| 9/14/2007 12:00:00 AM

Acción sin límites

Ir más allá de lo que exigen las leyes le ha permitido a Pavco obtener por sexto año consecutivo la distinción 'Excelencia Ambiental' que otorgan la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Dama.

Planear, hacer, verificar y actuar (PHVA) es la fórmula que se aplica diariamente en cada una de las áreas de producción de Pavco, como parte de la filosofía ambiental de la empresa. La instrucción es clara: 'Hay que cumplir con las metas mensuales de producción, pero sin perder de vista el tema ambiental'.

Y es que para Pavco, el hecho de ser catalogada como una de las industrias colombianas de bajo impacto ambiental tiene sus ventajas. Por una parte, ha recibido distinciones como el premio Planeta Azul del Banco de Occidente por su sistema de recolección de aguas lluvias y el de Excelencia Ambiental que otorga la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Dama (hoy Secretaría del Medio Ambiente), y por la otra tiene descuentos especiales en el pago del impuesto predial cada año.

La empresa ha logrado crear una cultura de responsabilidad medioambiental con todos sus trabajadores, al punto que todos los desechos se seleccionan cuidadosamente para identificar qué es reciclable y qué es peligroso para el medio ambiente.

La convicción de Orlando Prieto, gerente de ecoeficiencia de la empresa, y de Edward Téllez, coordinador del programa de Seguridad y Medio Ambiente, es la de que todo lo que se utiliza en la compañía es parte del proceso y debe ser tenido en cuenta como tal: desde un lápiz, pasando por los bombillos, hasta el cartucho de las impresoras.

El manejo integral del agua, la energía, el aire y los residuos es clave. Entre 1993 y 2005 la compañía disminuyó el consumo de energía en un 40% mediante campañas internas para el consumo eficiente. En ese mismo periodo redujo el material particulado emitido a la atmósfera al pasar de 3,73 kilogramos por tonelada de producto a 0,20 kilogramos por tonelada.

Las mejoras logradas y mantenidas obedecen especialmente al cambio de combustible de crudo a gas natural, con los cuales se garantizan niveles bajos de emisiones frente a las normas exigidas por las autoridades ambientales. El reto de la empresa es precisamente ir más allá de las exigencias ambientales y por eso cuenta con el certificado en el sistema de gestión ambiental ISO 14001 y en seguridad y salud ocupacional Ohsas 1800. La inversión es millonaria en los diferentes departamentos. Por ejemplo, sólo en capacitación para el manejo de residuos y en mantenimiento de las redes de aguas residuales se calcula un presupuesto que supera los $250 millones cada año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?