Una reforma antiempresarial

| 12/7/2000 12:00:00 AM

Una reforma antiempresarial

La reforma tributaria que actualmente se discute en el Congreso tiene unos efectos altamente nocivos para el desarrollo empresarial. Varios analistas la han catalogado de fiscalista y contraria al principal objetivo de política: reactivar la economía. ¿Qué tiene la reforma en contra de la actividad privada? Además de un 3 x 1.000, que tendrá efectos nefastos sobre el ahorro y la rentabilidad de los negocios con mayor rotación de efectivo, y de que no presenta ningún estímulo para la creación de empresas vía el impuesto de renta, la reforma aumenta las tasas de renta presuntiva. Es decir, lo que las empresas que no son rentables pagan al Estado porque se supone que el capital debe tener un rendimiento. El impuesto está hoy como el mayor valor entre el 5% del patrimonio bruto o el 0% del patrimonio sin deuda o líquido. La reforma propone aumentar las tasas a 6 y 1%. Esto supondría que las 43 empresas que registrarán pérdidas en el 2000 tengan que pagar cerca de $64.500 millones en impuestos (estimación con base en los estados de las empresas inscritas en bolsa). Cuando las empresas más necesitan el capital para enfrentar las dificultades que implica pérdidas de más de $1 billón hasta septiembre del 2000, resulta contraproducente aumentar la tasa impositiva.



El sector privado ha tenido en el 2000 un período de ajuste y ha logrado afinar sus estructuras para recuperar la productividad y volver a invertir en el futuro. De hecho, la caja de las 105 empresas inscritas en bolsa aumentó $2,8 billones si se comparan las cifras de septiembre de este año con el mismo mes del 99. Sin embargo, el camino por recorrer es aún difícil y el entorno económico sigue siendo hostil para las empresas. En ese contexto, el gobierno, a pesar de que tiene que resolver un déficit del gobierno central de 5,7% en el 2001, debe buscar otras alternativas para obtener los recursos fiscales que le hacen falta en el 2000.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.