| 4/16/2010 12:00:00 PM

La ganadería sostenible

En junio arranca en el país un plan de silvopastoreo que intervendrá unas 50.500 hectáreas dedicadas a bovinos. Por primera vez se ofrecerá la figura de pago por servicios ambientales.

La ganadería es el sector agropecuario de mayor crecimiento en el mundo, sin embargo, el alto impacto que genera en el medio ambiente constituye el gran desafío para su sostenibilidad.

De acuerdo con datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura (FAO), la producción de ganado en el mundo alcanza 229 millones de toneladas de carne y para 2050 será de 465 millones de toneladas. Personas mejor alimentadas y una agroindustria próspera son las caras positivas del mayor consumo.

Pero la cara negativa la genera su alto costo ambiental. De acuerdo con el informe internacional Livestock long shadow, el ganado produce 9% del CO2 derivado de las actividades humanas; es responsable del 65% del óxido nitroso; del 37% de todo el gas metano que va a la atmósfera -por el estiércol y los gases intestinales de los animales- y del 64% del amoníaco que contribuye con la acidificación de la lluvia.

El creciente impacto del ganado en el medio ambiente unió en el país a productores, ONG ambientales y Gobierno para buscar salidas a este problema, de manera que no se frene el desarrollo de esta industria y se pueda mitigar su impacto contaminante, a través del proyecto de Ganadería Sostenible, que busca mejorar la productividad de los pequeños y medianos empresarios y reducir el impacto contaminante de esta actividad.

El proyecto se basa en el desarrollo de sistemas silvopastoriles en cinco zonas del país: los valles de los ríos Cesar y Ranchería; Atlántico; Eje Cafetero, Norte del Valle, Occidente del Tolima; el corredor de Roble Andino en Santander y el corredor lechero en Boyacá; así como el Piedemonte del Meta. Está previsto que este proyecto arranque en junio.

La iniciativa es impulsada en el país por los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, el Banco Mundial, Fedegan, el Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez, The Nature Conservancy, Catie y el Cipav. Su costo total es de unos US$42 millones, de los cuales el Banco Mundial aporta US$7 millones.

Carlos Osorio, subgerente de ciencia y tecnología de Fedegan, explica que el sistema de silvopastoreo permite combinar pasturas, arbustos forrajeros (a partir de Leucaena) y especies maderables en la misma finca, logrando transformar las praderas agotadas en nuevas zonas con siembras que beneficien el ecosistema y el paisaje. Las especies maderables generan ingresos adicionales a los ganaderos.

Este desarrollo implica un aumento en los costos de intervención, razón por la cual ya están garantizados auxilios del Ministerio de Agricultura a partir del otorgamiento de Incentivos a la Capitalización Rural y créditos especiales para los ganaderos que acojan este modelo, con un presupuesto de US$22 millones.

Además, por primera vez se utilizará la figura de pago por servicios ambientales, para el cual se destinarán unos US$3,5 millones que se otorgarán a los ganaderos que adopten el sistema. El proyecto tendrá una duración de cinco años y beneficiará a cerca de 2.000 predios de pequeños y medianos agricultores que desarrollan su actividad en unas 50.500 hectáreas en el país.

Aunque el camino para reducir el impacto ambiental de esta actividad todavía es largo -Colombia dedica 38 millones de hectáreas a bovinos-, los promotores del proyecto esperan que la iniciativa de Ganadería Sostenible sea todo un éxito y se pueda replicar en el futuro. Solo de esta manera ganarán el medio ambiente, los consumidores y los ganaderos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?