| 12/11/2009 12:00:00 PM

Remesas

Entre enero y octubre, la caída de remesas hacia Colombia alcanzó 17,4%, una de las más pronunciadas de la Región. Estos recursos representan el 2,2% del PIB del país.

Los peores pronósticos hechos a comienzos de 2009 sobre la caída de las remesas hacia los países en desarrollo no se cumplirán. Sin embargo, los recursos que envían los cerca de 190 millones de trabajadores emigrantes en el mundo hacia sus países de origen podrían caer 5,3% este año, a unos US$317.000 millones, según cálculos divulgados en noviembre por el Banco Mundial (BM).

A comienzos del año, entidades como el BM y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) habían calculado una caída en las remesas entre 7% y 10%. La destrucción de empleo en Estados Unidos, que en el primer trimestre del año alcanzó el millón de puestos de trabajo, así como la recesión de las principales economías europeas, justificaban estos pronósticos. Los resultados actuales, aunque negativos, son menos malos de lo estimado inicialmente.

En Colombia, la caída en las remesas se sintió con rigor durante los primeros diez meses del año, con una contracción de 17,4%. De acuerdo con datos preliminares del Banco de la República, entre enero y octubre ingresaron al país US$3.366 millones por concepto de remesas, frente a US$4.080 millones de igual periodo de 2008. El impacto es peor por efectos de la revaluación del peso, que redujo los ingresos de los colombianos que reciben estos giros entre un 13% y 14%, de acuerdo con el gerente de investigaciones de Corredores Asociados, Julián Cárdenas.

España y Estados Unidos encabezan la lista de países desde donde se enviaron estos recursos, seguidos por Venezuela, con una reducción dramática. Por regiones, el informe del Banco de la República muestra que los principales receptores de estos recursos siguen siendo los departamentos de Valle del Cauca, Antioquia y Cundinamarca, seguidos por Risaralda, Quindío y Atlántico.

En América Latina, Colombia presenta una de las contracciones más altas de ingresos por remesas, aunque en el vecindario la caída en las remesas también ha tenido un impacto importante. En México, la caída de los giros alcanzó 16,3% al cierre de octubre; en Ecuador 16,4% a septiembre; en El Salvador 10,3% a septiembre; en Honduras 11% hasta noviembre y en Nicaragua 6,3% a octubre, de acuerdo con un reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Sin embargo, la real dimensión del impacto se observa en los países donde la participación de las remesas tiene una alta incidencia en el Producto Interno Bruto. Por ejemplo, en El Salvador las remesas representan el 18,1% del PIB; en Haití 21,6%; en Jamaica 18,5%; en Guatemala 12,5% y en Ecuador 7,5%.

Aunque México y Colombia son los países de América Latina que reciben el mayor flujo de giros, su participación es baja: en México representa 2,5% del PIB y en Colombia 2,2%.

Frente a esta perspectiva, Cárdenas cree que en el primer semestre de 2010 la caída en las remesas se mantendrá, aunque prevé que en el segundo, cuando comience la reactivación del empleo mundial y se verifique la recuperación de las principales economías, puedan comenzar de nuevo una ruta ascendente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?