| 3/20/2009 12:00:00 AM

La concesión de aeropuertos

Este año se terminará de estructurar la concesión de los aeropuertos del Nororiente y en 2009 se espera que esté lista la de los del Eje Cafetero.

Más de diez años después de iniciado el proceso de entrega a particulares de la actividad económica y comercial de los aeropuertos en el país, a través del sistema de concesión, el modelo ha generado buenos resultados para la Aeronáutica Civil, los operadores y los usuarios.

Ya son 11 los terminales aéreos que operan bajo esta figura. La primera concesión aeroportuaria se entregó en agosto de 1996 al consorcio Sacsa para manejar el Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena, seguida por la del Ernesto Cortissoz de Barranquilla, en febrero de 1997 y la del Alfonso Bonilla Aragón de Cali, en septiembre de 2000.

La experiencia obtenida por la Aerocivil en esta primera generación de concesiones le permitió diseñar una segunda etapa de contratos más competitivos para el Estado y los inversionistas. De esta segunda generación hacen parte el aeropuerto El Dorado de Bogotá, entregado a la firma Opaín en agosto de 2006; el de San Andrés y Providencia, en 2007 y un primer paquete de aeropuertos que hacen parte de la Concesión Centro Norte e incluye las terminales José María Córdoba de Rionegro, Olaya Herrera de Medellín, Antonio Roldán de Carepa, Caraño de Quibdó, Los Garzones de Montería y Las Brujas de Corozal.

En estos momentos, la Aerocivil avanza en la estructuración del proyecto para entregar en concesión los aeropuertos del Nororiente, que incluyen el Palonegro de Bucaramanga, Camilo Daza de Cúcuta, Yarigüíes de Barrancabermeja, Alfonso López de Valledupar, Simón Bolívar de Santa Marta y Almirante Padilla de Riohacha. Para 2010 se espera que esté lista la estructuración de los aeropuertos del Eje Cafetero: Pereira, Armenia, Cartago y Palestina.

El ritmo de concesiones no se detiene, al igual que sus críticas. Desde la primera concesión, sectores políticos y empresariales han rechazado el modelo porque se pactaron tarifas fijas que no le permiten al Estado participar en los mayores flujos de pasajeros generados en los últimos años, según ha denunciado el senador José David Name, quien asegura que "hay que tumbar esas concesiones e insistir en un esquema nuevo que no le represente perjuicio económico a la Nación". Name critica a los operadores de los terminales de Cartagena y Barranquilla porque asegura que no cuentan con suficiente músculo financiero para adelantar las nuevas inversiones requeridas.

Un caso que recientemente ha generado alerta es el retraso en la concesión del aeropuerto El Dorado. La obra total debe ser entregada en 2012 pero presenta varias etapas de cumplimiento que se han visto afectadas por cambios técnicos y por la turbulencia financiera internacional. Es así como, de las cinco entregas programadas para el 19 de marzo de este año, solo dos están terminadas y las otras tres serán entregadas en julio. Juan Pulido, gerente de Opaín, explica que las obras entregadas hasta el momento superan las especificaciones iniciales, lo que mejora el resultado para usuarios y gobierno, y que el proyecto total estará listo en la fecha pactada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?