| 3/18/2009 12:00:00 AM

Aprueban préstamo para tunel de la línea

El costo total de la obra está estimado en USD 400 millones, de los cuales 75% están representados por préstamos de la CAF

Corporación Andina de Fomento (CAF) aprobó un préstamo de US$270 millones para la financiar la construcción del Tunel II Centenario de la línea que comunica a Bogota con el Puerto Buenaventura. El Instituto Nacional de Vías (Invias) será el encargado de ejecutar la obra.

El costo total del proyecto esta estimado en US$ 400 millones. El 68% del total esta representado por el préstamo de la CAF, el 7% con anteriores prestamos de la misma corporación. El 25 % restante es producto de aportes locales y recursos de la OPEP.

Anteriormente, US$30 millones habían sido brindados por la CAF para la construcción del túnel piloto de la misma vía. Este proyecto hace parte del programa de inversiones en infraestructura para la competitividad definido por el Plan Nacional de Desarrollo liderado por el gobierno.

Este corredor vial es indispensable para el intercambio comercial del país porque moviliza el 30% de la carga del comercio exterior. Esto explica la importancia del apoyo de la cooperación explicó Enrique García presidente ejecutivo de la CAF. Adicionalmente, el proyecto es considerado prioridad para la Integración Regional Suramericana.

La corporación ha financiado otros proyectos paralelos ejecutados en este mismo corredor vial por un total de US$139 millones. Además del préstamo, la CAF otorgará recursos de cooperación en temas de seguimiento y control de los impactos ambientales de la obra.

Al finalizar el proyecto, se construirá un túnel de 8.800 metros, en una carreta de 550 kilómetros. Esta conectará a Bogotá con Buenaventura cruzando la cordillera Central de los Andes y sus vias de acceso conocidas como el Paso de la Línea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?