| 8/3/2007 12:00:00 AM

El control en sus manos

Clay Ltda. creó una herramienta que le permite a las empresas obtener información oportuna sobre sus procesos productivos, a través de un método de monitoreo y control de los procesos de manufactura en tiempo real.

Quienes crearon Clay Ltda., la concibieron como una empresa dedicada a prestar servicios de manufactura bajo el modelo de outsourcing para la industria. Pero la necesidad de ser cada vez más eficientes para lograr que sus clientes los prefirieran, llevó a Juan Fernando Correa y a Héctor y Alejandro Butnaru a crear un mecanismo interno de control que no solo les abrió las puertas para obtener la certificación ISO 9000, sino que terminó convirtiéndose en un exitoso producto que les disparó las ventas en 50% y que ya ha sido instalado en las plantas de cerca de 25 clientes entre los que se encuentran Laboratorios Recamier, Quala, Indugráficas, Beiersdorf y Coldesivos.

El método, que bautizaron como M&C, es un sistema de monitoreo y control, conformado por un hardware y un software que permiten capturar datos de las máquinas de manera automática, y de esta forma les ayuda a las empresas a maximizar los tiempos de uso de su maquinaria y a aumentar la producción, al contar con información en tiempo real. Este sistema identifica el número de unidades producidas, tiempos de operación y causales de detención de la máquina, lo cual permite que los gerentes de producción puedan ajustar sus procesos para detener los equipos el menor tiempo posible.

Para los emprendedores, la gran ventaja de esta solución es que es totalmente ensamblada en Colombia, posibilitando así la comunicación en el mismo idioma del cliente y facilitando el manejo a los operarios de la herramienta. "Además, el precio es muy competitivo ya que es tres o cuatro veces más bajo que soluciones similares a nivel internacional" asegura Correa.
 
También se puede adquirir por medio de leasing con opción de compra. Instalar esta herramienta de monitoreo y control puede tardar tan solo dos semanas y los resultados se empiezan a ver a los dos o tres meses, mejorando sus indicadores de producción entre un 10% y 30%, afirman los emprendedores.

Uno de los primeros clientes de M&C fue la multinacional alemana Beiersdorf, que actualmente cuenta con cerca de 12 máquinas instaladas con esta herramienta. Esto les ha permitido tener información más sistematizada, representando un 30% aproximado de ahorro en tiempo administrativo para tomar acciones de mejora en el proceso. Otro de sus clientes es Coldesivos.
 
"La primera máquina en la que la instalamos pasó de trabajar de un 76% a 92%, disminuyendo sustancialmente los tiempos perdidos", comenta Yairton Millán, coordinador de producción en línea industrial de Coldesivos. Actualmente, ya la han instalado en ocho máquinas más y en una de ellas pasaron de un 56% de utilización a 77%. Pero para que estas eficiencias se logren, la instalación de los M&C debe ir totalmente ligada a una capacitación del personal que las operará pues "el éxito de la herramienta depende del uso que le de el ser humano a la solución", asegura Millán. Es por esto que Clay Ltda. se asegura de capacitar muy bien a los funcionarios de la empresa y de dar el soporte técnico necesario.

Clay Ltda. ya empezó su proceso de internacionalización. Por ahora atiende el mercado chileno en asociación con Alfredo y Juan Pablo Martínez, dos colombianos radicados en ese país. Pero sus planes a futuro se enfocan a buscar representantes en otros países de Latinoamérica, así como en aumentar las ventas del M&C en un 50% con respecto al año anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?