| 3/19/2010 12:00:00 AM

Kiril Sokoloff. Fundador y CEO de 13D Research

Con ocasión del XI Encuentro Colombia Compite, realizado en Corferias, estuvo de visita en el país Kiril Sokoloff, fundador y CEO de 13D Research (USVI), LLC, y asesor de directores financieros, grandes corporaciones, fondos de pensiones y gobiernos en todo el mundo.

Dinero habló con Sokoloff, reconocido por su habilidad para identificar antes que nadie los temas seculares de gran impacto a nivel mundial, acerca de los riesgos que ve en la economía en los años por venir y de las oportunidades que brindan las tendencias que él y su equipo de trabajo han identificado en el futuro cercano para Colombia.

 

D — ¿Cómo ve la economía global en los próximos años?

Creo que asistiremos al regreso de la inflación global: subirán las tasas de interés, que están en mínimos históricos; los mercados de bonos soberanos se convertirán en la próxima burbuja especulativa del mundo; el desapalancamiento financiero pasará a ser un mito, la deuda seguirá subiendo por todas partes donde se mire; y las finanzas del gobierno de Estados Unidos mostrarán lo pobres que son.

D — ¿Qué elementos están impulsando esta tendencia de la economía?

Tal y como lo expresaron en sus presentaciones mis compañeros de 13D, está el fenómeno que denominamos el peak oil, es decir, el tope de producción de petróleo, algo que está ocurriendo igualmente en el sector de alimentos, en la disponibilidad de suelos y en la producción de agua.

Estamos viviendo en un mundo de escasez de recursos, en la medida en que 5.000 millones de personas ascienden en la cadena alimenticia y económica. La planeación de las órdenes de pedidos no está en los lugares correctos, los suelos se están erosionando alrededor del mundo a tasas aterradoras y los inventarios de alimentos se encuentran en los niveles más bajos de los últimos 30 años.

D — ¿Cuál es su pronóstico de crecimiento de la inflación?

La inflación está subiendo. Si se mira en términos per cápita, esta se ubica a tan solo 7% de su nivel más alto de 2008, pero está camuflada por la baja inflación de la Zona Euro y de Estados Unidos. Si se mira en términos per cápita, la inflación está creciendo aceleradamente.

La brecha de producción actual muestra que hay una enorme capacidad productiva en el mundo, algo similar a lo que se decía en los años 70 cuando hubo un periodo deflacionario que dio paso a un rápido repunte de la inflación. Pero a causa de la crisis financiera, mucha de la capacidad de acceso ha sido destruida y está en lugares equivocados.

De otro lado, si se miran los últimos 25 años, el crecimiento del crédito excedió vastamente el ritmo al que crecía la oferta monetaria y este dinero está en el sistema, dispuesto a regresar y a crear una enorme inflación.

D — ¿Qué harán los gobiernos para prevenir este fenómeno?

Va a ser muy difícil para los gobiernos intervenir porque el sistema financiero está en una muy mala situación. Nada es inevitable, pero la probabilidad de que se dé ese escenario de inflación es muy alta. Venimos de un periodo de 27 años de tasas de interés e inflación decrecientes, pero nada dura para siempre.

Escribí un libro en 1991 en el que argumentaba que íbamos a tener un periodo largo de inflación y tasas de interés a la baja, titulado: Is Inflation Ending: Are You Ready? Y he dado cientos de conferencias diciendo que las altas tasas de interés iban a caer a su nivel más bajo. Pero esa era ya terminó, estamos entrando en una nueva, de regreso a tasas de interés e inflación crecientes, una tendencia que puede durar muchos años, incluso décadas.

D — ¿Colombia podría sacar provecho de esta situación?

Veo oportunidades para Colombia porque puede producir más petróleo, más alimentos y tiene una gran cantidad de minerales, todos los cuales van a estar subiendo de precio. Además, el país puede convertirse en un excelente hub de transporte. Habrá grandes oportunidades de inversión en oro, ciertos commodities y en el mercado accionario.

D — ¿Qué debería hacerse en el país para estar preparado y sacar ventaja de esta situación?

Obviamente deben expandir la producción de alimentos y deben atraer más capital extranjero para invertir en la expansión de la producción de petróleo. Hay que hacer lo mismo para la gran variedad de minerales que tiene Colombia.

D — ¿Además de las actividades extractivas, qué otros sectores podría desarrollar el país?

Es necesario enfocarse en las nuevas tecnologías que pueden cambiar el mundo, como la nanotecnología y las terapias con células madre. Si Colombia decide apostarle a estos sectores, podría atraer enormes inversiones y turismo.

D — ¿Qué se podría hacer a partir de la nanotecnología?

La nanotecnología es básicamente coger cada pedazo de materia y encontrarle un nuevo uso. Con esta tecnología cambia la composición de todo, se hace más eficiente, más duradero y más barato. Por ejemplo, hay desarrollos en nanotecnología para inversiones en energía solar, en las que el costo de producir un panel solar puede reducirse hasta en un 80%. Técnicamente es un tema complicado, pero es el asunto más grande a nivel global en la actualidad, el cual hemos estudiado por diez años en 13D.

En últimas, todo depende de cómo se usa la nanotecnología. Puede usarse para producir bolas de tenis que duren más tiempo, por ejemplo. Depende de cómo se usa. A veces busca reducir costos, mayor resistencia, ser más fuerte o más duradera. La nanotecnología va a tener uno de los más grandes impactos en la industria y en la historia del mundo.

D — ¿Cómo ve el futuro del etanol?

El etanol se vincula con la producción de petróleo. Esta tuvo su pico en mayo de 2005, cuando alcanzó una producción de 74 millones de barriles de crudo por día, y ha permanecido constante por cerca de cinco años. Hoy estamos consumiendo cerca de 87 millones de barriles combustibles por día y la diferencia entre estos dos valores es lo que se denomina los líquidos de gas natural, los cuales no pueden ser transportados fácilmente. Entonces, lo que tenemos es una crisis de transporte de combustibles líquidos y solo hay un reemplazo para ellos actualmente: el etanol.

Decir que el futuro del carro está en los híbridos y que esto va a resolver el problema de demanda de combustibles es ingenuo. Hay 900 millones de carros en el mundo, tan solo en Estados Unidos hay 250 millones, y la tasa a la que se están produciendo carros eléctricos es muy lenta, menos de 1 millón al año. Por lo tanto, dentro de los próximos 20 años la única solución será el etanol.

D — Usted habla de la celulosa como materia prima del etanol. ¿En qué consiste esta forma de producción de etanol?

La celulosa para la producción de etanol se basa en el uso de encimas que se encuentran en los desperdicios agrícolas. Esta es la solución del futuro porque se usa el desperdicio de la producción agrícola sin afectar la producción de alimentos.

D — ¿Se puede producir la cantidad requerida de etanol solo con desperdicios agrícolas?

Sí, hay un inmenso número de desperdicios agrícolas que pueden emplearse para producir etanol, como el bagazo o las cáscaras de naranja. En Estados Unidos, por ejemplo, se produce maíz, tanto para alimentación como para convertirlo en combustible y se pueden usar los desperdicios agrícolas de esta producción, las tusas del maíz, que nadie come.

La tecnología está siendo perfeccionada y no es comercial aún, pero lo va a ser dentro de poco.

D — ¿Se creará un nuevo mercado para estos desperdicios? ¿Cómo funcionaría esto?

Es un tema complejo, no soy experto en él pero tenemos gente que trabaja tiempo completo en ello. Sin embargo, puedo decirle que depende de si se tienen lo que denominamos pequeñas bio-refinerías. Estas se localizan por todas partes en el cultivo, pueden ser cientos o miles de ellas, cada cierto número de kilómetros, esta es una forma de hacerlo.

D — Usted también habló de la importancia de la digitalización. ¿Cuál es la ventaja de esto para el país?

Colombia puede dar un gran salto si le apuesta a la digitalización de su economía rápidamente. Al mirar otros países, es claro que entre más digitalizada sea su economía, es decir, entre mayor sea el acceso y penetración de internet y de la telefonía celular, el uso de teléfonos celulares que empleen internet, mayor es su crecimiento económico. Se deben tomar acciones cuanto antes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?