| 6/8/2006 12:00:00 AM

Calidad certificada

Un cuidadoso proceso liderado por la Firma miembro de Ernst & Young en Colombia acaba de permitirle obtener la certificación de calidad ISO 9000 en todos sus servicios.

A finales de mayo, la internacional Bureau Veritas entregó a las directivas de las Firmas miembro de Ernst & Young en Colombia el certificado de calidad ISO 9000, el cual –a diferencia de lo que normalmente se encuentra entre las firmas de servicios profesionales del país- incluye la totalidad de los servicios que brinda. Así, esta firma logró constatar a través de un tercero independiente de talla mundial lo que siempre ha sido su carta de presentación: ‘calidad en todo lo que hacemos’. “Hace 2 años el reto era integrarnos; el año pasado, cómo manejar y consolidar esa integración, y ahora es demostrarle al mercado que cumplimos con nuestra promesa de proporcionar nuestros servicios profesionales de manera uniforme, consistente y de calidad, a nivel mundial”, afirma José Torres-Llosa, Socio Director de Ernst & Young en Colombia.

A partir del primero de julio del año en curso la firma colombiana se integrará totalmente al área de las américas, como parte de un proceso concebido precisamente para responder a las nuevas exigencias producto de la globalización; es decir, a la necesidad de garantizar siempre a sus clientes las mejores prácticas, independientemente del lugar y el área de negocio que las requiera. “Con el actual esquema operamos de manera homogénea en la región, generamos más oportunidades para nuestra gente y así tenemos mayor agilidad y capacidad de reacción; más acceso a entrenamiento; mayor coordinación; más clientes globales satisfechos; mayor enfoque en cuentas regionales y, frente a la competencia, nos permite prestar un servicio verdaderamente integral a nuestros clientes”, agrega Stephen C. Moosbrugger, director de Ernst & Young para integración de las Américas.

Nuestra estrategia: gente, calidad y crecimiento

Pero nada de lo anterior sería viable, sin que esa promesa de calidad estuviera plenamente respaldada por el mejor capital humano. Ese es el factor estratégico más importante en el negocio de Ernst & Young, y sus directivas siempre lo han tenido claro. “La principal barrera para crecer en una empresa es la carencia de gente idónea. Aunque parezca increíble, no hay tanta como uno quisiera y se necesita todo el tiempo. Por eso la estrategia es atraer al mejor talento, retenerlo y desarrollarlo; todo lo demás es una consecuencia de lo primero. La gente buena hace trabajo de calidad, la calidad atrae a los mejores clientes y el crecimiento asociado nos permite seguir atrayendo al mejor talento, explica José Torres-Llosa, Socio Director de Ernst & Young en Colombia.

La calidad de quienes trabajan en esta firma ha sido siempre su mayor ventaja competitiva, y causa y consecuencia de su éxito. “Calidad es saber entrenar a las personas para identificar las necesidades y problemas de las empresas en el mercado, y así promover soluciones requeridas. Nuestras personas tienen una calidad por encima del mercado y por lo tanto producen servicios con un valor superior al de la competencia”, dice Julio Sergio Cardozo, chairman de Ernst & Young para Suramérica.

Pero ¿cuál es ese perfil que requerimos? “La persona debe ser talentosa; con capacidad de discernir entre una gran cantidad de información; discriminarla y extraer hechos importantes, y así evaluar los objetivos estratégicos, y gozar de una gran capacidad analítica. Debe tener un concepto claro del mundo globalizado, saber cómo abordar un problema, cómo identificar las ineficiencias, dominar varios idiomas y entender el mundo electrónico y la utilidad de las herramientas tecnológicas. Pero por encima de todo, debe tener una ética incuestionable y ganas de trabajar con nosotros”, responde Julio Sergio Cardozo, de Ernst & Young. “En consecuencia, nuestros clientes locales sacan provecho de un equipo de múltiples nacionalidades que puede prestar servicios de talla mundial en cualquier lugar”, complementa Moosbrugger.

La calidad en la selección de nuestros servicios y nuestros clientes

Lo interesante de este proceso ha sido que la estrategia de Ernst & Young alrededor de la calidad se traduce hoy más que nunca en resultados positivos concretos. Dentro de la constante autoevaluación que esta firma hace de su portafolio de servicios, hemos venido adecuando dicho portafolio a las necesidades del mercado. Fuimos los líderes en excluir algunos servicios que consideramos generaban potenciales conflictos de interés según las actuales prácticas de buen gobierno corporativo y “actualmente nos encontramos enfocados en tres grandes líneas de servicio (Assurance and risk advisory services, Tax, and Transaction advisory services)”. comenta Stephen C. Moosbrugger, director de Ernst & Young para integración de las Américas.

Esa posición frente a sus servicios le ha permitido a la firma ser fiel a su tercer gran pilar corporativo, aparte del capital humano y la calidad: crecer. “El crecimiento en Suramérica ha sido de los mejores de la firma a nivel global. Venimos creciendo por encima del 20% anual en la región, durante los últimos 2 años.

También hemos logrado consolidar un portafolio de clientes más enfocado y especializado, y estamos muy orgullosos de eso”, anota Moosbrugger.

En ese entorno, Colombia surge como un punto estratégico para Ernst & Young en el continente, y su liderazgo y resultados no son inferiores a las expectativas. “De hecho el proyecto de la certificación ISO 9000 fue resultado de una decisión del liderazgo colombiano, que comprendió que con ello tenía una oportunidad para demostrar al mercado el compromiso de la firma con la calidad”, dice Julio Sergio Cardozo, chairman de Ernst & Young para Sudamérica.

El caso colombiano

Es un hecho reconocido que tanto a las empresas multinacionales como a las empresas locales líderes les gusta más trabajar con firmas de servicios profesionales que tengan presencia global. Eso además les permite acceso a conocimiento y recursos que no estarían disponibles sin una adecuada masa critica. Al cumplir con esta exigencia del mercado los resultados de Ernst & Young en Colombia han superado las expectativas y de hecho en el último año han sido 20% superiores a lo esperado. En los últimos años hemos tenido índices de crecimiento más altos que los de nuestros competidores. Eso es lo que al final del día nos permite ser optimistas”, afirma José Torres-Llosa, Socio Director de Ernst & Young en Colombia.

La importancia de las operaciones colombianas dentro de la estrategia regional de esta firma es innegable. Primero, porque su talento es muy reputado en la asesoría internacional y segundo porque Colombia genera muy buenas expectativas en el exterior, debido a su estabilidad política, posición geográfica –cerca del mercado estadounidense- y crecimiento económico. “Eso trae oportunidades de negocio. Colombia es de los países con mayor potencial de crecimiento en la región”, asegura Julio Sergio Cardozo, de Ernst & Young.

Ahora, con la certificación ISO 9000, el mercado colombiano ofrece a Ernst & Young oportunidades todavía más promisorias. “En este país, a diferencia de otros, las empresas públicas están muy bien organizadas y son líderes en muchos de sus campos de actuación. Muchas de ellas han pasado ya por procesos de certificación de calidad  y prefieren que sus proveedores también estén certificados, lo que habla por sí solo de su rigurosidad y profesionalismo. Nosotros ahora, al tener la certificación que otras Firmas no tienen, seremos mucho más competitivos”, afirma Stephen C. Moosbrugger, de Ernst & Young.

El firme compromiso de Ernst & Young con la calidad quedó plenamente ratificado con su reciente certificación ISO 9000, otorgada por Bureau Veritas para todos los procesos y servicios que brinda en nuestro mercado, dejándola a la vanguardia entre las firmas de servicios profesionales en Colombia.

Ernst & Young se encuentra hoy más preparada que nunca para acompañar a sus clientes en logro de sus objetivos de negocio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?