| 11/9/2007 12:00:00 AM

La mira en la salud

En el sector salud la información precisa y a tiempo es necesaria. Soft Ltda. introdujo una nueva tecnología móvil a clínicas y hospitales, que facilita la labor de los médicos y de los administradores.

Los errores en la medicina pueden tener consecuencias fatales. Las imprecisiones en las fórmulas o en las historias clínicas de los pacientes pueden causar problemas monumentales. Soft Ltda., una empresa de soluciones móviles creada hace dos años por Mauricio Parra y Didier Aníbal Beltrán, ideó una forma para reducirlos. Llevó al sector salud un sistema para manejar un gran volumen de información, justo desde el lado de la cama del paciente.

La columna vertebral del esquema está en dotar a cada paciente de una pulsera con un código de barras, o un sistema de radiofrecuencia. Cuando el médico o la enfermera lo examinan, simplemente acercan su computador de mano (PDA) a la pulsera y al leer la identificación accede a su historia clínica. Los apuntes sobre su evolución también se hacen en el computador. De esta forma se obtiene su información completa, sin tachones ni enmendaduras difíciles de leer, y a la vez se puede formular o pedir soporte de otras áreas de la institución. Cuando se formula un medicamento, la orden llega de inmediato a la farmacia para despacho y se descarga de los inventarios.

A pesar de los beneficios evidentes, vender la idea no fue fácil. "Al principio encontramos un total desinterés en el producto. Tuvimos que esperar a que lo conocieran funcionando en clínicas fuera del país" , comenta Mauricio Parra. Los clientes no creían en el proyecto y por eso los socios se vieron obligados a demostrar lo sencillo y realmente rentable que es montarse en el tren de esta tecnología. Construyeron una replica de una clínica para llevar allí a sus clientes y hacer simulaciones que les permitieran entender la dimensión completa del programa. El mensaje que les quedaba es que se trataba de un sistema que les permitía acceder a la información correcta en el momento adecuado, algo que no solo sirve para disminuir costos administrativos y operativos, sino que también puede salvar vidas.

Después de dos años de trabajo ya implantaron esta solución en el hospital universitario La Samaritana y en el hospital universitario de Santander. También establecieron alianzas estratégicas con Cintel, Centro de Investigación de las Telecomunicaciones, Cisco, Hewlett Packard y Lógica, para explorar nuevos clientes y ofrecer sus paquetes junto con el hardware que se requiere. Gracias a esto ya se encuentran terminando negociaciones en otras instituciones de Bogotá, Cartagena y Bucaramanga.

Por eso pueden ofrecer aplicaciones como las de identificar el sitio exacto donde se encuentran los objetos por medio de antenas de radio frecuencia, con lo que se pueden controlar activos a distancia.

Debido a que el desarrollo es totalmente colombiano, Soft puede ofrecer precios muy reducidos frente a su competencia internacional. Sin embargo, el precio no es su mejor argumento de venta. "Nuestra mayor fortaleza no solo se encuentra en nuestro conocimiento, en los aplicativos y las soluciones tecnológicas, sino en el alto grado de compromiso con nuestros clientes", asegura Parra. Hacer la interfase entre el sistema de información del hospital y este software toma menos de un mes porque los programas son totalmente compatibles con cualquier otro sistema. No obstante, la implantación completa se puede tomar hasta seis meses, porque Soft se encarga de capacitar a todos los involucrados, no solo en el manejo de la herramienta, sino en temas de tendencias tecnológicas que les permitan abrir el espectro de sus conocimientos y optimizar procesos.

Mauricio Parra, periodista de profesión, llegó un poco por azar a la empresa que hoy coadministra. Como redactor de tecnología terminó convirtiéndose en un buen conocedor del tema. Por eso identificó con facilidad el potencial de los negocios de tecnológicos en la salud y junto a Didier Beltrán, magíster en ingeniería de sistemas, y quien antes fuera una fuente de información clave para sus reportajes, decidieron embarcarse en el desarrollo de soluciones móviles para el sector. La combinación de sus fortalezas, en especial la manera ingeniosa en la que promovieron su producto con simuladores, parece haber sacado definitivamente el proyecto de estos dos emprendedores de los laboratorios y las salas de redacción, para ponerlo en las salas de espera y las de cirugía de los hospitales del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?