| 8/17/2007 12:00:00 AM

El sabor de la selva

El arazá, la cocona y el copoazú son frutos amazónicos que Amakuro transforma en mermeladas y salsas gourmet que hoy invaden las góndolas de más de 70 almacenes de las principales cadenas de comercio.

Cuando entró a su semestre de prácticas de ingeniería de procesos en la Universidad Eafit en al año 2000, Eliana Arenas decidió que no quería ser convencional. Y sin saberlo, esa decisión es la que le permitió convertirse en una emprendedora exitosa, que en 2005 ganó el concurso Cultura E en Medellín y a nivel nacional ocupó el séptimo lugar en Ventures, el concurso de planes de negocio más importante del país, organizado por la Revista Dinero, Mckinsey & Company, Portafolio, Fidubogotá, Ashoka y Compartamos con Colombia.

¿Qué hizo Eliana? Se lanzó a la aventura de trabajar en el Programa Nacional de Transferencia de Tecnología Agropecuaria (Pronatta) en el Caquetá, donde tuvo la oportunidad de viajar por toda esta región y encontrarse con las frutas amazónicas.
 
Aprovechó muy bien su tiempo para realizar un estudio sobre estas frutas como opción de suplantación de los cultivos ilícitos, y descubrió el alto potencial de negocio que tenían el arazá, la cocona y el copoazú. Durante esos meses, se mentalizó en que este sería el negocio de su vida.

Estrategia de comercialización
Una vez graduada, Eliana se dedicó a montar Amakuro, la empresa a través de la cual comercializa productos a partir de la pulpa de estas frutas y hoy cuenta con un portafolio de siete productos exóticos como mermeladas, salsas agridulces y picantes, que se encuentran en las góndolas de las grandes superficies como Carrefour, Cafam, Alkosto, Carulla, Éxito y Pomona.
 
Al principio solo había logrado entrar a diez almacenes de Pomona y en tan solo un año ya está en más de 70 almacenes de las distintas cadenas de supermercados donde, por intermedio de impulsadoras, da degustaciones de sus productos para darse a conocer e incentivar la compra de éstos. Pero lograrlo no fue fácil y la estrategia utilizada fue clave para este crecimiento.

Entrar a las grandes superficies fue difícil, pero una vez logró el apoyo del programa Mercados Verdes liderado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, se le abrieron las puertas de los supermercados. Como sus productos tienen un alto componente ecológico y además el proyecto es de alto impacto social, ya que se realizan programas de erradicación de cultivos ilícitos y se benefician cerca de 40 familias caqueteñas, el Ministerio se interesó en Amakuro y lo "avaló" ante los comerciantes.

Pero el éxito alcanzado en las grandes cadenas no fue suficiente, porque las ventas no fueron las esperadas: aunque el mercado demanda productos innovadores, aún no se encuentra preparado para cambiar de hábitos y por eso no se atreve a probar nuevos sabores como los que le ofrece Amakuro. Esto, unido a que la mayoría de los consumidores colombianos no está dispuesto a pagar un poco más por un producto ecológico, explica el lento dinamismo de las ventas.

Con estos factores claros, Amakuro decidió apuntarle con fuerza a la internacionalización ya que en los países de mayor desarrollo sí se premian los productos ecológicos. Esto también la llevó a pensar que, además de las grandes superficies, sus ventas deben ir apoyadas por almacenes más especializados dada la exclusividad de sus productos. Por tanto, ahora realiza ventas directas en aeropuertos, hoteles, restaurantes y tiendas gourmet.

Adicionalmente, Eliana sabe que sus productos no solo pueden usarse como tradicionalmente se usa una mermelada o una salsa. Partiendo de los productos de Amakuro se puede hacer variedad de platos como postres, cocteles, jugos, malteadas, ceviches, ensaladas y platos fuertes. Por ello, como estrategia de ventas para llegar al consumidor final, presenta su portafolio de productos acompañado de el Recetario Gourmet Frutos de la Amazonía donde hay más de 70 platos que dan a conocer las diferentes aplicaciones de sus productos.

Su estrategia de comercialización está ligada a una estrategia de logística que le apunta a bajar costos de traslados y optimizar las rutas para desplazar los insumos a costos más bajos y así poder llegar a sus consumidores finales a precios más competitivos.

Para Rodrigo Patiño, director comercial de Aviatur Grupo Logístico de Carga, Amakuro es un proyecto que tiene un alto componente social que es lo que le falta al país. Por eso se interesó en ser su padrino, dentro del programa que realiza la Cámara de Comercio de Medellín. Apadrinada por Aviatur, Eliana está enfocada en potencializar este negocio partiendo de la investigación de mercados internacionales, la optimización logística y el desarrollo de estrategias de marketing. Su meta es conquistar el mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?