Dinero.com Revista Dinero

Apuesta por el bienestar

| 3/7/2013 12:00:00 AM

Apuesta por el bienestar

Integradas hace tres décadas al Sistema de Protección Social a través del Sistema de Subsidio Familiar, las cajas de compensación brindan calidad de vida a los trabajadores y sus familias.

Las cajas de compensación son áreas de bienestar para los trabajadores y sus familias. Dirigidas tanto a empleados como a empresarios, estas son entidades sin ánimo de lucro y están vigiladas por la Superintendencia de Subsidio Familiar y son consideradas instrumentos de compensación para los trabajadores de distintos ingresos.

“Un papel fundamental de las cajas de compensación es ampliar la cobertura a los más necesitados, a través de la administración de EPS que cubran la salud, poner centros de referencia y, sobre todo, tener claro que no solamente se necesitan médicos para cuidar la salud”, asegura Olga Lucía Aristizábal, gerente IPS Colsubsidio.

En este sentido, es importante aclarar las características de los servicios que prestan las EPS, diferentes a los prestados por las cajas de compensación. Ambos sistemas, tanto el de salud como el de subsidio familiar, están adscritos al Sistema de Protección Social, y tienen un objetivo en común: la conservación de la salud pública. 

Según la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), las Cajas de Compensación Familiar participan en salud como aseguradoras en el sistema general de seguridad social a través de entidades promotoras de salud (EPS) y también como proveedores de servicios de salud a través de los 195 centros distribuidos en el país en atención a los distintos niveles de complejidad, donde se prestan diferentes actividades en promoción y prevención de salud: medicina general, pediatría, odontología, medicina especializada, laboratorio clínico, medicina familiar y medicina interna.

Las cajas de compensación deben ampliar el espectro de salud pública y, a través de sus portafolios, estas entidades incentivan la buena nutrición, la práctica de hábitos saludables, el deporte, el desarrollo personal y profesional y hasta la cultura, entre otros.

Al respecto, la cifra más reciente presentada por Asocajas calcula que 19,5% de la población cubierta en el Régimen Subsidiado en Salud estaba vinculada en diciembre de 2012 a una EPS del Sistema de Subsidio Familiar. En el caso del Régimen Contributivo, la cifra es superior: 31,7%.

En Colombia hay 43 cajas de compensación distribuidas en todo el territorio nacional; a estas se encuentran afiliadas 369.739 empresas, y congregan a 6’806.085 trabajadores, según cifras de septiembre de 2012. Los datos son de la SuperSalud y fueron extraídos por cálculos de Asocajas. También se estima que en 2011 fueron cubiertos por la Acción del Sistema de Subsidio Familiar, 21,2 millones de colombianos.

Desde su visión se convierten en integradores de servicios –como vivienda, atención a la población infantil y al adulto mayor, construcción de mejores hábitos de alimentación y deporte–, que impactarán en la salud no solo de sus afiliados sino de todo el país. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×