| 5/14/2004 12:00:00 AM

Táctica bien diseñada

Unión de esfuerzos que facilita el crecimiento. El caso de dos empresarias de la moda.

No es sencillo engranar dos empresas con nortes, velocidades y aspiraciones diferentes. Pero las uniones pueden reportar beneficios para el desarrollo de ambas. Es el caso de las empresas de las diseñadoras María Eugenia de Botero y Diana Sanint, que se asociaron para realizar desfiles conjuntos que les abrirán nuevas opciones comerciales en Bogotá.



En plata BLANCA

María Eugenia de Botero, desde hace cuatro años, elabora sus collares uno a uno, sin copiar los diseños de revistas, en un taller sin 'vitrina'. Prefiere no tener un almacén abierto al público, para disfrutar horarios más flexibles.

Sus ventas crecen por la publicidad de sus clientas. "Vamos lento, no tenemos que correr. Ofreciendo productos de calidad, uno va progresando", dice. La calidad de sus collares parece estar avalada por la lista de compradoras, que encabeza la Primera Dama Lina de Uribe.

Aunque ha vendido en Nueva York y Miami, espera entrar allí cuando su marca esté registrada e impresa en todos los broches de plata de sus collares. Su plan es claro, pero su ritmo es diferente al de las compañías que se afanan a llegar a los mercados del exterior.

Por su parte, Diana Sanint está orgullosa de su ancestro manizaleño y negociante. Esta administradora de empresas comenzó su taller de modas hace cinco años con $800.000, en patrones y telas. Confeccionaba blusas que armaba en talleres satélites y vendía puerta a puerta. Buena calidad y precios módicos fueron sus argumentos de venta.

Por el rápido fortalecimiento financiero de su negocio, pudo dedicarse a su pasión: el diseño. Con sus nuevos modelos y una personalidad magnética, cautivó un nuevo mercado de compradoras de vestidos de noche y de novia. Sus ventas han crecido 30% por año desde 2001.

Incluso con enfoques de negocios diferentes, estas empresarias encontraron en los desfiles conjuntos un espacio ventajoso para unir sus tácticas comerciales. Para Diana Sanint, amiga del crecimiento acelerado, este plan apoyará la apertura de sus almacenes de ropa prêt-à-porter, con diseños de alta dificultad, y a precios razonables y para María Eugenia de Botero servirá de vitrina para nuevas colecciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?