| 1/21/2011 12:00:00 AM

La megafusión de Slim

La fusión de Telmex y Comcel dará lugar a la empresa privada más grande del país. ¿Cuáles son sus implicaciones?

Tras la aprobación de su junta directiva de comprar el 93,26% de Telmex Colombia, otorgada el 23 de diciembre pasado, Comcel se constituye en la segunda empresa del país, con ingresos superiores a $7 billones solo superada por Ecopetrol. Así, el principal operador de telefonía celular es ahora también el mayor prestador de servicios de televisión por cable y de conexión a internet.

Esta movida responde al proceso de reorganización empresarial que desde hace diez meses anunció el magnate Carlos Slim para su joya de la corona: el grupo empresarial América Móvil, del que forman parte Telmex y Comcel. La fusión de ambas compañías busca disminuir sus costos administrativos y de operación de redes, así como crear las condiciones para desarrollar productos de cuádruple play: televisión por suscripción, internet, telefonía móvil y fija.

"El objetivo futuro es ofrecer paquetes completos de voz e internet, para brindarles a los usuarios una mayor oferta en el portafolio de productos y servicios. Estos se lanzarán gradualmente en la medida en que las redes y los sistemas integrados lo permitan", dice Juan Carlos Archila, presidente de Comcel. Entonces, la empresa aprovecharía sus fortalezas en los diferentes mercados para impulsar nuevas propuestas.

De esta manera, se estaría conformando un gigante de las telecomunicaciones en el país. Mientras Comcel es el mayor operador celular, con 28,6 millones de abonados y una participación del 65,9% (a septiembre de 2010), Telmex Colombia lidera el mercado de televisión por suscripción, con más de 1,7 millones de usuarios e ingresos que ya superaban los $387.000 millones en octubre pasado, según la Comisión Nacional de Televisión, y es el mayor proveedor de conexiones dedicadas a internet, con más de 515.000 abonados y una participación del 22,46% del mercado, según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Para Archila, el primer paso de esta fusión consistirá en buscar sinergias para integrar las redes de telecomunicaciones y plataformas tecnológicas de cada una de las empresas. "Las dos empresas, Comcel y Telmex Colombia, continuarán operando en forma independiente, cada una con su propio equipo de trabajo y portafolio de productos, enfocándose en una visión de convergencia de servicios, con el fin de ofrecer servicios y beneficios más completos que se adapten a las necesidades de los usuarios", dice.

La nueva empresa ganará fortaleza frente a sus proveedores, pues podrá realizar negociaciones que abarquen varios mercados. "La fusión representaría una reducción en las posibilidades de ingresos de los proveedores de las dos empresas, que verán cómo sus clientes se reducen", dice un experto.

Esta decisión estratégica no será la única de este año en el sector. Telefónica y Movistar avanzan por el mismo camino. En la actualidad, se discute la participación del Estado en Telefónica, tras la compra de Telecom hace cuatro años por parte de la multinacional española, y cómo quedaría la nueva estructura. A su vez, la Alcaldía Mayor de Bogotá debe definir el futuro de ETB y dar respuesta a la propuesta de la junta directiva para que sea vendida, luego del fracaso de la búsqueda de socio estratégico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?