| 7/24/2009 12:00:00 AM

Mark J. Hennessy Vicepresidente y Chief Information Officer de IBM

"Tenemos la oportunidad de mejorar la forma en que hacemos negocios y la manera como vivimos".

Con motivo del IBM Forum & Briefing 2009, estuvo en el país Mark J. Henessy, vicepresidente y chief information officer (CIO) de IBM a nivel global, quien presentó las soluciones de esta multinacional para sus clientes en el país. El más alto ejecutivo de IBM en visitar el país manifestó, en entrevista exclusiva a Dinero, la enorme oportunidad que representa la crisis para repensar la forma en que se hacen los negocios y el nuevo rol que están adquiriendo los presidentes empresariales alrededor del mundo. Añade, entre otras, que en el futuro cercano las compañías deberán concentrarse en la simplificación de los procesos básicos de su operación.

D — ¿Cuál es la principal preocupación que ha notado en los empresarios colombianos?

Me he reunido con muchos clientes de diferentes sectores y un tema común es, obviamente, que en este difícil entorno económico muchas compañías buscan formas de incrementar su productividad. Para ello se deben repensar las operaciones de información y tecnología (IT) y disminuir los costos de las mismas. Además, han mostrado mucho interés por las estrategias que implementamos en el trabajo con nuestros clientes para disminuir costos en el mediano plazo.

Muchas compañías están buscando sacar ventaja de esta situación económica adversa, de este entorno caótico, para hacer las inversiones y los cambios en sus negocios necesarios para ayudarlos a competir, una vez los mercados comiencen a mejorar.

D — ¿Cuál es esa estrategia en IT?

La idea es centralizar las operaciones de IT. En IBM, por ejemplo, hemos pasado, en cinco años, de usar 150 data centers a cinco. La tecnología actual puede ayudar a las empresas a consolidar sus data centers y ahorrar dinero. Por ello me he enfocado igualmente en los temas de virtualización y almacenamiento, en la creciente habilidad de virtualizar servidores en diferentes plataformas. Esto representa una increíble oportunidad de ahorrar costos, nuestra compañía está virtualizando más de 1.000 sistemas por año. Ahora tenemos la tecnología para hacer un inventario e identificar las mejores oportunidades de reducción de costos y descubrir dónde están los retornos tempranos de la virtualización, esto ayuda a optimizar los ingresos de las inversiones.

Otra estrategia para reducir costos es simplificar aplicaciones. En IBM hemos pasado de utilizar 15.000 aplicaciones a 4.500, una oportunidad única para ahorrar dinero y simplificar operaciones al tiempo que se incrementa la productividad.

D — ¿En qué consiste esa simplificación de operaciones?

Actualmente hay millones, incluso miles de millones, de dispositivos que interactúan de forma generalizada con cada aspecto de nuestra vida, presentes en aplicaciones como teléfonos celulares o cámaras digitales. La pregunta que nos hacemos es cómo pueden nuestros clientes usar esos dispositivos y la información que generan a favor de sus clientes y aumentar la productividad y devolver ese valor a sus grupos de interés.

Hay una gran oportunidad de tomar estos dispositivos, interconectarlos y utilizarlos para lograr formas más inteligentes de hacer negocios. Hay ejemplos en una gran cantidad de industrias: usamos estos dispositivos para mejorar el flujo de tráfico en grandes ciudades; para hacer más inteligente el proceso de producción de petróleo, elevando la productividad de las compañías; en el campo de la salud, la virtualización de la información permite tomar decisiones más inteligentes y ampliar la cobertura; e, incluso, en la producción de alimentos, donde hay mucha gente qué alimentar pero el desperdicio de comida es enorme. Otros ejemplos se encuentran en el manejo del agua potable.

Ahora tenemos la oportunidad de usar estos dispositivos y la información que producen y utilizar esa información de forma inteligente para mejorar la manera en que hacemos negocios y la forma en que vivimos.

D — ¿Qué diferencia el momento actual y permite pensar en este tipo de soluciones?

Primero, estos dispositivos se están generalizando realmente, hoy hay miles de millones de transistores alrededor del mundo, diez años atrás este no era el caso. Estamos en un punto en el que estos dispositivos son tan generalizados que hace que sea mucho más fácil interconectarlos y obtener un resultado más inteligente de ellos. Segundo, ahora tenemos la capacidad computacional que nos permite hacer análisis realmente profundos y entender y extraer la mayor información posible.

D — ¿Cómo influye esto en la operación de una empresa?

Permite conocer la información de un negocio y saber dónde está respecto de sus competidores. Además, permite hacer modelos predictivos para saber dónde estaremos mañana, cómo va a ser la demanda de productos, hacia dónde se va a mover el mercado y dónde estará la tecnología disruptiva del mañana. Estas son las cosas que podemos responder ahora con los análisis y la capacidad computacional desarrollada.

Muchas compañías no se permitirán desperdiciar la crisis, es una oportunidad única para tomar ventaja de estas tecnologías y hacer progresar los negocios, mejorar las capacidades y tener mayor conocimiento de las necesidades de los consumidores.

D — ¿Esto cambia a su vez la forma de dirigir una empresa?

Hace año y medio hicimos entrevistas a más de 1.000 CEO alrededor del mundo y el mensaje fundamental que surgió fue que ellos esperan un cambio significativo en los próximos años, cambios en sus modelos de negocio, en sus estrategias de mercado, en las fuentes de ingresos de sus compañías y en los mercados que ellos eligen servir. Básicamente, el mensaje era que un cambio estaba por llegar y sus compañías debían tener la habilidad de adaptarse a este y el CEO de liderarlo.

Es un momento muy interesante para un CEO, su rol está cambiando pues pasa de ser un gerente enfocado únicamente en reducir costos a ser un líder estratégico de negocios en su organización. El hecho de que existan estas tecnologías generalizadas y que tengamos la tecnología para interconectar estos dispositivos, agregándoles inteligencia, hace que este sea un momento muy interesante para ser un CEO.

D — ¿La crisis es un buen momento para impulsar un cambio de estrategia?

Los negocios atraviesan ciclos todo el tiempo; por ello, independiente de si son buenos o malos tiempos, lo importante es saber usar la tecnología y las herramientas que están disponibles para acelerar y mejorar los resultados de los negocios.

D — El concepto de sostenibilidad ha tomado fuerza en la actual coyuntura, ¿en este sentido apuntan los cambios de los que usted habla?

Uno de los aspectos que trabajamos con muchos de nuestros clientes es el del desarrollo de una infraestructura dinámica flexible a las demandas y cambios de los que están hablando los CEO. Su uso está llevando la tecnología a recortar costos y a ayudar a las compañías a ser más competitivas. Precisamente, uno de los aspectos clave de la infraestructura dinámica es que es muy eficiente energéticamente; al virtualizar, por ejemplo, hay beneficios para todos porque se puede reducir el consumo de energía en más del 80%. Estos son buenos negocios, una buena forma de ahorrar dinero y de minimizar el impacto en el medio ambiente, es decir, una solución sostenible.

El enfoque debe ser obtener lo mejor de dos mundos: permitir que los clientes tengan tecnología de punta a un precio bajo con el menor impacto ambiental.

D — ¿Hacia dónde apunta esa tecnología?

A comprender al consumidor. Las empresas están buscando un mejor conocimiento de los patrones de consumo de sus consumidores, no solo en el pasado, sino mirando hacia el futuro. Nuevamente, la habilidad para usar la información requiere de análisis sofisticados para mejorar y optimizar los negocios. Por ello es necesario contar con capacidades de investigación y sofisticados programas de análisis que se ponen a disposición de los clientes para brindarles una ventaja competitiva real en términos de qué productos se van a vender bien, qué servicios van a ser adoptados por sus circunscripciones o qué nuevas capacidades deberían estar adoptando para su mercado.

D — ¿Cómo se acompañan estas ventajas tecnológicas?

Estamos viendo clientes con intereses de encontrar la forma de reducir costos, de tener una menor infraestructura en su provisión de servicios y en gastos de IT, que al mismo tiempo aprovechan los ahorros de estas estrategias para invertirlos en oportunidades de alto retorno, como la estrategia Smarter Planet de IBM, porque consideran que les va a brindar una ventaja competitiva. Es un concepto interesante y muchos de nuestros clientes lo están adoptando, están reduciendo los costos de su operación y están invirtiendo el dinero en transformar sus organizaciones para ser más competitivos y servir mejor a sus clientes.

D — ¿Varía el comportamiento de las compañías alrededor del mundo en esta visión?

El concepto está imponiéndose muy rápido: reducir los costos de operación y reinvertirlos para hacerse más competitivo. Otra tendencia que se está imponiendo es el concepto de construir un planeta más inteligente, sin importar el tipo de industria o de geografía y sin importar el tamaño del negocio u organización. Estos conceptos hacen que la organización sea más productiva y ayudan a servir mejor a sus clientes.

D — ¿Qué viene para las empresas en la post crisis?

Yo creo que vamos a ver más de lo mismo, si soy honesto con usted. Veremos más y más empresas sacando provecho de la explosión de tecnología para penetrar más el mercado y explotar sus oportunidades.

Pero también creo que más compañías buscarán simplificar sus procesos centrales. Van a encontrar formas de ser menos complejas y facilitar a sus empleados hacer negocios y, más importante aún, facilitar a sus clientes hacer negocios con ellos. Muchas empresas se han vuelto muy complejas porque tienen diferentes unidades de operación de negocios, tienen diferentes operaciones geográficas o han hecho muchas fusiones y adquisiciones durante los últimos años, entonces tienen una gran complejidad en sus negocios.

D — ¿Qué pasará con las empresas que no hagan esto?

Van a tener dificultades para competir. Si están en un entorno muy complejo o improductivo y están usando muchos procesos, tendrán una desventaja real respecto de las compañías que tomen las ventajas de la tecnología y de los procesos de simplificación que las harán más competitivas en el mercado, tanto por costos como por el hecho de que el consumidor va a ser más selectivo a la hora de escoger sus productos.

Si usted tiene una organización no productiva y costosa será muy difícil ser competitivo en el mercado. Incluso si es capaz de reducir los costos, aún es importante entender quiénes son sus clientes y acceder a ellos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?