¡Qué rollo!

| 4/27/2001 12:00:00 AM

¡Qué rollo!

Roll Planet desarrolló su propia receta luego de siete meses de ensayos y combinaciones.

Hace 2 años, Luchi Fernández decidió montar su negocio para vender lo que más le gusta: rollos de canela (cinnamon rolls). Se fue para Estados Unidos con el ánimo de traer una franquicia y se estrelló con los exorbitantes precios que le pidieron las cadenas estadounidenses por representar sus negocios: US$380.000, una suma que no tenía y que la obligaría a vender su producto como mínimo a US$7, un precio que casi nadie en Colombia estaría dispuesto a pagar por unos rollitos de canela.

Aún así no desistió en su empeño. Poco a poco fue conociendo y estudiando más de cerca el negocio, hasta que finalmente conoció a un panedero en New York con una vasta experiencia en los rollos de canela. Luego de varios intentos, lo convenció de venir a Colombia para que la ayudara a impulsar una tienda en Bogotá.



La aventura, que debía tomar un mes, terminó 7 meses después, durante los cuales desarrollaron un producto made in Colombia, acompañado de salsas nacionales.



Una vez definida la fórmula, Luchi Fernández se arriesgó a montar en diciembre del año pasado su propia tienda en Bogotá, Roll Planet, con una inversión de $90 millones. Y a los pocos días ya había firmado un acuerdo con algunos puntos de venta de Nescafé para un intercambio de productos complementarios.



Hasta el momento, el éxito de esta joven empresa radica en el valor agregado que tienen sus productos: la variedad en la línea, los acompañamientos y la atención personalizada en el punto de venta, además del servicio a domicilio. Todo hace parte de un programa de fidelidad de clientes.



Aunque en el presente el 70% de la materia prima es importada, la idea es llegar a un producto 100% nacional que pueda competir internacionalmente, pues ya le han hecho algunas propuestas para abrir franquicias en el exterior. Sin embargo, por ahora la prioridad es afianzarse localmente para que la inversión inicial pueda ser recuperada en tan solo siete meses. Y si las cosas siguen saliendo como hasta ahora, se puede pensar más adelante en abrir nuevos puntos de venta a escala nacional en los próximos dos años.



Roll Planet The Cinnamon World también está a punto de ingresar a las cadenas de supermercados, a la vez que aprovecha eventos, ferias, clubes e instituciones educativas para darse a conocer en otros segmentos del mercado.



Luchi Fernandez es un ejemplo de cómo el elemento más importante para tener éxito en un emprendimiento son ¡las ganas!
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.