| 3/18/2008 12:00:00 AM

"La economía avanza con paso firme"

A mediados de agosto se abre la primera tienda de Payless Shoes en Colombia, y con ella se espera una nueva revolución en el negocio del calzado. La meta es aumentar el consumo per cápita de zapatos y darle un impulso al mercado.

En la primera semana de marzo se definió que, por ahora, no habrá aranceles para la importación de calzado y que los industriales de varios sectores tendrán luz verde para traer sus mercancías al país con cero arancel durante los próximos seis meses.

La noticia, que tiene angustiados a los productores nacionales de calzado por el impacto que pueda tener en las ventas en el mercado local, fue recibida con beneplácito por Samuel Azout, el representante de Payless Shoes Colombia, por considerar que con este anuncio no sólo se despeja el camino para el ingreso de la multinacional norteamericana al país sino que se abre un nuevo escenario para dinamizar la industria del calzado y darle un impulso a este sector, que ha estado de capa caída en los últimos dos años.

El gran interrogante es ¿cómo competir en un mercado que recibió entre enero y noviembre de 2007 más de 8´672.000 pares de zapatos provenientes de China y que ahora tendrá una mayor oferta de origen extranjero. Dinero habló con Samuel Azout al respecto.

Usted celebra la noticia de la eliminación de aranceles para varios productos, entre ellos el calzado. ¿Cómo impactará esto la industria nacional?

La industria nacional considera que un aumento de aranceles le conviene al país porque protege los empleos, pero en la práctica eso no es del todo cierto y lo que hace es privar al consumidor colombiano de tener buenos productos a precios asequibles. Yo celebro que el Gobierno haya entendido que el aumento de aranceles es una política regresiva que lleva a mayores desigualdades. Estoy totalmente convencido de que para proteger la industria colombiana y hacerla más competitiva es necesario apoyar a los empresarios con capacitación, créditos blandos, facilidades para importar bienes de capital y estímulos para contrarrestar la revaluación del peso. La otra salida está en ejercer mayor control a la importación ilegal para que cesen la subfacturación y el contrabando. Estoy seguro de que el Gobierno tratará de evitar la competencia desleal, pero también es claro que habrá más oportunidades para el crecimiento y desarrollo del sector.

Con un competidor tan grande como Payless Shoes, que ha sido reconocido por sus políticas de bajo precio ¿cómo podrán competir los empresarios?

Los estudios previos de mercado indican que Colombia es el segundo país de habla hispana más poblado del mundo. Sin embargo, tiene un consumo per cápita que se mueve entre 1,8 y 2,4 pares de zapatos al año. Esto muestra que hay un potencial gigantesco.

Otro indicador para el desarrollo de la industria es que entre el 40% y el 50% del calzado que se vende en Colombia es a través del comercio informal. El reto está en debilitar ese comercio informal y esto sólo se puede hacer con innovación, calidad, mayor oferta y precios competitivos. Un tercer factor está en el hecho de que en Colombia un alto porcentaje de las personas son jóvenes y este es un mercado exigente y con muchas expectativas sobre la moda.

¿A qué le apuesta la multinacional en el país?

A incrementar el consumo per cápita a tres pares de zapatos año y a lograr una participación de 4% de aquí a 2014. Si logramos cumplir la meta de ampliar el consumo, el beneficio será para todos los actores de la cadena porque, si bien inicialmente Payless importará el 100% del calzado que tendrá en sus tiendas, la meta es que a partir de 2009 se comience a contratar la producción de algunos diseños con proveedores nacionales. Para esto ya se están haciendo acercamientos con los industriales del sector.

¿Cuál será la estrategia de Payless para impulsar la industria del calzado en Colombia?

Con la apertura de 150 almacenes en los próximos cinco años. Cada almacén contará con una inversión inicial de US$400.000, los cuales se suman al presupuesto para tecnología. También se estimulará el mercado con una fuerte inversión publicitaria que sin lugar a dudas sacudirá el sector de calzado en los próximos meses.

¿Qué pasará con la política internacional de precios bajos?

En Colombia no tendremos precios bajos. La idea no es quitarle mercado a la competencia ni crear pánico con la entrada de productos que se destaquen por su diseño a bajos precios. El reto está en impulsar la industria y por eso entraremos con precios similares a los de la competencia. Tampoco vamos a vender nada de lo que ya existe en el mercado colombiano, nos concentraremos en promocionar nuestras propias marcas: Airwalk, American Eagle, Dexter y Abaethe y en mostrar una oferta totalmente diferente a la ya existente.

Se habla de 150 tiendas en cinco años, de las cuales diez serán inauguradas entre agosto y diciembre de este año ¿Esto implica crecer por franquicias?

El modelo de negocios de Payless no contempla la franquicia en ningún lugar del mundo. Lo que ellos hacen es mantener el 60% de las acciones en todos los mercados donde ingresan y buscar socios capitalistas para el otro 40%. La expansión se hace de manera directa y esto les ha permitido tener presencia en Panamá, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, República Dominicana y el Ecuador. Hoy la empresa opera 5.000 almacenes en todo el mundo y genera empleo directo e indirecto en los países a donde llega.

¿Cuántos empleos espera generar la multinacional en Colombia este año?

En la parte administrativa se abrirán 30 nuevas plazas de empleo y en la operativa 70 más, para un total de 100 vacantes en el sector, además de los empleos indirectos. Por ejemplo, ya tenemos contratada la producción de los accesorios y calcetines que se exhibirán en las tiendas. Esto es mano de obra 100% colombiana.

¿Y en materia de diseño habrá oportunidades?

Todos los diseños de Payless son propios y se originan en Nueva York. Sin embargo, no sería descabellado pensar en la contratación de diseñadores de calzado colombiano para abastecer el mercado nacional. En efecto, una de las fortalezas que han visto los socios de Payless en Colombia está en la calidad de los productos de diseño, imprenta, tipografía y accesorios y no dudan que haya talentos en la parte de diseño de calzado.

Además del impulso que, a su modo de ver, tendrá el sector calzado. ¿Cómo ve el entorno para los demás sectores de la economía?

Considero que la economía colombiana va por buen camino. El Gobierno ha tratado de crear contratos de estabilidad con inversionistas extranjeros y ha procurado tener consistencia en las reglas económicas. De alguna forma esto genera mayor confianza en los inversionistas extranjeros y esto es positivo porque la inversión es la que genera empleo y permite sacar a la población de la pobreza. Sin embargo, todavía falta un largo camino por recorrer. Me parece que uno de los elementos que podría considerar Colombia, es trabajar un poco más profundamente en su política industrial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?