Escuela del software

| 3/2/2001 12:00:00 AM

Escuela del software

Open Systems impulsó en Cali el Parque Tecnológico del Software, donde hoy 27 emprendedores están madurando sus propias empresas.

Llegaron a Cali de diferentes ciudades del país para compartir un mismo sueño: crear empresas de software. Estos 27 muchachos estudiaron carreras muy diferentes, pero todos aportan su grano de arena a la hora de buscar soluciones. Psicólogos, cineastas, pintores, teatreros, periodistas e ingenieros de sistemas, industriales y electrónicos forman parte del equipo humano del Parque Tecnológico del Software. Allí, estos emprendedores han recibido sin ánimo de lucro todo el apoyo necesario en materia de infraestructura, asesoría técnica, gerencial, de negocios y de mercadeo para la consolidación de sus proyectos.

Todos ellos, de una u otra manera, oyeron hablar de Orlando Rincón, el fundador de Open Systems Ltda., considerada como una de las más grandes industrias de software en Colombia. Desde 1997, él tenía metido en la cabeza el proyecto del Parque Tecnológico para facilitar la creación de empresas de software por parte de emprendedores jóvenes. Pero la iniciativa solo contó con el apoyo de la Unidad de Ciencia y Tecnología de la Secretaría de Fomento Económico de Cali, que se comprometió con una partida por $300 millones. Sin embargo, la ayuda anunciada nunca apareció.



Aún así, Rincón no desistió de su iniciativa y se echó al hombro todo el proyecto. El mayor espaldarazo vino en junio de 1999, cuando debido a su plan de expansión Open Systems cambió de domicilio. Entonces, la compañía decidió donar al Parque la infraestructura que tenía en su antigua sede (avaluada en $60 millones), localizada en dos casas contiguas en el barrio la Flora de Cali y que contaban con cableado estructurado, 12 líneas telefónicas, 5 máquinas de aire acondicionado, persianas, suficiente iluminación y parqueaderos. Posteriormente, Rincón logró vincular al proyecto a otras dos empresas creadas por ex trabajadores de Open Systems: VIANet y Apedi, a las cuales Rincón les brindaba apoyo económico y asesoría permanente en tecnología y situaciones de negocios. A ellas se les unió Innova Systems, una empresa que produce software para gestión documental y que también se entusiasmó con la iniciativa.



Una vez acondicionada la antigua sede de Open, las tres empresas fundadoras se trasladaron allí. Luego se reservó un área para residenciar 11 proyectos de emprendedores con espacio para tres personas por proyecto. Se estableció que cada emprendedor seleccionado puede trabajar durante dos años en el Parque, tiempo en el cual deberá madurar su producto y efectuar sus primeras ventas para sostenerse. Cumplidos los dos años, debe abandonar el Parque para consolidarse como empresa independiente.



Los productos que actualmente están siendo desarrollados en el Parque reciben asesoría en funcionalidad, empaquetamiento, documentación comercial, documentación de usuario final y presentación por parte de Orlando Rincón y el grupo de mercadeo que se está organizando como parte de un proyecto complementario. También se trabaja en la creación de otra empresa que será la encargada de comercializar los productos generados a partir de los proyectos incubados. VIANet, Apedi e Innova Systems ya tienen productos propios y una fuerza de ventas.



Los proyectos



Los proyectos en los que trabajan varios grupos de emprendedores en este parque tecnológico son diversos y variados. Un sociólogo, una fonoaudióloga, un ingeniero de sistemas y un diseñador gráfico vienen desarrollando un software educativo especial, cuyo objetivo es construir un programa sistematizado de comunicación para niños, niñas, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad que presentan lesiones cerebrales en las áreas del lenguaje y la comunicación. El software será una herramienta fundamental para los discapacitados en su interacción familiar, social y laboral.



Otro equipo, en el que participan dos comunicadores sociales con experiencia en la producción de audiovisuales y programas de contenido sociológico, trabaja en la elaboración de un software educativo (Doña Paz) para el fortalecimiento de la democracia y la convivencia. Está orientado a rescatar los principios éticos, civiles y de urbanidad en las personas involucradas en la vida escolar. Ceropositivo.com es una iniciativa centrada en la creación de un portal de contenidos culturales latinoamericanos y de una red de intercambio de información mundial sobre el tema. En este proyecto trabajan un cineasta, un pintor, una psicóloga, un comunicador social, un teatrero, un literato y un músico. Mientras tanto, un ingeniero de sistemas trabaja en lo que denominó Notario Siglo XXI, un software con el que busca revolucionar el sector de notariado y registro utilizando plataformas freeware y tecnología web.



Las puertas del Parque Tecnológico del Software están abiertas para aquellos emprendedores que quieran desarrollar sus propios negocios. La meta de Orlando Rincón es incubar 14 empresas cada dos años y que generen 50 empleos directos y más de 20 indirectos.



En remojo



En el Parque Tecnológico también hay espacio para otro equipo de emprendedores que viene trabajando en un banco de proyectos que están en 'remojo'. Dentro de este grupo se destacan la construcción de juegos de video interactivos, productos para el sector salud y software para control de procesos de negocios, entre otras iniciativas. Los encargados de su desarrollo son jóvenes estudiantes de ingeniería de sistemas y electrónica. Al mismo tiempo, el Parque está apalancando otros proyectos complementarios como la capacitación de los nuevos emprendedores y sus clientes en sistemas de operaciones como Lunix, Unix, lenguaje de programación C, ambiente Web y capacitación para usuarios finales de aplicaciones de las empresas residenciadas en el Parque.



Más información consultar en www.parquesoft.com

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.