| 2/5/2010 12:00:00 PM

Los emprendedores lo necesitaban

El pasado 28 de enero se reunió la primera red de inversionistas ángeles del país, promovida por Bavaria para evaluar tres proyectos.

Bavaria ha identificado en la cadena del proceso emprendedor una gran brecha entre las entidades que otorgan capital semilla en la creación de empresas y los grandes fondos de inversión dispuestos a invertir solo en empresas que ya han demostrado que su modelo de negocio funciona. Este es uno de los principales obstáculos para que exista apoyo financiero en la etapa de arranque y crecimiento de una empresa. Con esto claro, la empresa se dio a la tarea de incentivar la creación de una red de inversionistas ángeles que le apuesten a los nuevos emprendimientos del país en una etapa temprana.

El concepto del inversionista ángel puede ser nuevo para la sociedad colombiana, pero realmente muchos lo han sido sin enterarse de ello. Un inversionista ángel es aquel que tiene un capital disponible para invertir en un nuevo proyecto, buscando recibir retornos financieros llamativos y con la disposición de aportar al grupo emprendedor parte de su experiencia, conocimiento y contactos. Ahora lo que se pretende es promoverlo de manera articulada con los procesos de identificación de proyectos innovadores que ayuden a posicionar al país en una mejor calidad de actividad emprendedora.

Para conformar esta red, Bavaria comenzó por llamar a sus amigos y sensibilizarlos en cuanto a cómo ellos podían aportar sus recursos extra en el crecimiento de las nuevas empresas. Paralelamente, trabajó con los emprendedores de mayor potencial identificados en su programa Destapa Futuro y en los de otros aliados. Por más de seis meses, se dedicó a entrenar con los 25 proyectos más destacados en cómo presentarse a los inversionistas. Para esta actividad, los emprendedores y Bavaria fueron asesorados por Fernando Prieto, presidente de Southern Angels -red de ángeles inversionistas de Chile-. En este proceso se fueron evaluando los proyectos, redefiniendo y dejando listos para un proceso de enfrentamiento con los inversionistas.

De allí salieron los tres proyectos que fueron presentados en la primera reunión de la red de ángeles, a la cual acudieron siete inversionistas para oír las propuestas de los emprendedores. En este espacio, los emprendedores tuvieron 10 minutos para hacer la presentación de sus proyectos y 15 minutos para preguntas por parte de los potenciales inversionistas. Las preguntas clave que siempre surgieron en la mesa estaban relacionadas con querer conocer muy bien las dimensiones de los mercados, el volumen de ventas y la destinación de los recursos económicos que los emprendedores solicitaban. Esta primera reunión fue catalogada por Karl Lippert, presidente de Bavaria, como un experimento, al dar la bienvenida a los ángeles inversionistas que acudieron al llamado. De aquí se pretende generar muchos más espacios como estos y Bavaria ya tiene en fila varios proyectos para seguir incentivando el crecimiento y consolidación de esta red.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?