| 5/1/1995 12:00:00 AM

ALIMENTOS PROCESADOS

La recuperación en el subsector de alimentos, que se venía presentando desde 1992, se detuvo en 1994. El incremento en las importaciones especialmente desde Venezuela, unido al contrabando, hizo que la producción sólo creciera 1,9%. En el segundo semestre los convenios de absorción de cosechas establecidos por el gobierno de Samper, encarecieron las materias primas. Otro problema ha sido la falta de armonización en las franjas agropecuarias dentro del Grupo Andino. Esto ha colocado en posición ventajosa a productores venezolanos y ecuatorianos que tienen aranceles más bajos que los colombianos en materias primas como trigo y maíz. De ahí las crecientes importaciones de galletas, pastas y harinas precocidas. Pero al mismo tiempo que las importaciones de alimentos procesados aumentaron significativamente, 44% en 1994, las exportaciones reaccionaron después de un relativo estancamiento en años anteriores. En la industria se vienen realizando alianzas estratégicas con empresas de otros países para enfrentar la competencia, dentro de las que se destacan las realizadas por la Compañía Nacional de Chocolates con Mavesa de Venezuela y Colombina con General Foods de Estados Unidos. Los balances de las empresas continúan sólidos, al convertirse muchas de ellas exitosamente en comercializadoras de productos importados de renombre. El contrabando y el encarecimiento de las materias primas, ya sea por evolución de los precios internacionales o por restricciones a las importaciones, seguirán siendo en 1995 los principales problemas que enfrentará este subsector.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?