Carros lo nuevo

| 3/22/2002 12:00:00 AM

Carros lo nuevo

La coyuntura de los últimos meses ha generado una interesante oferta en el sector automotor.

Camionetas capaces de llevarlo al último rincón en primera clase, deportivos de alto desempeño, vehículos para familias grandes, motores supereconómicos, tracción permanente en las cuatro ruedas, elevavidrios inteligentes y mucho más ofrece hoy la industria automotriz. Motivada por el buen comportamiento de las ventas durante los últimos cinco meses, ha ampliado la oferta con nuevos modelos y una gran gama de oportunidades.



No solo la amplia oferta está haciendo crecer esta industria. Las cada vez más bajas tasas de los créditos y el reciente comportamiento del peso frente a las monedas de los principales países productores de vehículos han hecho que el comprador colombiano mejore su capacidad de compra en este tipo de productos.



Aunque hay novedades en todas las gamas de vehículos, hay un mayor crecimiento en el número de modelos ofrecidos en la gama alta que en las demás. Esto es natural, ya que los vehículos más costosos son los que más se han beneficiado del comportamiento de los fundamentales de la economía en meses recientes, lo que se ha traducido en un mayor volumen de importaciones en ese segmento. Lujosas camionetas 4x4, espaciosas vans para las familias numerosas y sedanes de lujo con "todos los juguetes" están haciendo la delicia de los compradores con bolsillo generoso. Este grupo de compradores busca elementos muy variados al comprar carro: status, versatilidad, seguridad, alto desempeño, diseño y comodidad son las principales características. Algunos productos como los 4x4 de Subaru, Kia, Mistubishi y Toyota marcan la pauta en la integración de esas características en un solo vehículo. Las vans como Scenic y Zafira no se quedan atrás al combinar mucha comodidad, excelentes niveles de seguridad y desempeño con diseños atractivos.



En el segmento intermedio también hay una amplia oferta. Los carros familiares predominan en el abanico de alternativas. Los vehículos incorporan tecnología de punta en la mayoría de sus modelos, el equipo de seguridad básico hoy incluye sofisticados equipos como airbags, ABS y diseño estructural avanzado en el que el impacto es absorbido por el metal, no por los ocupantes. Equipos como espejos y vidrios eléctricos hace mucho tiempo dejaron de ser un lujo. Hoy, aunque los fabricantes se están esforzando cada vez más por distanciarse de sus competidores, las diferencias son cada vez menos evidentes. El gran beneficiado es el usuario, pues está recibiendo unas excelentes máquinas a un precio razonable.



En la gama baja no hay tantas alternativas. Pero no hay comparación en cuanto a la relación precio beneficio que se obtiene con estas pequeñas obras maestras del diseño. Casi todos están por debajo de los 1.300 cc y su eficiencia de consumo de más de 60 kilómetros por galón de combustible, comparados con los 30 y 40 de hace unos años, los hace fáciles de adquirir y también de mantener.



Lo que ocurre en la industria automotriz se refleja directamente en las industrias que la rodean. Los seguros son un buen ejemplo: los nuevos productos que están saliendo al mercado sorprenden por su evolución, especialmente teniendo en cuenta que la industria aseguradora en Colombia nunca ha sobresalido por innovadora. Hoy, el asegurado tiene la más moderna tecnología a su servicio: una llamada y en minutos estará un representante de la aseguradora en el lugar del accidente con un vehículo que cuenta con nevera, aire acondicionado y computadores conectados vía inalámbrica que le permiten llevar a cabo todo el proceso de indemnización desde cualquier lugar. Y si la camioneta no puede llegar a tiempo, uno de los ingenieros descarga hidráulicamente una motocicleta con la que están dotados todos los móviles. Además de estos adelantos tecnológicos, que repercuten directamente en una mejora dramática del servicio, las aseguradoras han entrado en la modalidad de tarifa personalizada: dependiendo del perfil del asegurado, el costo del seguro varía. Esta modalidad funciona internacionalmente hace muchos años beneficiando a quienes según las estadísticas tienen un estilo de vida que reduce el riesgo de accidente. En Colombia, por ejemplo, los más beneficiados son quienes desempeñan laboras ejecutivas y, en ese grupo, las mujeres salen particularmente bien libradas a la hora de girar.



Ya no es el cliente el que se adapta al carro, como hace unos 20 años, cuando el fabricante imponía hasta el color. Hay un carro para el gusto de cada perfil de usuario. Si usted está esperando un mejor momento para comprar carro, no espere más. Los intereses no van a estar así de bajos toda la vida y es cuestión de tiempo para que los precios empiecen a subir cuando la devaluación responda a las fuerzas económicas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.