| 3/30/1998 12:00:00 AM

A fijar reglas claras

"Colombia debe establecer reglas de juego transparentes para atraer más inversión extranjera", recomienda el ministro de Hacienda de Chile.

1. En un mundo globalizado como el actual en el que la inversión regional se ha convertido en una estrategia importante para competir, ¿usted, como ministro de Hacienda, qué oportunidades ve en Colombia para los inversionistas de su país?



2. Al mirar a Colombia desde afuera, ¿qué cambios aconsejaría usted a los colombianos para aumentar la inversión extranjera?




1. Colombia desde hace muchas décadas ha sido un país normalmente responsable en el manejo macroeconómico y en el de sus finanzas públicas. Creo que hay un reconocimiento latinoamericano al buen desempeño promedio que ha tenido en esta materia. Siendo Colombia un país de abundantes recursos energéticos --gas, petróleo y otros--, de importantes recursos agropecuarios y de cultivos tropicales, amén de una industria manufacturera más sofisticada que lo que generalmente se encuentra en América Latina, me parece que Colombia es una plaza interesante para inversionistas, no sólo chilenos, sino de todas partes del mundo.



En el caso de Chile debo resaltar la mayor presencia de capitales privados chilenos en varios países vecinos, como Argentina, Brasil, Perú, Bolivia, Venezuela, México y la misma Colombia.



2. Tener y seguir manteniendo reglas del juego muy claras, muy transparentes y muy reconocibles en el mundo. Sostener cuentas macroeconómicas balanceadas y equilibradas. Acrecentar la labor social, apoyar la inversión en capital humano y capacitar más, como lo hacemos todos los países, a sus trabajadores.



Así mismo seguir combatiendo con dureza y firmeza la corrupción y el narcotráfico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?