| 12/15/2016 12:00:00 AM

7 emprendedores representan el futuro de la tecnología en Colombia

Estas 'startups' hacen parte del grupo de los 30 emprendedores que marcan el rumbo de la innovación en Colombia.

» Pygmalion «

Yo, robot

La robótica no solo deja en los niños conocimiento básico sobre chips, sensores o controladores. También les siembra de por vida la necesidad de ser curiosos y experimentales. Dos características que deberían irrumpir con fuerza en las aulas y salones de clase de Colombia. Pygmalion es un catalizador de ese estilo de educación. Este emprendimiento paisa cumple varios años mostrándoles a los estudiantes que la tecnología robótica no es tan compleja como parece y que, incluso, puede ser muy divertida.Pygmalion organiza RoboRAVE Colombia, un campeonato de robots en donde se destaca la movilidad y destreza de las máquinas.

“La robótica no solo enseña, también puede divertir. Somos como el reguetón de la tecnología”, explica entre risas Fredy Andrés Cárdenas Molina, director estratégico y cofundador de esta empresa ubicada en Medellín.La compañía no solo se caracteriza por tener contratos con alcaldías y gobernaciones para llevar estas experiencias a las aulas de clase, también es un inspirador de desarrollo.

“Queremos que las nuevas generaciones se vinculen a la sociedad del conocimiento, en donde la economía no solo se base en el petróleo y los productos sin valor agregado”, afirma Cárdenas. Los ganadores del RoboRAVE Colombia participan en una versión similar en América Latina e incluso en un Mundial de robots.Empresas como Intel, y la misma Nasa, siempre están pendientes de esos eventos, pues buscan reclutar los mejores talentos. Allí queremos ver a los niños y jóvenes colombianos”, afirma el emprendedor.

Lea también: Emprendedores colombianos están esperanzados con la paz y respaldan el acuerdo

Foto: Javier Salas

» Anka «

Precisión cartográfica

Con el objetivo de brindarles a los clientes información precisa y ajustada a sus necesidades nació hace cuatro años Anka, empresa que se dio a la tarea de diseñar y fabricar sus propios drones, con los cuales capta información que le permite brindar servicios de recolección, seguimiento, control, procesamiento y reporte de información de naturaleza cartográfica. La idea de esta innovación, dice Javier Salas, socio fundador de la empresa, es brindar una tecnología que permita “llevar” el terreno a las oficinas, con la cual sus clientes pueden ahorrar tiempo y costos y a la vez ser más productivos. Anka también ha desarrollado sus propias metodologías de procesamiento de la información, para entregárselas al cliente tal como este las requiere y con altos niveles de precisión, lo que le ha valido el reconocimiento de entidades como iNNpulsa.

Con seis vehículos aéreos propios no tripulados, hoy la compañía les presta sus servicios a clientes del sector de hidrocarburos, infraestructura, minería a cielo abierto, energías alternativas, conservación forestal y de cuencas hidrográficas y agroindustria. En su lista de clientes se encuentran Constructora Meco, Marval, Pacific Rubiales, además de ser subcontratista de Ecopetrol. Una de sus fortalezas, frente a otras alternativas existentes en el mercado, es que los drones son fabricados con parámetros especiales para la topografía colombiana y su mantenimiento y calibración pueden hacerse en el mercado local, lo que hace más eficiente la prestación de los servicios. Al introducir una tecnología muy avanzada, que utiliza una máquina aireadora, el proceso de producción, que demoraba dos semanas al comenzar las operaciones, toma ahora diez minutos.

Lea también: Los 30 emprendedores que marcan el rumbo de la  innovación

Foto: Juan David Saab

» Luabooks «

Niños al libro

La primera idea era crear productos solo para dispositivos tecnológicos. Hace dos años le dio un vuelco a la propuesta y decidió incursionar en el papel, adicionando elementos tecnológicos y, en cuatro años de trabajo y creatividad, Luabooks se posiciona como una de las productoras de libros infantiles más innovadoras del país. Los resultados hablan por sí solos. Su primer libro, El Pájaro de los mil cantos, es una publicación en papel con animación, de la cual ya se han impreso 7.000 ejemplares. Hoy cuenta con 7 títulos propios y su objetivo es producir por lo menos dos cada año.Juan David Saab, uno de sus fundadores, cuenta que ya han vendido los derechos de sus libros en España, Chile y Argentina. En este último país se adelanta el trámite para establecer una distribución directa de los libros, la cual se empezaría a implementar el próximo año. En Chile ya tiene presencia directa y busca hacer lo mismo en México.

El crecimiento de las exportaciones está muy relacionado con su estrategia comercial, pues si bien la compañía vende sus productos en las principales librerías del país, también creó la campaña “Libro justo”, para incentivar a los lectores a adquirir los ejemplares a través de internet, lo que les permite pagarles más regalías a los autores e ilustradores de los libros. Sin duda, esta iniciativa empresarial es una nueva fórmula para incentivar la lectura en los pequeños.

Foto: Jaime Caicedo

» Robotec«

ADN tecnológico

Innovar ha sido desde su nacimiento, hace 27 años, parte del ADN de Robotec, que en su momento se creó como una startup y hoy no deja de serlo, pues su esencia sigue siendo la misma. Arrancó con el objetivo de desarrollar productos de automatización de edificios, y para ello un pequeño grupo de ingenieros creó la tecnología que permite controlar desde un mismo computador aspectos como luces, cámaras, incendios, etc. Su primer tropezón lo tuvo cuando se presentó a una licitación con un producto más barato, garantías amplias, menores costos y fue rechazado por tener un alto contenido de producto colombiano. En ese momento su fundador, Jaime Caicedo, entendió que las cosas no iban a ser fáciles y decidió montar una filial en Estados Unidos con el fin de producir en ese mercado y de esa forma garantizar la entrega de un producto importado.

En el año 2002, como consecuencia de una tragedia de las muchas que ha vivido el país por cuenta de los atentados terroristas, la empresa encontró una oportunidad que le cambió su curso. El atentado perpetrado al Club El Nogal llevó a que sus directivas decidieran implementar un sistema de reconocimiento de huella, tecnología en la cual Robotec ya tenía buena parte de los desarrollos, lo que le permitió ejecutar este proyecto que hoy cuenta con una base cercana al medio millón de huellas.

Esto le abrió las puertas en el mundo de la biometría. Pero el deseo de Jaime Caicedo de seguir innovando y entregarle al mercado productos con valor agregado no se detuvo y hace unos tres años encontró una nueva oportunidad con sistemas de conferencia, una tecnología que permite realizar grabaciones, tanto de voz como videos en primer plano, permitiendo establecer un registro de todo lo que sucede con cada uno de los participantes al interior de la reunión.A través de micrófonos instalados en cada asiento, en los cuales las personas ponen las huellas dactilares luego de haberse registrado en el evento y con cámaras ubicadas en el salón se puede identificar a cada uno de los participantes.

La misma pantalla del micrófono permite firmar al final de la sesión el acta, ahorrando tiempos y costos y haciendo más eficientes las grabaciones.Los esfuerzos de la empresa se centran en esta nueva innovación que su fundador espera que represente 70% de las ventas. Hoy aporta 35% de las mismas. Se trata de un producto del cual ya se han comenzado a realizar exportaciones, pues este es uno de los mayores objetivos de Caicedo, quien tiene en su mente cambiar el ADN exportador y que el país pueda dejar de depender de los commodities. Con su trabajo, Caicedo quiere convertir a Robotec en una marca con reconocimiento mundial de la mano de los 60 colaboradores directos que forman parte de la organización.

Lea también: Emprendedores donan el 50% de sus utilidades a los Wayuu en La Guajira

Foto: Andrés Roncancio

» IMAGE ARTS «

Mirada 360

Image Arts es una firma caleña que se ha destacado en la competida industria audiovisual. Según Andrés Roncancio, fundador de la firma, se trata de un equipo de siete personas: John Molik; Nolan Ortega; Lina Palacios; Carolina Ortega, Alejandro Tafur y el propio Roncancio.La firma ofrece servicios de comunicación, diseño y video, tanto para empresas como para otros clientes en formatos audiovisuales. Según Roncancio, la clave de su compañía está en querer siempre contar buenas historias, inclusive cuando el propósito es comercial.Actualmente se encuentran en un proceso de innovación con tecnología 360: se trata de aparatos de grabación de video con 6 cámaras que permiten captar todo lo que hay alrededor. “Estamos trabajando todo el proceso de 360. Este interés nace en un momento de la firma en que sentíamos que todo estaba quieto y los clientes no aparecían. Así surge la necesidad de trabajar con nuestras propias historias y procesos”, explicó.

El objetivo es que en 2017 puedan empezar a ofrecer los primeros productos elaborados completamente con tecnología 360.Dentro de sus clientes se encuentran Smurfit Kappa, Enertotal, el Sistema Integrado de Transporte Público de Cali (Mío), Riopaila Castilla, la Alcaldía de Cali y Fundación Corficolombiana, entre otros. Uno de los mayores logros ha sido trabajar para la multinacional de origen coreano Kia, a la que le han realizado una buena parte de sus comerciales que se transmiten globalmente. “Yo he dirigido los comerciales de los carros que salen en todo el planeta. Hemos hecho 10 piezas que han salido en el mercado americano y varios países de Europa. De hecho, recientemente me encontré en internet una versión de un comercial nuestro en turco”, dice.

Foto: Ilana Milkes

» World Tech Makers «

Gol tecnológico

A sus 27 años, Ilana Milkes tiene muchos logros para mostrar. Entre 2004 y 2007 hizo parte de la selección colombiana de fútbol femenino y su desempeño le permitió acceder a una beca para estudiar negocios e historia en Chicago. Tras graduarse se fue a trabajar a Nueva York en un fondo de inversión en temas de finanzas y negocios hasta que en 2012, luego de asistir a un Coding Bootcamp –campo de entrenamiento para aprender a crear desde aplicaciones hasta plataformas– fue conquistada por el tema tecnológico.

“Me gustó tanto que empecé a estudiar ingeniería de sistemas en Robert Morris University”, explica esta bogotana, que un año después viajó a Brasil, donde conoció a Ilya Brotzky, una recién graduada de Cornell University que trabajaba en Sao Paulo, y quien compartía su gran interés por la educación en la región. En 2013 se convirtieron en socias para crear World Tech Makers en Colombia y Brasil. Este es un emprendimiento educativo enfocado en desarrollar cursos intensivos para enseñar programación a jóvenes y adultos –bootcamps–.

En tres meses una persona sin experiencia en desarrollo de software logra un nivel bueno como ‘software developer junior’, la posición más apetecida del mercado según un estudio de Ruta N.Estos cursos en World Tech Makers alcanzan un índice de empleabilidad de 95%, tanto en redes nacionales como internacionales, asegura esta emprendedora, quien acaba de ser premiada por la revista MIT Technology Review en español entre los nueve jóvenes colombianos innovadores menores de 35 años. Con presencia en Colombia, Brasil y Estados Unidos, y a partir de 2017 en México, han capacitado más de 500 estudiantes e, incluso, han visto nacer otras startups a partir de su programa educativo. “Por ejemplo, Tarefa salió de un bootcamp nuestro, y hoy cuenta con más de 100.000 usuarios”, explica.

Sus sueños siguen volando alto: este año está trabajando en el proyecto más grande que se haya llevado a cabo en la historia de los coding bootcamps a nivel internacional, a través de una alianza público-privada con el Banco Mundial, la Fundación EPM y Ruta N, para impactar a cerca de 74 millones de jóvenes durante los próximos 10 años a nivel mundial.Aunque es consciente de que ser mujer y joven es un reto enorme en una industria donde 90% son hombres, su tenacidad y motivación sin duda la llevarán a jugar un papel determinante en el mundo tecnológico durante los próximos años.

Foto: Juan Manuel del Corral

» Cadena «

Cambio extremo

La evolución tecnológica le ha puesto retos gigantescos a sectores tradicionales, como la impresión. La firma Cadena desde hace más de 30 años ha venido siendo protagonista. Sin embargo, muchos de sus clientes y de sus ofertas en el mundo real estaban pasando a la virtualización: si eran formas continuas, se convertían en formas comerciales y facturación electrónica; si eran extractos para bancos esa información empezó a llegar por la red; si eran cheques, se crearon nuevas formas de pago…Hace siete años decidió revisar su estrategia y se convirtió en una compañía de tecnologías de la información y de su facturación –que se acerca a los $200.000 millones– más de 50% proviene de bienes y servicios que nada tienen que ver con la impresión tradicional.

Creció en desarrollos contra el fraude –en la fabricación de las etiquetas de los licores, modernizando las loterías y ahora llegará a la fabricación de pasaportes– y en manejos de plataformas de información y datos –como el apoyo a la Agencia Nacional de Infraestructura para la evaluación de los proponentes en las concesiones de 4G–, entre otros servicios.Hoy solo opera localmente con presencia en 11 ciudades, cinco plantas en el país y más de 1.500 trabajadores. Según Juan Manuel Del Corral, presidente de la compañía, para llevar la operación al exterior busca replicar el modelo en otros mercados y está haciendo una primera tarea en Panamá. También se ha movido de la mano de sus grandes clientes financieros y de telecomunicaciones. Para 2020, la meta es llegar a $500.000 millones en facturación y en ese momento ya debe tener un componente internacional importante en los ingresos, cercano a 30%. Un cambio extremo.

Lea también: Emprendedores postúlense para viajar gratis y expandir su negocio en México

Foto: Carlos Rocha

» Below The Game «

Nivel avanzado

Con ideas innovadoras que le permiten llegar a las consolas y computadores en muchas partes del mundo, la firma santandereana Below The Game (BTG) trabaja en el diseño e implementación de juegos que la han puesto en el radar de muchos clientes, principalmente internacionales. Sus desarrollos la llevaron a formar parte del programa de incubación de Sony Playstation para Latinoamérica, y la han consolidado en la producción de videojuegos de aventura y acertijos propios, pero también de productos específicos para clientes corporativos.

Su fundador, Carlos Rocha, considera que uno de los pasos más importantes en la historia de BTG –que nació en 2010– fue su participación en Crea Digital en 2012, con su primer videojuego educativo llamado Palabras de independencia, con el cual no solo se dio a conocer, sino que le abrió puertas en el exterior, pues a partir de este desarrollo surgieron nuevas ideas que fueron compradas por clientes internacionales.

Sin embargo, lo más importante está por venir, pues con un equipo de 21 personas, la empresa trabaja en su nuevo juego: Haimrik, desarrollado para Play Station 4 y para Xbox, el cual estará disponible en abril de 2017 y seguramente se convertirá en el pasaporte de ingreso a las grandes ligas del entretenimiento. BTG ha desarrollado alrededor de 40 juegos educativos y 7 comerciales y su trabajo ha sido reconocido por publishers que los buscan para comercializar sus productos en distintos países e idiomas. Es claro que esta empresa apenas empieza a escribir su historia. 2017 será un año clave.

Lea también: El 2017 será el año de la innovación para Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.