| 2/1/2006 12:00:00 AM

Cambio Climático

Los huracanes en Estados Unidos en 2005 sirvieron para elevar la conciencia acerca de las consecuencias del cambio en el clima. Por fin, el mundo está tomando en serio este tema.

En 2005 entró en vigencia el Tratado de Kyoto, con la participación de Rusia y sin la de Estados Unidos. No está el país que más contribuye al calentamiento de la Tierra y tampoco están los países en desarrollo, como China e India, que son grandes consumidores y contaminadores.

Para Klaus Topfer, director ejecutivo del programa ambiental de las Naciones Unidas, es esencial integrarlos ya que hay una enorme correlación entre emisiones y cambio climático. "Se requiere la utilización de energía más limpia", afirma.

Sin embargo, Topfer es optimista. Contrario a lo que sucedía hace un año, cuando se cuestionaba la existencia del cambio en el clima, hoy al menos la comunidad científica reconoce que este es real y que hay que hacer algo al respecto. Adicionalmente, China ya acepta que el cambio de clima la va a afectar y el gobierno de este país está empezando a debatir el tema.

Las estadísticas muestran que las emisiones han crecido en un 30%. Hay lugares de la Tierra que se van a calentar y otros que se van a enfriar. La tasa de descongelación de los glaciales en Groenlandia y en el Ártico se está acelerando y en unos 300 años el nivel de las aguas podría ser 12 metros más alto, lo que sería un serio problema para ciudades como Nueva York, Miami, Londres, Tokio y todas las que están ubicadas a orillas del mar.

El impacto exacto no se conoce, pero puede ser devastador. Los costos van a ser altos y los gobiernos van a tener que involucrarse. Para la industria reaseguradora, los costos del cambio de clima van a ser enormes en lugares como Florida y California, advierte Christian Mumenthaler, presidente de riesgo y miembro de la junta directiva de Swiss Re.

Por su parte, Amory B. Lovins, CEO del Rocky Mountain Institute, destaca lo rentable que es utilizar energía de manera eficiente. "Todos los que están utilizando energía eficientemente están ahorrando dinero. No se trata del costo, sino de la rentabilidad. Enfocarse en la eficiencia de la energía va más allá de la protección del clima global, es rentable y va a hacer que las compañías y los consumidores se vuelvan más ricos", explica.

Al respecto, destaca lo que están haciendo las compañías como DuPont, que han aumentado la producción 30%, disminuido la utilización de energía en 7% y reducido la emisión de gases en 72%. Todo esto ha representado un ahorro de US$2.000 millones. British Petroleum, con esfuerzos similares, ha ahorrado US$650 millones.

Para Nick J. Butler, vicepresidente de BP, en Gran Bretaña, el hecho de que el uso eficiente de energía sea rentable es la solución, pues va a hacer que el mercado se encargue de solucionar el problema de cambio climático. Ya existe, además, la tecnología para lograrlo. BP invirtió US$8.000 millones en este negocio.

Hay razones para esperar que avance la energía no contaminante. Cuando los precios del petróleo superan los US$30 por barril, el uso de energía alternativa empieza a ser rentable. Además, por razones de seguridad, el mundo tiene que disminuir la dependencia de petróleo respecto a unos pocos países. En diez años, dos terceras partes del petróleo serán suministradas por África, Rusia y el Medio Oriente -80% entre Arabia Saudita, Irán e Iraq-.

Por último, el tema de cambio climático ya es parte de la agenda de los gobiernos en el mundo. Incluso en Estados Unidos, una resolución del Senado de ese país establece como una obligación poner atención a este tema.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?