| 2/4/2005 12:00:00 AM

Hecho a mano

Con productos trabajados a mano y diseños exclusivos en plata, Orfebrería Dinamarca ya está exportando a Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y Panamá.

Dora Clemencia Martínez, artesana bogotana y primera mujer en ganar la medalla nacional del Maestro Artesano, es una empresaria que se ha especializado en la producción de artículos utilitarios en plata para el hogar. El diseño de cada producto se basa en las necesidades diarias de los clientes y en el deseo de innovar y crear cosas diferentes todos los días. Pieza por pieza es trabajada a mano con materiales como madera, coco, tagua, caracol y nácar, entre otros, de manera que cada producto sea distinto a los demás. "La meta no ha sido vender cantidades, sino por el contrario, que lo que se haga, sea de altísima calidad y sacando diariamente diseños nuevos que cautiven a los clientes", asegura Dora Clemencia.

Orfebrería Dinamarca tiene 16 empleados de planta y 16 satélites, que trabajan en un proceso en línea. Cada uno se especializa en una tarea y, de esta manera, los productos resultan lo más parecidos posible. En la empresa trabajan las dos hijas de Dora Clemencia: Andrea, quien se encarga del diseño de las piezas, y Pilar, que la apoya en el área administrativa. "Hemos tratado de separar la relación de madre e hijas en el trabajo, pues estamos conscientes de que para el éxito de la empresa se debe aprender no solo a dar órdenes sino también a recibirlas", asegura esta empresaria.

Con una clara inclinación por los trabajos artesanales, pues su padre tallaba piedra y mármol y su madre tejía tapetes, Dora Clemencia muestra en sus productos el amor que siente por esta actividad y la necesidad de llegar a los clientes con productos de alta calidad. Ha transmitido esta filosofía a sus empleados o "mis muchachos", como ella los llama, quienes a pesar de trabajar largas jornadas -14 horas diarias- aprueban cada nuevo pedido que llega y lo terminan con gran satisfacción.

Gracias a su participación en las últimas 4 Expoartesanías de Bogotá, Orfebrería Dinamarca ha dado a conocer su producto entre potenciales clientes nacionales e internacionales. Tiene un punto de venta en el Barrio San Rafael, de Bogotá, donde opera la fábrica y, además, surte más de 20 platerías en el país. "No hemos hecho grandes campañas de mercadeo, pues son los mismos clientes los que hablan del producto y traen otras personas", dice Dora Clemencia. Por otra parte, desde hace seis meses comenzó su plan exportador y ya llega a Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y Panamá, adonde envía mensualmente los pedidos. En Estados Unidos, específicamente en Nueva York y Miami, están llegando a boutiques y platerías y tienen pedidos para los próximos 6 meses. Orfebrería Dinamarca exporta 3 ó 4 veces al año entre 50 y 60 kilos del producto.

Gloria Isabel López, dueña de La Platería en el Centro Ejecutivo de Medellín y clienta de Orfebrería Dinamarca, asegura que desde el principio la cautivaron el trato amable y cálido que le dieron y la confianza, que se expresó en créditos. "Después de haber visitado todas las orfebrerías de Bogotá y Medellín, encontré que Orfebrería Dinamarca era la única que constantemente está innovando en diseños y poniendo la moda artesanal en la elegancia de la plata; esto hace que el producto tenga una alta rotación en el almacén", asegura.

Sin embargo, no todo ha sido fácil. Los principales obstáculos que han tenido que superar se relacionan con el factor económico y la compra de la principal materia prima: la plata.

Debido a que los materiales son tan costosos, Orfebrería Dinamarca tuvo que solicitar un préstamo bancario, desde sus inicios con Finamérica S.A. Gracias a sus pagos oportunos, Finamérica les ha ido incrementando el monto de manera que han podido comprar nueva maquinaria, ampliar las instalaciones y el punto de venta. "Mi hija Pilar lleva las cuentas y ella es la que sabe cuándo estamos en capacidad de hacer un préstamo para el crecimiento de la empresa", afirma Dora Clemencia.

Por otra parte, debido a que la venta de plata en el país está restringida, es necesario importarla desde Perú, lo cual aumenta los costos del producto final.

Para este año, Orfebrería Dinamarca espera ampliar las instalaciones, el punto de venta y contratar al menos 5 orfebres para la planta. Adicionalmente, espera enviar productos a España, país con el cual ya está en negociaciones. Para 2006, espera tener su propio almacén en el norte de la ciudad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?