| 7/20/2006 12:00:00 AM

Más que figuras mecánicas

Con animatrónics y robots a bajo costo, Anicom ha cautivado la atención del mercado nacional, desarrollando proyectos para Divercity y Doria, entre otras empresas de mercadeo masivo.

En año y medio, Anicom ha sido la ganadora de Ventures, el concurso de planes de negocio más importante del país, ha cerrado ventas cercanas a los $100 millones, y ha construido una alianza con AVG Inc., uno de los mayores exponentes de la industria animatrónica en Estados Unidos. Como si fuera poco, espera cerrar ventas para 2007 cercanas a los $1.200 millones.

Los deseos de crear empresa llevaron a Alina Restrepo, Lucas Osorio y Manuel Osorio a buscar una idea exitosa que les permitiera lograr sus sueños. Sin darle muchas vueltas, estos tres paisas pensaron que transportar flores podía ser una buena idea; sin embargo, al empezar los estudios vieron que ninguno tenía conocimientos amplios del mercado ni habilidades para este tipo de empresa. Fue cuando Alina, la administradora, convenció a Manuel, el ingeniero mecánico, de estudiar a profundidad el área en que él venía trabajando: proyectos de robótica y animatrónica. En enero de 2005, empezaron el desarrollo de su plan de negocio. La meta inmediata era participar en Ventures, el concurso de planes de negocio más importante del país organizado por la revista Dinero y la consultora McKinsey, entre otros. El desarrollo del plan les permitió darse cuenta de que en Colombia el tema no estaba desarrollado y de que sería muy difícil cambiar la mentalidad de las empresas e iniciar la utilización de esta tecnología.

El término audio-animatronic se estableció para figuras mecánicas con apariencia realista y capacidad de movimiento, mediante controles electrónicos y efectos de sonido sincronizados. Disney fue la pionera y única desarrolladora de animatronics hasta la década del 70, cuando uno de sus antiguos empleados, un colombiano llamado Álvaro Villa fundó AVG Inc., y se dedicó a fabricar animatronics para otros parques temáticos y de atracciones, museos, centros comerciales, y hoteles del mundo.

Según estudios hechos por Anicom, la industria animatrónica tiene una trayectoria de más de 40 años en los países desarrollados, con altos costos que le han impedido extenderse hacia otros mercados. Sus principales exponentes se encuentran en Estados Unidos, pero en Latinoamérica hay importantes desarrollos en México y Argentina. En Colombia, por su parte, el entretenimiento ha sido explotado principalmente por empresas que fabrican atracciones mecánicas e inflables. Sin embargo, se considera que en Colombia aún no existe una oferta suficientemente desarrollada en experiencias de entretenimiento que satisfaga las necesidades de la población.



De cara al mercado

Lo anterior hizo que Anicom se enfocara en una estrategia competitiva de costos, promoviendo entre sus potenciales clientes, productos competitivos a precios asequibles. La empresa tiene dos líneas de trabajo. Una para parques de diversiones y atracciones, museos interactivos, centros comerciales, almacenes y teatros y una segunda línea enfocada a empresas como medios publicitarios y de mercadeo. "Los parques de atracciones, museos interactivos y centros comerciales dedicados a ofrecer espacios de entretenimiento al público requieren subcontratar a otras empresas para que desarrollen las atracciones que ofrecen. Por otro lado, las empresas privadas que realizan su propia publicidad y mercadeo, o las agencias de publicidad necesitan constantemente encontrar nuevos y más efectivos medios de llegar a sus clientes y lograr más identificación y recordación de sus productos o marcas", afirma Alina. Un animatic de 60 centímetros con un solo movimiento —generalmente es la boca—, reproducción de audio sincronizado con una grabación o una entrada de micrófono sincronizado puede alcanzar una inversión de $2,5 millones, mientras en Estados Unidos alcanzaría mínimo US$2.000.

Luego de 8 meses de trabajo y gracias al apoyo de Eafit, Anicom ganó Ventures en su categoría general. Este logro les abrió muchas puertas y les permitió darse a conocer en el mercado nacional. "Nos hicieron notas en periódicos, noticieros y revistas, por lo cual clientes, proveedores y aliados se interesaron en contactarnos. Eafit nos dio un reconocimiento con miembros del Consejo Superior y además nos está asesorando y apoyando en todo el despegue y la estabilización de la empresa. Tenemos reuniones cada ocho días con personas que pueden aportarnos en cada parte del proceso, todo lo cual ha sido muy constructivo para nosotros", dice Manuel.

Anicom es una empresa enfocada a soluciones de entretenimiento, educación, cultura y publicidad con tecnología animatrónica y robótica de desarrollo nacional que ofrece animatronics, robots, maniquíes con movimiento, muebles interactivos y fuentes danzarinas. Entre sus servicios están la conceptualización, diseño, ambientación, alquiler de robots y servicio posventa.

De esta forma, Anicom contribuye a la evolución de los conceptos de entretenimiento, educación, cultura y publicidad, por medio de la modernización de los espacios dispuestos para ello. Esto ya se puede observar en proyectos realizados, como Presos, Balón de fútbol, Satélite y Antena parabólica para Divercity en el centro comercial Santafé de Bogotá en 2006; Bambinos para Pastas Doria en 2006; Viaje al pasado, Del globo a la nave y Alunizando para el Planetario de Medellín en 2004 y 2005; Fantastic Oddissey, mediante subcontratación por AVG Inc. para Lotte World Adventure en Seúl, Corea en 2003; y Calvin para laboratorio de mecatrónica de la Universidad Eafit en 2002.

Para Álvaro Villa, gerente de AVG Inc., Colombia tiene mucho potencial, en especial por la capacidad de los ingenieros y los bajos costos para producir. "Lo que vamos a hacer con Anicom es aprovechar la tecnología que nosotros tenemos y los bajos costos operativos de Colombia para ir conquistando el mundo. La industria maneja muchas tecnologías diferentes y por ello hay tantas oportunidades en el mercado. Actualmente, estamos cerrando dos interesantes proyectos en China y otro en la zona cafetera", afirma.

Anicom opera en Medellín y tiene proyectado seguir haciéndolo un año, enfocándose principalmente en los clientes del sector público. A partir de este año, continuará su expansión hacia Bogotá, dirigiéndose tanto a clientes del sector público como privado, ya con la capacidad de mostrar los proyectos ejecutados en Medellín. El reto en el mercado nacional es abrirlo y permitir que los potenciales clientes conozcan los buenos resultados de esta tecnología y todas las oportunidades que hay detrás. A partir del tercer año, Anicom empezará con la ayuda de Lucas, quien está viviendo en Texas y el apoyo de AVG Inc. como aliada, una fuerte labor de promoción en otros países como México y Costa Rica, entre otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?