| 8/31/2011 6:00:00 PM

Los nuevos conquistadores

Colcircuitos es una empresa colombiana de productos tecnológicos que está colonizando países de Latinoamérica con sus innovadores diseños.

Colcircuitos y Netux son empresas jóvenes, creadas por jóvenes que muestran un enorme potencial para crecer su facturación. Por eso, las dos fueron ganadoras del premio que ofrecieron Dinero.com, Comfama, IBM y la Alcaldía de Medellín  en la feria Ruta E, hace pocos días.

El origen de Colcircuitos es como el de tantos emprendimientos: la firma, que ha multiplicado por 150 su facturación en nueve años y ha crecido a tasas superiores a 100% anual en los últimos tres, nació en 2001 en una papelería. En la Papelería Tótem de Las Américas, en Medellín, tres hermanos –Fabián Fernando, Gabriel Jaime y Gloria Liliana Vélez– ofrecían, además de cuadernos y lapiceros, circuitos impresos.

Después de un año y medio vendieron el negocio y, con ese capital, comenzaron a elaborar manufacturas electrónicas. “Circuitos impresos, teclados de membrana, ensamble de componentes y diseño electrónico”, explica Fabián Vélez. Encontraron su nicho en la gente que buscaba componentes de buena calidad, con garantía, y a precios más bajos que los importados.

Hoy fabrican además de circuitos impresos, controles para automatización de máquinas, alarmas, sistemas para automatizar viviendas, localizadores de vehículos y hasta equipos de gimnasia pasiva. Su nueva fortaleza está en que pueden entregar un producto terminado, desarrollado a partir de una idea que les propone el cliente. ?Su propósito ahora es mantener las tasas de crecimiento en el país y mejorar sus ventas al exterior. Ya tiene presencia en Ecuador, Perú, México, España y Panamá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?