| 2/6/2009 12:00:00 AM

Balance en negro

A pesar de la profunda crisis financiera internacional, los Fondos de Pensiones Obligatorios arrojaron en 2008 una rentabilidad nominal positiva.

Aún cuando los resultados para la mayoría de fondos de inversión y portafolios del mundo fue lamentable, ante la caída de los principales centros bursátiles que tuvieron pérdidas entre 30% y 50% en dólares y la quiebra de instituciones financieras como Lehman Brothers, el rendimiento de nuestros Fondos de Pensiones Obligatorios, FPO, estuvo en promedio cerca del 5%. Si bien es una rentabilidad real negativa ante una inflación del 7,8% y la más baja desde su creación, es un buen resultado frente al complejo entorno financiero.

"Es el único sistema pensional de la región cuyas rentabilidades terminaron en negro", afirma Sandra Gómez Arias, gerente de inversiones de BBVA Horizonte.

"Fue un año muy difícil ante las repercusiones de la crisis y una inflación fuera de control. No obstante, el final del año fue muy bueno", asegura Juan Luis Escobar, gerente financiero de Protección.

El impacto de la crisis mundial se sintió más fuerte con rentabilidades mensuales negativas durante meses como enero (-3,77%), junio (-2,28%), septiembre (-1,01%) y octubre (-5,5%). Sin embargo, el resto de meses hubo rendimientos positivos y, ante una fuerte caída en la tasa de los TES y una leve recuperación de la bolsa de valores local hacia final del año, los rendimientos se recuperaron. Esto muestra la volatilidad del mercado y, por tanto, la necesidad de mirar y evaluar el sistema pensional a largo plazo y no a la luz de la volatilidad de los mercados, afirma Adriana Huertas Bonilla, vicepresidente jurídica de Asofondos. "No es correcto evaluar el régimen de ahorro individual con base en los cambios mensuales del portafolio, que responden a valorizaciones a precios de mercado que no pueden interpretarse como ganancias o pérdidas definitivas", señala.

En el largo plazo, la rentabilidad de los fondos obligatorios se mantiene en niveles alrededor del 14%. Según el gremio de las administradoras, de los $55,3 billones que alcanzó el valor del portafolio de pensiones obligatorias a noviembre de 2008, $25,2 billones (el 46%) ha sido producto de rendimientos financieros, los cuales han sido en su totalidad abonados a las cuentas de los afiliados.

Cuestión de estrategia

Parte importante del choque recibido por la crisis se amortiguó gracias a la diversificación y a la adecuada gestión de las Administradoras de Fondos de Pensiones que optaron por un manejo altamente conservador del portafolio.

"Tomamos una posición defensiva y un poco más conservadora desde septiembre de 2007, disminuyendo la exposición a la renta variable internacional y refugiándonos en títulos de renta fija local, como deuda del Gobierno", afirma Gómez, del BBVA Horizonte.

Algo muy similar a lo que hicieron el resto de fondos. De hecho, tan sólo un 4% del portafolio de los FPO, de un 40% permitido por el régimen de inversiones, está invertido en renta variable externa a diferencia de muchos fondos de inversión en el mundo. Mientras que cerca de la mitad del portafolio se encuentra en deuda pública, que tiene un bajo riesgo de incumplimiento, y otro 18% en emisiones de deuda local en, por ejemplo, emisiones de entidades financieras con altos índices de solvencia y solidez.

"Lo primero fue trasladar la mayor parte del portafolio a Colombia. Y lo que teníamos en el exterior lo movimos a papeles soberanos. Por su parte, las inversiones en Colombia también se movieron hacia papeles del Gobierno a la vez que se aprovecharon oportunidades en renta variable que, al estar baratas, son una excelente inversión a largo plazo.", dice Jaime Humberto López, presidente de Citi Colfondos.

Ante la incertidumbre sobre la duración y profundidad de la crisis internacional y considerando que se sentirá más sobre nuestras economías, la mayoría de administradores consultados piensan que 2009 será un año muy difícil y volátil. Por esto, su estrategia seguirá siendo conservadora y muy similar a la del año anterior, pero siempre atentos a las oportunidades de inversión a largo plazo, afirman.

"Ante el menor síntoma de recuperación entraremos con fuerza en renta variable", afirma López, de Citi Colfondos. Alrededor del 23% del portafolio de los FPO está en renta variable en Colombia.

Los fondos están atentos a la posibilidad de invertir en infraestructura y en inversiones alternativas; pero se requieren proyectos bien estructurados y nuevos vehículos de inversión.

El proyecto de multifondos permitirá un aumento en este tipo de inversiones. De ahí que los cambios propuestos en la Reforma Financiera, como la adopción de un sistema de multifondos, cambios en el esquema actual de rentabilidad mínima, comisiones mixtas que miren el recaudo y el desempeño, así como la implementación de un esquema más flexible son cambios en la dirección correcta para permitir una mayor diversificación de los portafolios y ajustarlos a un perfil de más largo plazo. El 70% de los afiliados son menores de 35 años y por tanto les falta mucho tiempo para pensionarse. Hay que propender por mejores resultados en el largo plazo para mejorar las pensiones de los más de 8,5 millones de afiliados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?