| 4/27/2007 12:00:00 AM

La transformación del Sena

Cada día el compromiso del SENA con el emprendimiento se hace más fuerte. Como una obsesión promueven nuevos empresarios desde la educación, el apoyo de expertos y la financiación.

Muy temprano en su vida, Oscar Pineda, Marcos Blandón y Freddy Alvarado, tecnólogos en administración de redes, entendieron que su único camino era hacerse empresarios. Al comienzo no tenían un norte definido ni el conocimiento de cómo hacerlo.
 
Pero gracias al apoyo del TecnoParque, uno de los proyectos del SENA para promover el emprendimiento, finalmente aterrizaron en lo que hoy es un sueño hecho realidad: IOSys, su propia empresa. Estos soñadores desarrollaron un sistema innovador para transmitir datos en tiempo real utilizando celulares con aplicaciones muy diversas, desde manejo de inventarios, seguimiento a las condiciones de un invernadero o educación a distancia.
 
Pero IOSys es apenas un ejemplo de una realidad más amplia. La transformación del SENA, de ser una institución percibida como un lugar para formar solo técnicos de bajo perfil, como mano de obra para las compañías, pasó a ser una organización comprometida en la creación de los grandes empresarios del mañana.

Darío Montoya, director del SENA, tiene en su mente un modelo de tres pilares para lograr promover eficazmente el emprendimiento en Colombia: una educación orientada a los emprendedores, una industria de soporte, con expertos de calidad, y la posibilidad de acceder a capitales tanto privados como públicos. Es decir, para emprender no solo basta con soñar. Se requiere también apoyo en la capacitación, tener una guía en el proceso y el dinero para arrancar.

Educación emprendedora
"El desafío más grande ha sido cambiar el modelo de educación para crear una actitud emprendedora en cada clase y en cada estudiante", dice Montoya. Para ello el SENA ha emprendido diversas iniciativas tales como la formación por proyectos, ferias empresariales, conectividad y unidades de emprendimiento, entre otros.
 
La educación por proyectos es útil porque en las mismas clases los estudiantes van gestando sus proyectos futuros. Las mejores propuestas se muestran al público cada 15 días en ferias empresariales en todo el país. Adicionalmente existen 115 unidades de emprendimiento a nivel nacional que los capacitan en la elaboración de los planes de negocio y los asesoran para sacar sus proyectos adelante.

En este sentido el SENA tiene planes ambiciosos en conectividad. Con un proyecto de US$80 millones la institución quedará a la vanguardia en convergencia tecnológica utilizando voz, video y datos, entre otros, en 289 aulas móviles y 50.000 equipos. "Así, un joven en Caloto o Guapi podrá apoyarse en un experto en Medellín o Bogotá", comenta Montoya. La convergencia es fundamental para el SENA, si se tiene en cuenta que es en los municipios más apartados del país donde las ganas por emprender son más fuertes.

Industria de soporte
Para que la educación enfocada al emprendimiento funcione, el SENA ha venido creando toda una industria de conocimiento que la soporte. Hoy en día son más de 300 expertos los que asesoran a los jóvenes en la formulación y ejecución de sus proyectos.
 
En este punto se desearía una participación más decidida del sector privado, en tanto transfiera conocimiento a los emprendedores. En este tema de transferencia de conocimiento, el SENA ha tenido varias experiencias exitosas. Se puede destacar un seminario realizado con 15 expertos en logística de diferentes empresas del país para capacitar a sus emprendedores. Ojala fueran cada día más la empresas que se comprometieran en este sentido.

Desde hace más de tres años, el SENA viene creando unidades de emprendimiento en todo el país para hacer acompañamiento directo a los emprendedores en su proceso. Cada una de estas unidades se especializa en algún sector de la economía para asesorar tanto en formulación del plan de negocios como en la parte técnica.
 
Sumado a esto, desde hace cerca de un año se creó TecnoParque, un proyecto innovador con sedes en Medellín y Bogotá y próximamente en Pereira y Bucaramanga. Este TecnoParque está orientado a todas las iniciativas de alto nivel de innovación y tecnología en industrias como biotecnología, microelectrónica o medios de comunicación.
 
Precisamente ahí fue donde los jóvenes de IOSys pudieron hacer realidad su sueño de crear empresa. "Acá todos tienen a su disposición las herramientas necesarias en laboratorios especializados. Incluso en el TecnoParque les ayudamos a identificar la idea para desarrollar", dice Alejandra Pastor, asesora de mercadeo y comercialización del TecnoParque. Con esto se refiere a un banco de ideas y requerimientos que son bases de datos de propuestas productivas que se han detectado o que las mismas empresas están requiriendo.

Financiación
Uno de los mayores obstáculos que encuentran los emprendedores se da en el momento de obtener el capital inicial para poner a andar su proyecto. En este punto una gran parte de las iniciativas muere, pues acceder a un crédito es muy complicado, ya que se deben cumplir un sin número de requisitos.
 
Como respuesta a esta gran dificultad se creó el Fondo Emprender, donde, con un plan de negocio muy bien estructurado, se puede acceder a un crédito y además pueden llegar a condonar la deuda. Hasta el momento se han abierto tres convocatorias nacionales y 19 regionales y se han otorgado más de $48.000 millones para capital semilla. Los proyectos seleccionados están generando más de 5.000 empleos directos. La transparencia de este fondo está garantizada ya que su administración está a cargo de Fonade.

A pesar de los avances, Montoya advierte que falta mucho por crecer en cuanto al apoyo financiero a los nuevos emprendedores. "Acá a los nuevos empresarios nadie les presta plata. No se entiende que cuando un proyecto crece y requiere más dinero es porque es bueno", argumenta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?