| 10/13/2016 12:00:00 AM

¿Basta con el pregrado para alcanzar el éxito?

La creencia es que tener una especialización o una maestría es un plus en el mercado laboral, tanto para acceder a un cargo más alto, como para obtener un mejor salario. Pero, ¿hasta qué punto son necesarios para lograr el éxito profesional? Análisis de Semana Educación

Cuando los jóvenes se gradúan de la universidad, el sector empresarial los recibe con escepticismo: más allá de un título, no hay nada que garantice que cuentan con las habilidades necesarias para desempeñar el trabajo para el que han sido contratados.

De hecho, como explica Alberto Serrano, presidente del Grupo Repremundo, los primeros años implican un alto costo para las empresas porque hay que destinar tiempo y recursos en formar a los jóvenes inexpertos hasta que se adaptan a las condiciones laborales.

Una vez esto sucede, los expertos coinciden en apuntar que, para ascender en la jerarquía de una empresa y optar a mejoras salariales, ya no es suficiente con tener un título de pregrado y contar con experiencia. Se requiere de un trabajador especializado.

Lea también: Un estudio de casi medio siglo revela claves para criar a un niño genio

Para Nicolás Borrero, gerente general de O Boticário Colombia, la mejor opción para lograr el éxito profesional es realizar un posgrado. “Hace más atractivos a los profesionales y obliga a la empresa a retener al trabajador como parte de su capital humano. Buscan que no se vaya a trabajar a otro lugar y aporte ese valor añadido a otra empresa”, explica.

Los posgrados son importantes para los empresarios porque aseguran la especialización del trabajador y una mayor profundización en los conocimientos adquiridos durante la carrera. Sobre todo ahora, cuando existe la percepción de una brecha entre lo que saben los estudiantes y lo que verdaderamente requiere el sector productivo.

De la misma opinión son Carlos Alberto Pinzón, líder de nuevas rutas al mercado en SAP, y Alberto Amaya Pedraza, gerente de Seguros Bolívar. “Las especializaciones y maestrías les dan habilidades a los empleados para que se vuelvan expertos en áreas específicas del negocio”, señala Amaya. Y añade que los posgrados que se eligen deben brindar conocimientos particulares, ahí está el plus de esta formación.

Por ejemplo, un experto en mercadeo tiene que enfocarse en marketing digital o en desarrollo de productos por medio de un posgrado, no optar por una maestría general en su área de experticia, explica Nicolás Borrero.

Lea también: La Universidad Mexicana que se inspiró en el programa ‘Ser Pilo Paga’

También se valoran los estudios de pregrado que formen al estudiante y futuro empleado en competencias y habilidades blandas, las socioemocionales. Cuestiones como el liderazgo, la conformación y trabajo en equipo y la capacidad de diálogo son las nuevas demandas de las empresas del siglo XXI.

Los posgrados les dan una gran ventaja a los jóvenes en el mercado laboral porque cada vez hay más competencia, explica Pinzón. Y, de hecho, son la vía para rentabilizar la relación costo-conocimiento. “Una persona experimentada suele ser costosa a nivel de salario.

Una persona joven es menos costosa, pero tiene también menos conocimiento. Entonces, si viene con posgrado, aun cuando no tiene experiencia, se podría decir que el posgrado complementa el conocimiento y el costo sigue bajo porque se amortiza en beneficio de la empresa”, concluye.

Lea también: Al menos 59.000 usuarios del Icetex están en deuda con el sistema

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?