| 12/7/2007 12:00:00 AM

Control remoto

Supervisar desde el teléfono celular la evolución de las condiciones de los cultivos de flores, o del funcionamiento de la refrigeración y conservación de medicamentos, son solo unas de las alternativas que ofrece Telemetrik para facilitar el control a distancia de los negocios.

Lo que comenzó como un trabajo de universidad, se convirtió en el plan de negocio de las vidas de Gabriel Jaime Montoya y Oscar Darío Montoya, dos ingenieros egresados de la Universidad Nacional con sede en Medellín, que se han dedicado a brindar soluciones de telemetría a diferentes sectores de la economía.

Estos dos amigos, quienes iniciaron su vida laboral como empleados, constituyeron Telemetrik S.A. hace más de un año, aunque vienen trabajando en este proyecto desde inicios de 2005. La promesa de Telemetrik es permitirles a sus usuarios hacer el seguimiento de procesos de forma remota, utilizando las redes móviles. Hoy prestan sus servicios en cuatro áreas; cultivos de flores, vacunas y biológicos, sistemas de seguridad y tele medición de los contadores de energía.

En el caso de las flores, el sistema permite monitorear a distancia variables claves para el negocio como temperatura, humedad, luminosidad y corriente eléctrica, de tal forma que el empresario puede hacerle seguimiento a las condiciones de su cultivo a cualquier hora y en cualquier lugar donde se encuentre, con lo que a la menor señal de alerta, puede tomar acciones inmediatas y evitar grandes pérdidas. Las ventajas son tan evidentes que el Grupo Capiro, al cual le pidieron autorización para realizar una prueba piloto, decidió convertirse en su cliente y ahorrarse pérdidas por flor no apta para exportar por cerca de US$11.500 por hectárea al año. "Nos decidimos a contratarlos porque los hechos y los ahorros que logramos obtener en un año de prueba, nos llevaron a no pensarlo dos veces" asegura Carlos Manuel Uribe, gerente general de Grupo Capiro.

La relación costo beneficio para un cultivo es positiva, pues la inversión se recupera en menos de un año. El cultivo debe hacer una inversión inicial de alrededor de $20 millones por la primera hectárea y $4 millones por cada hectárea adicional. Actualmente, se encuentran haciendo pruebas piloto para la telemetría del sistema de bombeo de riego en Flores El Caribe y Flores Esmeralda y cuentan con una alianza estratégica con Asocolflores.

Otro uso que le han encontrado a su tecnología es la sistematización del control de vacunas y materiales biológicos, lo que realizan por medio de sensores, equipos electrónicos y un celular. Hasta el momento han realizado pruebas piloto para automatizar la refrigeración y conservación de medicamentos y muestras de laboratorio en el hospital Pablo Tobón Uribe y en MetroSalud en Medellín, donde han tenido una satisfactoria acogida y se encuentran en procesos de negociación. "La ventaja que nos ofrece Telemetrik es que podemos realizar el control de nuestras neveras de manera inalámbrica y nos evitamos reacondicionar nuestros espacios para el cableado que otras alternativas requieren", comenta Lina María Tobón, ingeniera en aseguramiento de metrología del hospital Pablo Tobón Uribe.

Por otra parte, estos emprendedores tienen una alianza con EPM para que esta refiera a sus clientes industriales a utilizar los contadores de energía con telefonía celular, teniendo en cuenta que la telefonía fija no llega a todos los rincones del país. Pero la aplicación no solo tiene usos empresariales. Por medio del celular, el usuario puede verificar si hay intrusos en su casa o cuidar de sus hijos a larga distancia.

"Estamos dinamizando un mercado, por eso hay que hacer pruebas y dejar que el cliente conozca el negocio", asegura Gabriel. Esta es una visión compartida entre Telemetrik y Celutec S. A., distribuidores de Comcel, su aliado estratégico en la parte comercial. Telemetrik integra hardware para que, utilizando las redes móviles, los usuarios puedan medir y controlar de manera remota un proceso y Celutec le demuestra a sus usuarios que los aparatos celulares que vende tienen muchas más funcionalidades. Es por esto que, bajo una alianza, Celutec provee a Telemetrik su fuerza de ventas y ambas empresas trabajan como un complemento.

El impulso que recibieron los amigos Montoya al haber sido reconocidos por Parque E, un concurso de emprendimiento regional, fue decisivo para que entendieran el potencial de su negocio. También influyó haber logrado ser beneficiarios de la ley 344, donde se declaró que el 20% de los aportes sobre las nóminas entregados al SENA se destinarían a programas de competitividad y desarrollo tecnológico productivo. Ayudados por la Incubadora de Empresas de Antioquia y gracias al plan padrino de Proantioquia, este par de emprendedores logró aterrizar su negocio y se enfrentó al mercado más sólidamente.

Llegar a lo que tienen hoy no ha sido sencillo. "Cerrar una negociación es tenaz. Por eso todos los días hay que darse la pela", comenta Gabriel Montoya, pensamiento que los ha llevado a generar alianzas estratégicas claves en cada una de las áreas que cubren y a captar cada vez más clientes. Así mismo, descubrieron que solos no podrían sacar este negocio adelante, por lo que vincularon tres socios capitalistas que no solo aportan capital para crecer el negocio sino que a su vez aportan conocimiento, experiencia y contactos en el medio.

Por ahora estos emprendedores piensan consolidar el mercado nacional en las principales ciudades. Esperan en dos años abrir mercado en los países vecinos como Ecuador, Perú, Bolivia y Venezuela, gracias a que sus soluciones son de fácil migración. Y saben que tendrán que trabajar duro en la consecución de aliados estratégicos locales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?