| 5/28/2010 12:00:00 AM

Un punto aparte en el mundo editorial

Con un enfoque novedoso para el mundo editorial, .Puntoaparte creó una categoría de negocios en el mercado y ha logrado abrirse paso para promover el talento nacional en Europa.

Según estadísticas del Dane, en 2005 un colombiano leyó en promedio 1,6 libros. En ese momento la industria editorial del país, en conjunto, vendía $307,000 millones y producía 16,061 títulos nuevos por año, una cifra exigua al lado de la producción de países como Inglaterra, que imprimen más de 100,000 títulos anualmente.

Este fue el panorama que encontró Andrés Barragán, guitarrista de un grupo de rock y estudiante de ingeniería industrial, cuando decidió cambiar el rumbo de su vida y estudiar literatura. En ese momento, este emprendedor tenía claro que las industrias creativas en Colombia contaban con talentos, pero carecían de capacidad de gestión. Por ello, volvió a la ingeniería y se graduó con una tesis para desarrollar un negocio editorial que tuviera alcance internacional.

Dos días después de creada la empresa, en 2005, uno de los peores años para la industria editorial por las amenazas al modelo de negocio tradicional por cuenta de la piratería, el lento pero arrollador crecimiento de Amazon.com y el modelo de print-on-demand (impresión por pedido), tras reunirse con clientes potenciales, Barragán entendió que sus supuestos del mercado estaban completamente errados y que su modelo, basado en la oferta de servicios para las editoriales, no tendría futuro.

Mientras los estudios de expertos y profesionales del sector arrojaban predicciones poco halagadoras y todo parecía indicar que el mundo del libro pasaría por una situación similar a la que había puesto en dificultades a la industria musical, este emprendedor detectó la necesidad de impulsar una nueva categoría de negocio. Por ese entonces una parte considerable de los títulos publicados en Colombia los hacían empresas no especializadas en tareas editoriales, un nicho que Barragán estaba dispuesto a conquistar con una oferta especializada en proyectos editoriales para fortalecer marcas. Así surgió .Puntoaparte Editores.

Como toda idea novedosa, esta también fue difícil de promover al inicio. Motivados por la escasa aplicación de técnicas de mercadeo y branding (fortalecimiento de marca) en las empresas colombianas, .Puntoaparte decidió ofrecer libros con contenidos para fortalecer relaciones públicas, propiciar eventos y lanzamientos, posicionar empresas y personalidades como autoridades en ciertos temas, generar estrategias de comunicación y free-press; en últimas, plantear un nuevo canal de comunicación entre las marcas y su público.

Poco a poco comenzaron a aparecer gerentes de marca sensibles al discurso de la editorial, principalmente cuando el branding empezó a calar entre los empresarios locales. Hoy se habla de branding emocional, digital, personal y sensorial y las marcas entienden que para sobrevivir deben garantizar la lealtad de sus consumidores y crear vínculos especiales con sus productos o servicios.

Gracias a ello, .Puntoaparte experimentó un importante crecimiento y pasó de tener un empleado en 2005, a 16 en 2009 y a publicar 60 libros. Entre sus clientes cuenta con reconocidas compañías como Coca-Cola, ExxonMobil, Merck, Banco Mundial, Sika, Corficolombiana, HunterDouglas y Leo Burnett. "Estamos muy satisfechos con el trabajo de la editorial pues la labor investigativa y de levantamiento de información es excelente, el equipo de trabajo está bien preparado y tiene criterio de marca para asesorar en la creación de productos efectivos y novedosos", afirma sobre el trabajo de .Puntoaparte Juliana Hernández, de Leo Burnett.

Marcando la pauta

2009 trajo además nuevos retos, especialmente tras la designación que le hizo el Ministerio de Cultura a Andrés Barragán para que representara a Colombia en el concurso International Young Publishing Entrepreneur, organizado por el British Council. En este concurso, el modelo de negocio de .Puntoaparte se impuso ante los editores de Rusia, India, Argentina, Líbano, Emiratos Árabes, Turquía, Eslovenia y Sudáfrica.

En ese mismo año, este emprendedor recibió una invitación para mostrar su modelo editorial en la Feria del libro de Dubai y su trabajo fue reseñado por periódicos británicos como The Independent y el London Times.

Por si fuera poco, la victoria en el concurso del British Council le imponía a Barragán un interesante proyecto adicional: como parte del premio, .Puntoaparte tendría acceso a un stand en la Feria del libro de Londres y, dado que por cuestiones de manejo de marca de la editorial esta necesitaba un conocimiento histórico y empresarial de cada país, este modelo no podía venderse en ese certamen. La empresa necesitaba una nueva estrategia.

Fue entonces cuando la editorial decidió desarrollar una nueva idea: marcas editoriales. Aplicó su conocimiento sobre branding para generar contenidos editoriales atractivos para las editoriales extranjeras. Entre ellas una línea de cuentos infantiles, otra de temas culturales y otra más de novelas gráficas. Con este proyecto consiguieron numerosos contactos con editoriales europeas y algunos productos verán la luz pública en 2011.

A pesar de que la lectura de libros sigue siendo muy baja en el país y la producción local continúa en una etapa incipiente de cara a la de países desarrollados, .Punto-aparte encontró una voz en el mundo editorial colombiano y supo sortear las vicisitudes de un mercado local esquivo. Su estrategia le ha permitido cumplir el sueño de promover el talento nacional y marcar un camino para los creativos colombianos en el mundo editorial europeo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?