Guerra de secretos

| 7/19/2001 12:00:00 AM

Guerra de secretos

Estaba en Dinero...



Que en medio de la batalla de los laboratorios nacionales e internacionales sobre la imposición de una nueva reglamentación en medicamentos que definirá si exige pruebas de equivalencia y biodiversidad para medicamentos copias, además de proteger la información de nuevos medicamentos por 5 años, está en juego la estabilidad de la industria nacional, lo que el país pueda ganar o perder en materia de acuerdos comerciales y las ayudas internacionales y la presencia de un buen número de medicamentos genéricos y de marcas nacionales que los colombianos consiguen más baratos que los vendidos por los laboratorios internacionales. (Mayo 11, 2001, Dinero No. 132).



En qué va...



La resolución que el Ministerio de Salud expedirá en los próximos días, tal como lo recomendó Germán Velásquez, la máxima autoridad de medicamentos esenciales y de patentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), adoptará los estudios de biodisponibilidad y bioequivalencia únicamente en moléculas riesgosas y en los que haya un alto riesgo terapéutico, lo que reduce el número a muy pocos. Pero lo que no sería lógico es que la reglamentación deje abierta la posibilidad de que estas pruebas se realicen a grupos terapéuticos, que afectarían a medicamentos que llevan 20 ó 30 años en el mercado y con una efectividad demostrada. Lo ideal es que sea a moléculas nuevas, con nombres precisos, como se hace en la mayoría de los países del mundo. La resolución también establecerá límites al costo de los estudios, que se harán por convocatoria pública, y en un principio serán pagados por los laboratorios que soliciten los registros, pero en el futuro se busca que el Invima asuma los costos.



Con respecto al tema de secretos empresariales, se sabe que por ahora no habrá ninguna decisión, ya que no hay suficiente claridad sobre la legalidad y el impacto económico que tendría una restricción como la pretendida por los laboratorios internacionales. Por eso, en los próximos meses se harán los estudios y análisis necesarios.



Mientras el gobierno se pronuncia, el pulso entre los laboratorios farmacéuticos nacionales y las internacionales avanza. Asinfar, la agremiación de los nacionales, contrató una nueva versión del estudio con Fedesarrollo en la que se encontró que en caso de que el gobierno expida un decreto garantizando la protección a la información confidencial farmacéutica, una buena parte de los medicamentos genéricos tendrían que ser retirados del mercado y los precios aumentarían en más del 60%. Por su parte, Afidro, la asociación de los internacionales, respondió el estudio con un análisis que hicieron expertos de la Universidad del Rosario. Según este análisis, las conclusiones a las que llegó el estudio de Fedesarrollo están erradas, porque partieron de premisas falsas y fallas metodológicas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.