| 3/26/2010 12:00:00 AM

Las Sociedades por Acciones Simplificadas

En 2009, 43% de las empresas creadas en Bogotá lo hicieron bajo el esquema de SAS, estadística que alcanzó 70% en enero de este año.

La forma de constituir empresas en el país pasó en el último año por una profunda transformación. Mientras a finales de 2008 cerca de 74% de las empresas creadas lo hicieron bajo la figura de 'Sociedad de responsabilidad Limitada', al terminar 2009 cerca de la mitad de las empresas se crearon como Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS).

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá, entre enero y diciembre de 2009 se constituyeron cerca de 24.000 empresas, de las cuales 43%, es decir 10.251, correspondió a SAS. Otras 9.297 se constituyeron alrededor de la figura de sociedad de responsabilidad limitada, 10% fueron Sociedades Anónimas y 2% a Sociedades en Comanditas.

La creación de las SAS bajo la Ley 1258, que entró en vigencia el año pasado, introdujo mayor flexibilidad que la registrada hasta el momento por cualquier figura societaria contemplada en el Código del Comercio. Su acogida ha sido tal que se estima que en todo el país se crearon unas 25.000 SAS. Solo en enero de 2010 se crearon 1.344 SAS, correspondiente a 70% de las nuevas compañías registradas.

¿Qué ha llevado a que esta figura para constituir empresas esté pasando por un boom? Tres poderosas razones encontró la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) en las conclusiones de una encuesta contratada para determinar lo que está ocurriendo con las SAS, cuyos resultados fueron presentados por el vicepresidente jurídico de la entidad, Juan Camilo Ramírez: "la no obligatoriedad de la revisoría fiscal, la facilidad en los trámites de creación y el que no compromete el patrimonio de los accionistas".

Estos tres factores, asociados con flexibilidad y mayor simplicidad para hacer negocios, explican que por tamaño de activos el mayor porcentaje de las nuevas empresas creadas en Bogotá bajo esta figura sean microempresas, con 85%; 14% pequeñas y medianas y 1% grandes.

Para Francisco Reyes Villamizar, considerado el 'padre' de las SAS -por su papel en el impulso de la ley que permitió su creación-, los empresarios han comenzado a entender las bondades de esta figura, pues ahora, para constituir una empresa, no tienen que hacer un documento en notaría, simplemente la pueden crear por un documento privado; se puede crear con un solo socio; su término puede ser indefinido; no se les exige un objeto único; sus socios pueden escoger el tipo de participación deseado; no se les exige pagar el capital de inmediato; en el caso de que existan conflictos, estos se solucionan a instancias de tribunales de arbitramento y la responsabilidad por obligaciones fiscales y laborales se limita y corresponde al capital de la compañía. En últimas, no hay una camisa de fuerza como en las demás figuras societarias.

Aunque esta figura está en auge, hay quienes creen que todavía falta mayor difusión e información entre los empresarios sobre las ventajas de acogerla para hacer empresa. Andrés Gaitán, asesor de la Superintendencia de Sociedades, explica que esta entidad ha venido haciendo una labor pedagógica para que cada vez más empresarios la conozcan y la adopten si se ajusta a sus intereses.

"Esta tendencia creciente de las SAS se va a sostener", dice Reyes. Si su pronóstico se cumple, en el país el reinado de las sociedades limitadas -que lleva varias décadas- estaría a punto de terminarse y los emprendedores tendrán un espacio más amplio para crear y expandir sus compañías.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.