", sostuvo Andrés Arango, gerente de la compañía.



Más opciones

Pero faltaba un capítulo más en medio de esta dura competencia. Las grandes superficies decidieron ingresar al formato de los centros comerciales, ya como anclas de sus propios proyectos o de importantes constructores como Pedro Gómez, entre otros. Olímpica creo su propia inmobiliria para desarrollar sus Portales en Bogotá, Cartagena y Armenia. El Éxito abrió su primer centro comercial en Barranquilla, al tiempo que desarrolla proyectos similares en torno a sus almacenes de Neiva y Villavicencio. Carrefour, por su parte, acaba de inaugurar el suyo en el norte de Bogotá. Esta tendencia le puso un ingrediente adicional a este boom que todavía no termina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?