| 3/4/2011 12:00:00 AM

Acelerador a fondo

El sector automotor colombiano atraviesa un momento estelar en materia de ventas. No solo creció el último año 37,1%, sino que arrancó 2011 con pie derecho y el mejor mes de enero en toda su historia. Las marcas sacan sus mejores cartas.

Los 20.771 vehículos nuevos vendidos en Colombia durante el primer mes de este año hubieran podido pasar desapercibidos de no ser por un detalle sobre el cual hace dos semanas el director ejecutivo del Comité Automotor de Econometría, Juan Manuel García, hizo claro énfasis. El representante de la entidad, que mide la industria en el país, demostró con cifras que dichas ventas eran 40,5% mayores que las del mismo mes de 2010 y que lo convertían en el enero "con mayor volumen de ventas en la historia del país".

Semejante comienzo de año tiene a los empresarios del sector con la vista puesta en alcanzar por fin las 300.000 unidades nuevas vendidas para este 2011, un registro muy optimista en opinión de especialistas consultados por Dinero, pero que la estadística respalda por ahora con tendencias y cifras positivas que no dejan de sorprender.

No en vano, el año pasado esta industria vendió más de 250.000 vehículos en el país y, salvo los comerciales de pasajeros (-12,3%), todos sus segmentos crecieron de manera significativa. Mientras las ventas de automóviles aumentaron 33,9% con respecto al año inmediatamente anterior, las de taxis subieron 11,6%; las de vanes, 28,5%; las de comerciales de carga, 33,4%; las de pick up, 54,6%, y las de utilitarios, 64,1%.

Factores de crecimiento

¿Cuáles han sido los factores que han propiciado el buen momento por el que atraviesa la industria automotriz en el país? Son varios. Por un lado, el crecimiento económico reciente de Colombia; las menores tasas de interés y el fácil acceso al crédito; la estabilidad de la tasa de cambio, con tendencia a la revaluación del peso -que bajó los precios de los importados y aumentó su base de clientes potenciales-; la disminución de aranceles; la baja inflación y, en general, la estabilidad de los precios del mercado. Y, por otro, el mayor poder adquisitivo en los hogares; la mayor oferta del sector en el mercado, "y una positiva intención de compra de vehículos a lo largo del año, muy superior a la registrada en años anteriores", asegura un vocero de Mercedes-Benz.

Lo anterior, en un país con bajo índice de motorización como el nuestro, y donde ha sido notable la renovación del parque automotor de unidades comercializadas principalmente en 2007 y 2008. "Aquí ha sido clave también la creciente confianza del consumidor en la economía, y que el Gobierno está haciendo fuertes inversiones en sectores estratégicos, creando el ambiente propicio para comercializar en el país una mejor y más amplia oferta de vehículos", agrega una fuente de Ford en Colombia.

Adicionalmente, y en opinión de GM Colmotores, "complace ver a inversionistas americanos, europeos, brasileños, canalizando importantes cantidades de recursos hacia nuestro país, el cual conjuntamente con Brasil, Perú y Chile se ha convertido en destino atractivo para ellos".

Así las cosas, concluye Fabio Sánchez Forero, presidente de la CCA-Mazda, "2010 tuvo el terreno abonado para dar los resultados que dio, y para este año no hay razón para pensar que las circunstancias vayan a cambiar". El optimismo general del sector es elocuente y tiene sustento.

En sus marcas…

Por eso el creciente dinamismo en la oferta automotriz del país y la lucha actual de las marcas por ganar participación en el mercado, a través de más y mejores productos y servicios, que permiten en la actualidad al comprador, literalmente, sentarse a escoger.

Las estrategias de las marcas son diversas, pero todas le apuntan a superar las expectativas de sus compradores. "Seguimos apostándole al factor precio; nuestra meta es continuar ofreciendo al mercado precios competitivos para todos nuestros vehículos nuevos, extendiendo las garantías a seis años o a 150.000 kilómetros, soportándonos únicamente en la calidad y tecnología que solo nuestra marca puede ofrecer", afirma Juan David Shool, vicepresidente de Subaru de Colombia.

"¿Estrategias? Muchas -anuncia Julio Mario Romero, gerente Marca Skoda, de VAS Colombia S.A.-, pero una de nuestras principales es ampliar la red de concesionarios en el país. Nuestra idea era cerrar 2011 con dos vitrinas más, pero hemos logrado confirmar la apertura de ciudades muy importantes como Pereira, Bucaramanga, Montería y Cúcuta, a lo cual podremos sumar en Bogotá un concesionario más; todo esto acompañado, por supuesto, de talleres de servicio autorizado".

La indudable 'valorización' actual del cliente, gracias a la mayor competencia, ha logrado que la oferta del sector automotor en Colombia haya venido ganando en sofisticación, y que los compradores sean a su vez más exigentes. "Nuestros vehículos son cada vez más tecnológicos, cada vez más desarrollados en su diseño y prestaciones; esa es la base de la estrategia que nos permite ser una de las marcas de nicho más buscadas y deseadas por los consumidores. Al tiempo, continuamos fortaleciendo nuestro servicio de posventa, que nos tiene muy satisfechos al ser reconocidos como la marca de mayor confiabilidad en el mercado", anota Fabio Sánchez Forero, presidente de la CCA-Mazda.

Con la mira puesta en hacer clientes felices y fidelizados, por ejemplo, este año la marca Chevrolet ampliará su red de concesionarios en cerca de 13 puntos nuevos, en donde se destacan los ChevyExpress y los talleres especializados en todo el país. "Así, la compañía superará las 110 sedes de concesionarios en todo el país, con infraestructura adecuada para la atención de cualquier vehículo Chevrolet; el inventario de repuestos más completo que cualquier marca pueda ofrecer en el mercado, y procesos de agendamiento, recepción y mantenimiento de los vehículos, de acuerdo con las necesidades de los clientes y de la mano de personal altamente calificado", asegura Santiago Chamorro, presidente de GM Colmotores.

Dentro del actual boom automotor en Colombia es importante destacar el desempeño de dos segmentos particularmente dinámicos en este inicio de año. El primero es el de los automóviles de gamas media y alta y, el segundo, por el lado de los vehículos comerciales, el de carga mediana. Ambos vienen ganando participación de mercado a ritmos sobresalientes y, de hecho, jalonaron durante 2010 un crecimiento anual del 25%, tanto para el segmento de automóviles como para el de los vehículos comerciales de carga. Dinero indagó la oferta actual en los dos segmentos y destaca los productos más sobresalientes (ver recuadros).

La expectativa al interior del sector automotor en Colombia no puede ser mayor. Las apuestas van desde repetir este año las 253.000 unidades vendidas en 2010 hasta superarlas y lograr el anhelado pico de las 300.000. En consecuencia, vienen meses de mucha actividad comercial por parte de las marcas y de ofertas y promociones, tras las cuales el mayor ganador será -sin duda- el consumidor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?