| 7/10/2009 12:00:00 AM

Inversión social

Inversionistas independientes y fondos de inversión estuvieron analizando los proyectos de once emprendedores sociales que demostraron cómo, generar valor social, es un buen negocio.

Nueve emprendedores sociales ganadores de Ventures, el concurso de planes de negocio líder de Colombia, organizado por la Revista Dinero, la firma de consultoría Mckinsey, Ashoka, Compartamos con Colombia y Fidubogotá, fueron elegidos para conformar el grupo de los once emprendedores sociales que por primera vez asisten a una ronda de negocios sociales promovida por Ashoka, una organización internacional con presencia en 63 países y cuyo objetivo es apoyar a los emprendedores innovadores y de gran impacto social. El pasado 25 de junio, cerca de 35 inversionistas independientes, representantes de fondos de inversión y fundaciones pusieron su atención en una propuesta diferente de inversión, que puede generar rentabilidad y, lo más importante, valor social.

En total, Ashoka ha identificado 49 emprendedores (fellows) en Colombia que hoy en día hacen parte de su red mundial de más de 2.700 emprendedores sociales. Sin embargo, para esta rueda de negocios solo seleccionó a los 11 emprendedores que han mostrado los mayores avances en sus proyectos sociales y en la sostenibilidad de estos, un trabajo logrado gracias al apoyo que recibieron de distintos consultores para transformar sus planes en proyectos de inversión.

El principal reto de estos emprendedores fue demostrar, al grupo de inversionistas, que generar valor social también paga. Sobresalieron en las mesas de discusión, propuestas de generación de ingresos para las organizaciones que van más allá de la típica donación como fuente de financiación. De manera hábil, estos emprendedores sociales lograron salir de su esquema de impacto social para demostrar cómo sus negocios pueden financiarse con aportes de capital o modelos de créditos innovadores. Además, ellos buscan recursos no financieros que generen valor para trascender con sus proyectos.

Sorprendió la agilidad y eficacia con que manejaron las cifras en el momento de defender financieramente sus proyectos. Aunque todavía es temprano para conocer el resultado de esta ronda con inversionistas, los organizadores dieron un parte de satisfacción. "El balance final es muy satisfactorio: mucho interés, contactos concretos, promesas de apoyo; en fin, fue un ejercicio que valió la pena", afirma María Lucía Roa, representante de Ashoka para Colombia.

Negocios sociales rentables

Los once proyectos pioneros en la participación en una rueda de negocios sociales tienen iniciativas que generan impacto positivo en todo tipo de comunidades, como las afrocolombianas, las que tienen algún tipo de discapacidad, o las de niños y los jóvenes, entre otras.

Naidi, liderada por Sergio Arango, zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia, produce y comercializa pulpa congelada de acai con calidad de exportación, beneficiando 500 familias de las comunidades afrocolombianas del Medio Atrato, Chocó.

Café fedar, pretende generar 29 empleos en los primeros cuatro años y 50 a partir del quinto, involucrando personas en situación de discapacidad (síndrome de down) en la recolección y producción de café gourmet. Esta iniciativa es promovida por Ricardo Cobo, creador de la Fundación para la Estimulación en el desarrollo y las Artes (Fedar).
Oro verde, a la cabeza con Catalina Cock, certifica los procesos de minería medioambiental y socialmente responsables que les permitan a los mineros artesanos acceder a mercados internacionales, con una prima de productos verdes y comercio justo. En los próximos nueve años se espera beneficiar a mas de 4.800 familias.

Lumni, financiamiento sostenible de educación superior, busca establecer un fondo para brindar financiamiento flexible y acompañamiento académico y laboral a jóvenes de recursos bajos y medios para que puedan acceder a educación técnica y universitaria. Felipe Vergara, fundador de Lumni, ha logrado beneficiar a 162 jóvenes colombianos.

Saki, Sistema accesible de kioskos interactivos, desarrolla sistemas de información auditiva y visual que brindan información a personas ciegas, de baja visión o al público en general, en sitios públicos tales como centros comerciales y/o medios de transporte masivos. La propuesta de Jaime Mauricio Gaitán, líder del proyecto, busca su sostenibilidad mediante el espacio publicitario que brinda a sus anunciantes.

Nave, centro de educación en la naturaleza y aventura, busca desarrollar las actitudes de liderazgo ambiental y social de niños y jóvenes, mediante la educación experimental en un espacio natural. Con este proyecto, Luis Alberto Camargo, como líder, espera beneficiar a 190.000 niños colombianos en los primeros cinco años.

Ocasa, Nicolás Hernández, con el proyecto Nuevos ciudadanos, instituciones transparentes, brinda servicios de formación para jóvenes en liderazgo para que monitoreen el uso de los recursos recibidos por las regalías. En cinco años espera beneficiar 150 jóvenes en cinco municipios.

Musa-bas es un proyecto que pretende involucrar a sus clientes como socios propietarios en una empresa de recolección y transformación de residuos sólidos. Carmenza Morales espera otorgar información de saneamiento básico y educación ambiental, entre otros temas, a cerca de 8.600 ciudadanos en el Caribe Colombiano.

Crecer en familia, proyecto dirigido por Marta Arango, espera brindar un servicio de formación a padres de familia para desarrollar y fortalecer competencias en atención y estímulo para el desarrollo integral de sus hijos. Se espera empoderar a 1.200 padres y mejorar el desarrollo de más de 4.000 niños colombianos.

Centro gerontológico Ruitoque casa mayor, es el primer centro de este tipo en la región de oriente para atender adultos mayores con capacidad de pago que subsidian a los de bajos recursos. Albeiro Vargas, emprendedor líder del proyecto, espera mejorar la calidad y condiciones de vida de los adultos mayores que pasan por su centro mediante el servicio e infraestructura que brinda.

Interrupción es un proyecto que pretende desarrollar de manera sostenible pequeños y medianos productores colombianos a través de comercio justo y agricultura orgánica. Diego González, su líder, espera impactar 30 asociaciones de productores para integrar un modelo de comercialización justo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?