| 9/17/2010 12:00:00 PM

Una nueva manera de nutrir el mercado

Una emprendedora bogotana con pasión por el biocomercio y la sostenibilidad, diseñó un modelo de negocio en el que la venta de productos naturistas resulta replicable y escalable.

El comercio de bienes y servicios de la diversidad biológica está en continuo crecimiento en el mundo. Esto responde, en buena medida, a que los consumidores de los países desarrollados están mostrando una marcada preferencia por los productos naturales, orgánicos, ecológicos y amigables con el medio ambiente. Dichos cambios ofrecen una oportunidad para productos de biocomercio, pues representan una alternativa de consumo saludable y protegen el ambiente y la biodiversidad. Según el Fondo Biocomercio, la demanda mundial actual de estos productos "verdes" está creciendo entre 20% y 30% más rápido que la de los productos tradicionales.

Por su parte, según el Nutrition Business Journal 2010, el mercado global de productos nutricionales (medicinas herbales, suplementos dietarios, alimentos y productos de cuidado personal naturales) se estimó en US$270.000 millones para 2009, y registra un crecimiento global del 8,6% anual desde el año 2001, lo que la convierte en una industria resistente a las recesiones globales.

En Colombia, el mercado de productos de biocomercio mueve alrededor de US$25 millones al año, de acuerdo con el Instituto Humboldt. En este segmento, la tienda naturista se ha convertido en el gran destino para la compra de productos naturales. Por este canal de distribución se realizan el 57% de las ventas, no solo de medicamentos naturales, sino también de todo tipo de alimentos dietéticos y cosméticos naturales, de acuerdo con cifras que manejan las empresas del sector.

El potencial de crecimiento del sector, del canal y de la tendencia de los consumidores a privilegiar el bienestar físico y a desconfiar de los efectos secundarios de lo químicos en las medicinas, fue lo que llevó a Cristina Martínez a fundar en 2007 Biomar Naturales, una empresa que nació con el objetivo de montar una cadena de tiendas naturales (Naturales Biomarket) que ha demostrado tener un modelo estructurado y replicable.

Esta emprendedora se convirtió en una promotora apasionada de la biodiversidad y el sector privado como vehículo del desarrollo sostenible gracias al ejemplo de su padre, Hugo Hernán Martínez, fundador y dueño de Laboratorios Naturcol y uno de los pioneros del sector naturista en Colombia. Cristina creció al lado de Naturcol, pues poco después de terminar sus estudios en ingeniería industrial en la Universidad Javeriana de Bogotá, se vinculó durante tres años a la empresa.

Además de enseñarle sobre los productos, las tendencias y los procesos que convertían un insumo natural en un producto para el consumidor, este periodo le abrió las puertas para trabajar en el Programa de Biocomercio de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. Allí, pudo acompañar a empresas de productos naturales de tres continentes (Asia, Latinoamérica y Africa) a exportar ingredientes naturales para las industrias cosméticas y de productos naturales en Europa.

Después de esta experiencia, Cristina creó su propia empresa en esta misma industria para aprovechar su conocimiento del mercado y crear relaciones de confianza con los productores. Aunque la decisión no fue fácil, se mantuvo fiel a su convicción de crear un negocio propio que, además, fuera un vehículo de desarrollo sostenible del país. "Las nuevas generaciones estamos llamadas a crear modelos de negocios innovadores, financieramente sostenibles y dotados con un alto componente social. Por esto decidí crear Biomar Naturales", afirma Martínez.

La empresa comenzó a lograr su objetivo de ser una cadena estructurada en 2008, cuando empezaron a abrir las tiendas en la reconocida cadena de supermercados Carrefour. Así, en 24meses, la empresa pasó de tener cuatro empleados a 40, comenzó a operar 16 locales en ocho ciudades de Colombia, generó más de 50 empleos directos y ventas por US$1,1 millones en el tercer año de operación.

Con su modelo de negocio descentralizado, la empresa se ha comprometido a proporcionar bienestar y a empoderar a los consumidores a tomar decisiones saludables, naturales, ambientalmente responsables y conscientes de la biodiversidad y del desarrollo sostenible. A través de su cadena de tiendas, Naturales Biomarket, se propone ofrecer una verdadera "experiencia natural" a los consumidores con un portafolio de productos para la salud, nutrición, cuidado personal y estilo de vida. El incremento acelerado de este negocio ha traído retos principalmente en la administración y en el afianzamiento de las alianzas y relaciones con los grupos de interés. Esto ha implicado tener clara la estrategia y visión de la empresa para construir un plan de trabajo que, además de permitir el crecimiento de la empresa, logre vincular la academia, la legislación sanitaria y las entidades ambientales para contribuir a mejorar la competitividad del país en este sector."La palabra empresa implica retos, más que dificultades: los de anticiparse a las necesidades que surgen con el crecimeinto, el desafío de encontrar productos realmente diferentes que involucren toda la cadena de forma responsable", afirma Martínez.

El éxito se debe, según la emprendedora, a que parte de un modelo de negocio que contribuye a la calidad de vida de los clientes, proveedores y empleados; a la diferenciación a través de formatos innovadores y modernos; a un portafolio de productos de biocomercio que le permite llegar a consumidores que estaban desatendidos y a ofrecer una oportunidad de consumo responsable.

Pero hay otro ingrediente: Martínez entiende su papel de promotora de una categoría de negocio y no de una simple marca. La competencia ni siquiera es una preocupación, pues entiende que está posicionándose de cara a un mercado cada vez más grande en el que debe jugar un papel pedagógico y de difusión.

En el futuro próximo, Biomar Naturalesabrirá nuevas tiendas en Carrefour y comenzará un ambicioso plan de expansión con miras a conformar una red de más de cien tiendas en Colombia para 2015. Esta amplia presencia en las principales plazas comerciales del país contará, además, con espacios comerciales nuevos y un portafolio más amplio que le permitirá generar una experiencia de compra "de ser, vivir y sentir natural".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?